23 julio 2009

Castillos de arena

castillos de arena
Castillos de arena.
Ingenuidad es un sustantivo que viene a significar, en su amplia acepción , sinceridad, candor, visión positiva del mundo, buena fe... aunque este término puede emplearse (y se emplea frecuentemente) de forma peyorativa; de tal modo que llamamos ingenuo al individuo que desconoce la realidad o no está informado de las cosas, por ejemplo.
Inocencia e Ingenuidad pueden equipararse en sus respectivos significados y ambos términos tienen un matiz positivo o negativo, según en el contexto en el que se empleen.

Ingenuidad e Inocencia son palabras que nos sirven para definir, por ejemplo, la forma de actuar de los niños, así que irremediablemente, así lo veo yo, se convierten en bondades y, por tanto, no observo ninguna carga negativa porque, precisamente, la forma de ver el mundo que tienen los niños, su visión de la realidad, es diferente a la nuestra y, en el fondo, nos entristece , incluso envidiamos, haber perdido esa facultad de apreciar o mirar "con otros ojos".
Pero ¿en qué momento perdemos esa facultad? ¿Existe la posibilidad de recuperarla de alguna forma, aunque sea en "dosis pequeñas"? ¿son esos a los que llamamos "locos" los que aún son ingenuos o inocentes?
La realidad que nos envuelve puede ser terriblemente amarga o lo contrario , hay muchas formas de verla o de aproximarse a ella, muchas actitudes (quizás podría llamarse así). Hay gente que mira la realidad, pero no la ve. Otros ven únicamente su lado más oscuro; los hay que son capaces de extraer alguna brizna de luz dentro del caos y la oscuridad y los hay que miran, ven e intentan transformar lo que no les gusta ( pienso que éstos últimos son individuos imprescindibles en este mundo, héroes anónimos en la mayoría de los casos).

reciclaje
Reciclaje. Foto de Ginebra.
Mirar y Ver, pero también "maquillar lo terrible" de cada día en este mundo de todos. El ser humano, El Mundo, necesita, desde mi punto de vista, enormes dosis de Inocencia, nos urge mirar las cosas de forma ingenua. ¿No podría ser un paso previo para transformarlas?. La Realidad hay que reciclarla cada día: Necesitamos quedarnos con lo bueno y agradable y desechar lo corrupto y lo que hiede, alejarlo de nosotros, de nuestro entorno y tratar de que no salga del contenedor de basura.
Soñar en definitva es una forma de vivir otra Realidad o de reciclarla ...y tan importante es soñar como intentar que el que está cerca no pueda dejar de hacerlo.
Puede que, al final, "los castillos de arena" sean más sólidos que las fortalezas de piedra.

22 comentarios:

jorge dijo...

Yo he optado por confiar en la gente.

A las personas que llegan nuevas a mi vida no las cargo con los naufragios de las anteriores, siempre confio (ingenuidad evidente).

Tienen su oportunidad. Si me fallan, es dificil que lo olvide. Siempre recordare el engaño.

Y como digo en mi casa: Hay que encontrar algo ilusionante cada dia.

Sharif dijo...

Como Jorge, decidí que todos (o casi) merecen una oportunidad, pues no se puede vivir en la eterna paranoia, pero una vez perdida la confianza en alguien, mejor doy vuelta a la hoja.
Por otro lado me pregunto si los niños son tan ingenuos como creemos y si eso significa forzosamente bondad generalizada o simplemente un proceso de adaptación que comienza...
Un beso.

GINEBRA dijo...

Jorge, me parece bien éso de confiar a priori, yo también suelo hacerlo, aunque no me refería yo en este post al dilema confiar o no en los demás, más bien a la forma de "acercarnos a las cosas" y a la necesidad o no, de conservar la inocencia o algo que se le parezca... en fín, sea como fuere me gustó tu visita, tu actitud y tu comentario. Y Síii, debemos encontrar algo ilusionante cada día porque si no la vida sería insoportable, ¿no crees?

Sharif, buena pregunta ésa de si los niños son tan ingenuos como creemos o es un proceso de adaptación que comienza... Mira, seguramente sean las dos cosas: son ingenuos hasta que aprenden (les enseñamos nosotros los adultos en gran medida, no hay que olvidarlo)quizás a "perder la ingenuidad" porque entre otras cosas les enseñamos "a luchar en la vida", no????. Bueno, besos reflexivos después de la siesta, que por cierto en mi caso ha sido reparadora al máximo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Te has dado cuenta? los contenedores parece un par de parejitas, mirando como se pone el sol... jajajaj habré tomado demasiada azúcar esta tarde, estoy demasiado acaramelado.

Saludos!

Mª Angeles y Jose dijo...

Yo prefiero sacar lo positivo de todo, aunque sea muy malo.
Realmmente todo momento en la vida por muy malo que sea tiene su lado positivo y con el tiempo lo descubrimos.

