03 febrero 2009

Los jinetes del Frío


Posiblemente los pueblos nómadas mogoles ( o mongoles) sean los mejores jinetes del mundo, junto con numerosas tribus árabes. Los pastores mongoles se asientan en Asia Central, más concretamente en la República de Mongolia, en las frías estepas asiáticas, junto a la desembocadura del río Gobi. Construyen sus tiendas con fieltro y se denominan Ger. Viven fundamentalmente del pastoreo de camellos, ovejas y cabras, de los que elaboran el yogur y el queso que son productos básicos de su dieta; aunque la actividad que más les identifica como tribu es su veneración por el caballo, concretamente los przwalski, una raza equina muy antigua. Son caballos más bajos que los árabes o los españoles.La doma y monta de este bellísimo enaltece a esta tribu y forma parte de sus más arraigadas costumbres, representa además la pericia del jinete y el control del animal por parte del hombre. Está presente en la mayoría de las celebraciones y los niños y niñas aprenden muy pronto la monta. Los desplazamientos por tan inhóspita geografía serían casi imposibles, aunque bajos y más cortos de patas, éstos ejemplares se caracterizan por su rapidez y adaptación al medio, el cuál en invierno puede tener temperaturas de -40ºC.
Los Przwalski son caballos salvajes y como muchas otras especies de nuestro planeta sufren un serio peligro de extinción debido sobre todo al cambio climático y las cada vez más bajas temperaturas. Los pastores tambien ven peligrar su modo de vida, pués sin este animal es difícil la vida en la estepa.

22 comentarios:

Troba dijo...

Hay que galopar de nuevo!

besos!

Sharif dijo...

El estilo de vida de estos pueblos corre peligro desde hace mucho tiempo, pues al ser básicamente nómadas no encajaron ni en el comunismo ni tampoco lo harían en una sociedad industrial. Sus caballos al parecer son únicos y efectivamente peligran como el tipo de vida de sus dueños, no solo por la economía, sino por los cambios climáticos.
En cuanto a los términos 'mogol' y 'mongol', en general utilizamos el primero solo para referirnos a la dinastía musulmana que gobernó en la India entre los siglos XVI y XIX y que eran aparentemente descendientes de Tamerlán.

Gizela dijo...

Qué lindo video, Ginebra.
Es de los que reconforta y te dice que no todo está perdido.
Muy hermosa la obra de reinserción de ese hermoso animal.
Es realmente esperanzador, saber que existen personas en el mundo que se preocupan de generar vida y no muerte en la naturaleza.
Feliz semana
Muchos besos
Gizz

amateur1965 dijo...

Veré el vídeo en casa que aquí no puedo..

un beso

Toxicosmos dijo...

Estas tribus parecen condenadas a desaparecer, a no ser que todo cambie.
Destruimos tribus, lenguas, animales... como si no importara nada.
No sólo el cambio climático, la globalización y su respectivo capitalismo también tienen la culpa.
Como siempre, un placer leerte y aprender con tus posts.

Besos.

Denavegantes dijo...

Estos paisanos que nos resultan tan exóticos, si vivieran entre nosotros estarían alienados por el sistema. Por ejemplo esos niños dejarían de montar esos caballos semi-salvajes y se incorporarían a la escuela y sus padres estarían en el punto de mira si les permitieran montar con tan pocos años. Tal vez el hecho diferencial es el que nos llama la atención, además del estilo de vida. Por lo demás todos fuimos, pertenecimos o dependimos de una tribu y ahora vivimos de un modo diferente, no es ni malo ni bueno, es diferente. Me encanta el trabajo, los chicos y los caballos, pero con el frío que hace no podrías habernos llevado de viaje a Costa Rica pongo por caso?. Saludos.

Juan Luis G. dijo...

Caramba, Ginebra, veo que has estado de reformas ;-)

Qué preciosidad. Mongolia es uno de esos sitios a los que aún no ha llegado el efecto de la globalización. Un lugar distinto, donde poder perderse.

Un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

Noble pueblo el de los mongoles, y es una pena que la globalización amenace cada vez más a pueblos como éstos, que, al menos en apariencia, parecen ser felices tal y como están, sin DVDs ni esas cosas tan necesarias para nosotros.

Por cierto, gracias por pasarte por el blog, que ya sé lo liada que estás últimamente. Esperemos que te deslíes pronto.

Besos

Oteaba Auer dijo...

Desconocía la historia de estos caballos en peligro de extinción como tantísimas especies del planeta que a su vez, transforma la vida de los habitantes de la zona.
Gracias por contarlo.
El vídeo precioso
Besos preciosa:)

GINEBRA dijo...

