23 marzo 2009

El Legado de Ferrer


Está muy enfermo y va a morir. Un día de éstos cerrará sus ojos, esos mismos ojos que han visto tantas cosas, y morirá tranquilo y supongo que en paz, porque morirá como ha vivido, en paz consigo mismo.
Dicen que los ángeles no existen, pero eso es una estupidez. No existen los ángeles del cielo, pero sí los ángeles terrenos, que son precisamente los que los humanos necesitamos, ángeles como Vicente Ferrer, un hombre ya mayor que ha entregado su existencia a mejorar la vida de los más pobres, de los marginados en los espacios más subdesarrollados del Planeta, como Anantapur, en la India, un lugar olvidado por la mayoría de los gobernantes indios y poblado fundamentalmente por los parias o intocables, los más desfavorecidos del injusto sistema de castas que aún pervive en la sociedad india.

Leí que participó en la guerra civil española en el bando republicano porque fue llamado a filas con tan sólo 16 años (la Quinta del Biberón), que estudió derecho y que ingresó en la orden jesuita... que viajó por África como misionero y que supo desde muy joven que quería dedicar su existencia a mejorar la vida de los más desvalidos... Puede que estuviera loco, porque hace falta un punto de locura para tomar una decisión semejante y abandonarlo todo por un sueño. Ha conseguido premios y reconocimientos internacionales de toda índole, pero, sobre todo, ha conseguido salvar de la pobreza a miles de personas.
La fundación Vicente Ferrer que creó con su esposa Perry se encarga de la educación de muchos niños pobres y acoge a enfermos de sida, mujeres maltratadas, viudas y todo tipo de personas desvalidas, así como ayuda y asesoramiento a campesinos indios y formación de talleres y pequeñas empresas que sostienen las economías familiares de muchos hogares en Anantapur.
Decir Vicente Ferrer es hablar de un hombre grande, inmenso... un ser humano excepcional que no se irá nunca porque su semilla ha prendido en forma de un inmenso árbol que cobija a muchos con su sombra, como apacible oasis en el desierto.

19 comentarios:

RAÚL dijo...

esta es la gente a la que habría que santificar cojones, y no a los puñeteros escrivás de turno!! si es que esta iglesia de dios... no hay por dónde cogerla!!

GINEBRA dijo...

Raúl, pués no deja de ser paradójico que mientras el Papa se dedica a dar discursos de moralidad y abtinencia en el continente más castigado por el SIDA COMO ES ÁFRICA, Y QUE DIGA QUE EL USO DE CONDONES AGRAVA LA ENFERMEDAD, esté muriendo un verdadero santo padre de muchos hombres y mujeres que estaban sentenciados desde el momento mismo de su nacimiento... no lo dije en el post porque lo olvidé (siempre olvido lo más importante) , esa es la Iglesia de verdad, la humanidad del hombre... Besos

abueloscrisytoño dijo...

Tienes un regalo en mi blog. A.Cris

Transgénico dijo...

Adorable criatura de mis oníricas "correrías": toma mis ojos y acompáñame a mi reino. Desde aquí arriba podrás lanzar rayos de destrucción eclesiástica.
Un beso

GINEBRA dijo...

Cris eres un tesoro gallego reina de las camelias más bonitas del mundo mundial... Gracias y besos.

TRANSGÉNICO, jajajajaja, de tus "correrías", pués gracias por las vistas desde ahí arriba y no dudes que iré a tu reino y ambos pondremos "patas arriba" y "patas abajo" a la institución que tanto se lo merece... además usaremos condones a pares (sólo por "joder", me sumo a tus dobles sentidos). Besos "airados", ya sabes...

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas noches, Ginebra, a Vicente Ferrer, lo conocimos hace unos años la escuela de musica la Guineu, donde Alba cantaba en la coral, los Petits cantaires, se junto al homenaje que se le hizo en un recinto de la montaña de Montjuich, alli comprobamos y nos enteramos de la labor tan importante que desarrollo, contra viento y marea, ganandose con amor que no con promesas sino con recursos a esa parte del pueblo hindu, con grandes dificultades.
Enseñandoles las maneras de trabajar la tierra entre otras cosas.
Los jesuitas nunca han gustado demasiado ni poco a la Iglesia, sobre todo este hombre que tenia su fe particular, no puedo decir que es un Santo, pero seguro que las gentes de su alrededor lo veneraran com tal.
Esperemos que la saga que comenzo siga por buen camino.
Que los Dioses lo acojan y le den descanso y tanto amor como el compartio.
Gracias por el recuerdo.
Besos, querida amiga.
Jesus

GINEBRA dijo...

JESÚS, pués creo que fue un honor conocer a esta persona tan entrañable y humana y creo que Alba lo recordará siempre, como vosotros. La verdad es que tenía su fe particular muy distinta a la marcada por la Iglesia (eso se nota, pués entre otras cosas no quiso riquezas y parabienes en su persona, cosa que a las jerarquías les engatusa sobremanera) creo que siguió la voz de Cristo, al lado de quienes lo necesitaban y lo hizo fantásticamente bien, de matrícula de honor... Besos y buenas noches

Sharif dijo...