Deberiamos probar por un dia a comportarnos con esa inocencia perdida....
saludos.

PSYCOMORO dijo...

Es curioso; los niños siguen teniendo esa facultad, cercana a una maravillosa locura, que les permite ser valientes. Los adultos miramos y le llamamos ingenuidad pero no hacemos nada más que escondernos de cuanto podríamos llegar a hacer si aprendiéramos a mirar las cosas con ojos de loco, sin prejuicios, pronósticos o seguridades. Eso nos haría tan fuertes que no nos avergonzaría sonreír, ni llorar, ni tocar... reciclaje de piel de seda, contenedores de sueños por descubrir. Un beso... se te ha echado de menos !!!

DENAVEGANTES (c) dijo...

Comparto el optimismo y lo positivo del post, también añadiría que siempre hay un espacio para la maravillosa ingenuidad. Nunca llegamos a saberlo todo, y es más frecuente creer que ser. Cada vez que aprendemos algo, encontramos un matiz que deja a la ingenuidad más débil. También las relaciones de los adultos, sobre todo entre desconocidos, esos primeros instantes, tratan de saber si ese aspecto de ingenuidad es real o pura actuación. Así es que no creo que la ingenuidad corresponda solo a los niños, nosotros somos muy ingenuos a nuestra manera claro.

GINEBRA dijo...

Sonrisa, qué imaginación!!!! dos parejitas viendo la puesta de sol, no se me había ocurrido pero puede ser!!!! Lo bueno de la fotografía es que cada uno ve lo que quiere ver. Me gustó tu apreciación. Besos.
p.d. cuidado con las sobredosis de azúcar, jajjajajaja

Mª Angeles,pués si un día todos fuésemos ingenuos seguro que sería un día inolvidable, no habría la mala leche contenida y explícita que sueles encontrarte cada día. Besos

Psycomoro, yo creo que nuestros prejuicios y sobre todo "el que dirán" nos inhiben y nos restan naturalidad, ingenuidad y todos estos valores propios de los niños. Graacias por echarme de menos, siempre es agradable que se acuerden de una. Eres un encanto de hombre. Besos

Denavegantes, bueno yo creo que nuestra ingenuidad (generalizando) no es tal, al menos no como la que describo. Yo creo que "siempre estamos con la mosca detrás de la oreja". Que pienses que siempre hay un espacio para la ingenuidad es maravilloso en sí. Besos de buenos días.

Moisés Márquez dijo...

Tengo que ser sincero. Realmente estoy demasiado dormido para decir lo que realmente diría estando más ... siendo más persona. Así que intentaré dejar el comentario "bueno" para otro momento, si el tiempo, el calor (y la piscina) me lo permiten.

Un besazo!

Danilo Parte, alias, Martín iconli Mon dijo...

ves com se hunde tu castillo de arena...

Juan Luis G. dijo...

Hola Ginebra.

Un mensaje necesario, positivo y optimista. Lo malo es que el problema inmobiliario, que está fatal, también afecta a los castillos de arena.

Un abrazo.

P.D.: Perdona que estos días esté algo "huevón", pero ya estoy con lo tuyo y en breve aparecerás por mi blog.

Raul dijo...

¡Vaya Blog chulo que tienes!
Me alegro de haberlo encontrado...
Un saludete y gracias por visitarme.

Queiles dijo...

EEyy!! ¡Cambió usted su foto! Supongo que es fruto de esos dias que pasó en la playita jajaja Ya leí su enfado por La Gata (Lo añadí a la columna de mi blog junto a la crónica que hizo El Pais). Sigo por acá solo que estos dias está uno mas disperso.
Besos desde la orilla de ese arroyo de la inocencia y la novedad.

P.D. Siempre se agradecen los Credence

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenos dias Ginebra, que bueno que estes de vuelta y que bien te lo habras pasado en Gata, lastima que al final la gilipollez politica y la falta de webs para quitar del medio a los autenticos destrozadores de las costas españolas, con esos mostruosos hoteles a pie de Playa, etc... Por consiguiente se cargan a los pequeños y enrollados chiringuitos de toda la vida que hacen un buen servicio turistico, para cumplir con el mandato de la jerifalcia Europea, que pretende justificar el sueldazo que se ganan con esas leyes que estan hechas con falsa intencion, pues permiten una doble interpretacion a los politicos para continuar con el chollo.
"Ingenuidad"....."Inocencia", personalmente estos conceptos los aplico a los bebes o niños de 5 años, en general y aun asi dependiendo de las circunstancias familiares que les rodeen.
Soy de los que ve briznas de luz en este caos pero tembien creo en la denuncia de lo que no me gusta para mi familia y por ende para los demas. No obstante no me siento un heroe o algo asi.
El problema de la realidad, que no deja pasar a la Ingenuidad en la que de existir habria felicidad a raudales y tal vez moririamos mas en paz de lo que morimos, aunque esto ultimo es relativo ya que hay quien vive opulentamente y su realidad es otra. Y a tenor de esto, creo que la tradicion ancestral que bombardea las mentes a traves de los medios de comunicacion con el mantenimiento de la idolatria servil, (vease en las noticias de la tele, o en los diferentes programas deportivos, asi como en los campos de futbol y sus idolos de barro o los mitines politicos de uno y otro); ademas de los juegos interactivos, programas infantiles, descontrol e ingenuidad de ciertas familias en el acceso de sus hijos a Internet, el propio Internet, no siento que todo esto se haya de extingir pero si soy partidario de que la educacion respete la Ingenuidad o la Inocencia de los mas jovenes otorgandoles desde la infancia la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, es decir un respeto por lo comun y por la Natura.
Aunque me temo que todo esta reflexion no interesa a los poderes sociales.
Disculpa el rollo, esta calor me tiene las meninges alteradas, leyendo el principio de este post me enterneci pensando en mi infancia, luego... ya ves mi vision de la realidad, me vuelve loco.
Te deseo a ti y a tu familia que pasesis las vacaciones felizmente y a ser posible construyendo castillos de arena.
Besos.
Jesus