Hola a todos. Creo que DENAVEGANTES tiene razón: si estuvieran aquí no podrían montar esos preciosos caballos y los padres estarían en el punto de mira por dejarles montar.
JUAN LUÍS, muchas veces he soñado en el Transiberiano y recorrer la estepa, parar y pasar algún día con estas tribus, son además acogedores con los viajeros, abiertos... quizás algún día deje de ser un sueño.
MÖBIUS, liada estoy, por éso mismo he decidido abrir los comentarios, cada vez paso menos tiempo aquí y creo que pasaré menos aún... puede ser también la actitud que tengo ahora, quizás se me pase. Siempre me encanta leer lo que escribes y cualquier rato pués os visito a todos mis enlaces.
TOXICOSMOS, recuerda que dijiste que vendrías a verme un día, te espero, no se te olvide. Besos.

OTEABA, a mí como me gustan tanto los caballos pués miro y leo cosas sobre ellos. En casa siempre tuvimos uno, de labranza, pero yo lo montaba estupendamente, desde bien chica. Ahora ya no lo tengo. La globalización será... Besos.
SHARIF, gracias por la aclaración sobre el término "mogol", eres genial!!!! Tienes razón, estas tribus nunca encajaron bien con ningún régimen gobernante, quizás precisamente este factor fuese su salvación.
GIZELA, me alegro de que te gustase el vídeo. Nos vemos.

Besos a todos y la próxima os llevaré a un sitio menos frío,jajajajja, que bastante invierno duro estamos teniendo por aquí. Besos

RAÚL dijo...

los caballos, los pastores, y como siga agravándose este desequilibrio atmosférico va a peligrar hasta el apuntador!!

abueloscrisytoño dijo...

Menos mal que la crisis pronto lo arreglara todo. El hombre debe acercarse un poco más a sus orígenes si no quiere perderse.

A.Cris

Sibyla dijo...

Los caballos, siempre me parecieron animales fascinantes y elegantes.
Es una pena el peligro de extinción, al que se ven amenazados.
Las tribus nómadas, nos dan muchas lecciones de vida a los urbanitas...

Un post muy interesante!

Besos:)

Queiles dijo...

Sempre me llamaron la atención las competiciones de los jinetes mongoles por su natural y ancestral pureza. Me encantaron los reportajes que de ellos vi y me parecen un milagroso baluarte de un tipo de vida propia de bastantes siglos atras pero que mantiene imperecedero un inexplicable sabor a frescura y principio.
Besos
P.D. ¿Como te fue?

GINEBRA dijo...

Raúl, así será, no quedará ni el apuntador...
CRIS, SIBYLA, me parece que algo tenemos que aprender de la relación hombre-naturaleza. Las tribus más antiguas parecen adaptarse al medio y vivir perfectamente junta a él. Nosotros hemos perdido esa capacidad. Besos

QUEILES, me fue muy bien. Me gustó. Un beso

Aureliano Buendía dijo...

Un toque de cultura...

¿has montado alguna vez a caballo?... yo hace... a ver que recuerde..... hace 10 años que no monto a caballo pero hasta entonces montaba casi todos los fines de semana.

Estos animales transmiten una serenidad enorme...

Un beso desde Macondo.

Naveganterojo dijo...

Pues nada, otra especie que desaparecera como no se haga algo ya mismo, aunque creo que a nadie le importa que desaparezca, ni la especie ni los nomadas, todo el planeta esta preocupadisimo por que no puede pagar el chalecito o el cochazo ultimo modelo que se compro con los creditos basura, ¿que nos importa que desaparezca lo que sea o quien sea?.
Es tremendo pero es la realidad.
Un abrazo amiga mia

Eterna dijo...

Que vuelvan libres como el viento.

David dijo...

Viven mejor que tu y que yo...
UN SALUDO

arena dijo...

tu rincón me ha parecido maravilloso, enhorabuena navegante....

Condevolney dijo...

Hoy he cabalgado a pelo en el potro salvaje, hoy he volado como voló Gengis Kan en su estepa de acero imperturbable, hoy he relinchado como un takhi y mis crines he trenzado para dejar que un feroz mogol viento las despeine, hoy soy un poco más consciente del peligro de tu ausencia, hoy voy a felicitar a Ginebra por dejarme compartir este lamento y desde hoy tengo que resurgir como ave fénix, como el más agudo y enorme grito para decir BASTA, basta de devastar naturaleza, de reventar el planeta azul que nos sigue mimando con su enorme complacencia y basta ya de mirando para otro lado.

Desde mi alma farolera me pongo a currar en lo que deba.

PD: No lo tomes como invitación (es el momento el que escribe) pero me gustaría que escucharas a un músico amigo si pasas por mí, bueno tu casa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

A galopar buscando una historia que sbae de incursiones, de batallas, de grandes guerreros.
Saludos!