Pues son precisamente estas personas que lo dejan todo por ayudar a los demás que hacen la diferencia en un mundo de barbarie. Y es justo ése el mensaje cristiano y no la sandeces que otros en nombre de Dios dicen por ahí.
En fin, los jesuitas han sido siempre un arma de doble filo en la Iglesia Romana pero da gusto saber que haya gente con vocación verdadera por el prójimo y no solo hipócritas.
Un beso.

Queiles dijo...

La sombra de Ferrer no tiene más remedio que ser alargada, ya que será la sombra de un gigante de la solidaridad, de un inmenso hombre que merece ser proclamado como ejemplo, por mucho que les duela a los adeptos del capitalismo salvaje. Y si amiga, si hay ángeles, no tiene sentido que se la pasen en el cielo banqueteando cuando la tierra necesita de tanto buen mensajero de paz y concordia.
Besos solidarios.

Gabriela dijo...

Esa es la gente necesaria, en este mundo que a veces deseperanza.
Esperanza, alli tiene nombre y apellido...Vicente Ferrer.

Que sea semilla y se lleno de ellos.

P.D.SAntificar...pués quien necesita...


Besos.
Gaby

Moisés Márquez dijo...

Vaya, da gusto leer algo así tan temprano.

No conocía a este hombre. Y, la verdad, los demás que han dejado comentarios han dicho ya de todo :)

Un abrazo!

GINEBRA dijo...

SHARIF, es cierto lo que dices sobre los jesuitas, han sido un arma de doble filo y , a veces, no con muy buenas relaciones con el Vaticano. Algunos de ellos, como Ferrer terminaron por abandonar la Compañía y seguir sus propia voluntad interior o incluso militar en movimientos campesinos en Latinoamérica... Besos matinales y mil gracias por tus interesantísimos envíos...

QUEILES, éso de banquetear en el cielo me ha gustado mucho, jejejejejeje, me hago una idea. Yo creo que este hombre es un ser humano excepcional, que tendrá sus fallos y detractores como es lógico, pero que ha dejado una gran estela en cuestión de solidaridad. Siempre lo he admirado y me hubiese encantado conocerle y charlar con él, esa es una espinita que tengo clavada. Aún no ha muerto, pero nuestros caminos no se cruzaron nunca... ¿tú no desearías con todo corazón conocer a ciertas personas a las que admiras e incluso idealizas????

GABRIELA, hola niña... pués éso: que su semilla se extienda. Creo que ya lo ha hecho, pués la fundación que lleva su nombre tiene muchos socios en el mundo. Funciona también el apadrinamiento. Tiene seguidores y colaboradores... él ya ha hecho todo lo que podía y más, creo yo... mil besos para vos, señorita del hemisferio sur.

MOISÉS, anda, ¿cómo no habías oído hablar de él, si ha tenido premios muy importantes??? bueno, yo tampoco había oído cosas de las que me entero en su blog, señor Moisés, cosas de ciencia y bien interesantes... Muchos besos.

Emma dijo...

Vicente ha ido dibujando lo que ya es una larguísima estela de seguidores y colaboradores...
Ya podrían tomar ejemplo los gobernantes... Querer es poder, y a ellos les sobra (poder me refiero).

Besos.

Juan Luis G. dijo...

Un gran hombre que sería un santo incómodo. Un ángel con los pies en la tierra, que son los que hacen falta.

Un abrazo.

Transgénico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Naveganterojo dijo...

Que razon tienes al decir que los angeles terrenales son los que nos hacen falta.
Y no son precisamente personas de ideologia catolica,(pues esos solo son angeles para ellos mismos y sus blosillos), son personas con la mente abierta, con pensamientos humanos, con ideas avanzadas y muy pagadas a la tierra, con un afan increible de ayudar sin pedir nada a cambio.
Muchos Vicente Ferrer ha de haber sobre la faz de la tierra para que el mundo cambie para bien.
Un abrazo

GINEBRA dijo...

Seguidores tiene. Creo que la bondad de la gente nada tiene que ver con la educación religiosa y mucho menos con la religión. Yo creo que este hombre se dió cuenta de ello y actuó sin "etiquetas", según le dictó su conciencia porque, en definitiva, ésta, la conciencia, es el juez más severo y creo que la mayoría sabemos distinguir el bien del mal , lo que ocurre es que nos falta decisión, somos cómodos, pensamos más en nosotros mismos.... Bueno él es diferente por esas cosas y más. Besos y buenas noches a todos.

Naveganterojo dijo...

Amiga, a mi tambien me hace ilusion recibir tus visitas.
A veces que alguien nos visite nos da lo mismo, pero hay personas que te gusta que te dejen un simple comentario, y.. tu eres una de ellas.
Un abrazo y buenas noches

Queiles dijo...

Cierto, llevas razón , hay tanta gente a la que admiro y quisiera conocer...
Besos y, por favor, no tardes mucho en volver