Gabriela dijo...

Hola linda! Me encantço tu post, y ahçi me vi...MI hijo mayor suele decirme ingenua, descalifacativamente, sino que açun con mi edad...(?) Sigo yendo asi, como naturalmente hacia las cosas... No se si esta bien, si esta mal...Soy.
Y prefiero a de barruntar negativo, quien querria salir al sol...

atuca dijo...

No, si todos somos inocentes. El problema, como dice "Shrek" a cuenta de los ogros, con el ejemplo de las cebollas, es de las capas.

Nacemos inocentes 100%, pero día a día vemos como, para proteger esa inocencia, debemos envolverla en capas. Capas, y capas, y, cada vez más capas, hasta que, aunque esté ahí, no seamos capaces de revelarla, a veces, ni a nosotros mismos.

GINEBRA dijo...

Gabriela, pués dile a tu hijo que tiene suerte de tener una madre "ingenua", esperamos que sigas así hasta que seas muy viejecita y seas más aún. Besos.

Atuca, me encanta Sherk, he visto todas las pelis. Ahora acabo de llegar del cine, Harry Potter con mi hija, me gusta como están hechas estas pelis, sus efectos especiales y la escenografía, la fotografía. Lo que me aburre es el guión, no he leído ningún libro pero la adaptación no me gusta.
En cuanto a las capas tipo cebolla, puede que sea como dices, la escondemos tanto (la inocencia y su amiga la ingenuidad) que no sabemos donde la ponemos y cuando queremos recuperarla ya no está, no la encontramos. Como dice Psycomoro, nos disfrazamos para evitar mostrarnos. Besos

Otro misterio de internet: mi foto voló de mi escritorio y de los comentarios, he tenido que volver a editar. Brujería también en los blogs, jejejejejejeje, no sólo en las pantallas de cine. Bueno, besos a todos y feliz noche

GINEBRA dijo...

Buenos días a todos.
Moisés, cuando "te mejores" vienes, jajajajaa. Besos

Danilo, puede que mi castillo se derrumbe, pero ya construiré otro más sólido como en el cuento de "Los TRes cerditos", Ginebra no suele rendirse nunca.

Juan Luís, pués eso que la especulación afecta terriblemente a nuestras costas y, por ende, a los castillos de arena (que pronto nos los hipotecarán)... No te preocupes, yo también tengo en mente escribir una entrada con tu foto, adelanté unas cosas aquí y lo haré cuando se me ocurra algo a la altura... Besos de finde, señor ciclista.

Raúl, a mí también me gustó el tuyo, muy chulas las fotos que tienes. Ya nos veremos.

Mi querido Queiles, ya te comenté en tu blog... ni idea que el país (supongo que la edición andaluza) había hecho una reseña.
Disfruté en la playa con los niños y construimos más de un castillo. En la foto del post buscaban agua haciendo un gran hoyo. Los ojos del más pequeño se iluminaron cuando encontró por fín lo que buscaba... ojos inocentes e ingenuos ante tal descubrimiento. ¿Qué te parece?. Te quiero cerca de aquí, así que no te me vayas muy lejos vale???? Besos

Jesús, de rollo nada, majo, que menudo pedazo de comentario sin desperdicio que has hecho.
Como bien dices los verdaderos culpables del estado de nuestras costas son los hoteles y empresas constructoras. Como siempre los peces gordos se comen a los pequeños y los que sobrevivimos pués asfixiados con la crisis que se inventan los primeros y así nos va.
Que todo es turbio, pués claro que lo es, pero yo también necesito ver una brizna de luz pués no soportaría la realidad tal cual, más que nada porque una no es feliz si ve miseria e injusticia alrededor. Lo que le pasa injustamente a un ser humano, a cualquiera, nos puede pasar a nosotros mismos.
Por eso decía que la ingenuidad y la inocencia son elementos imprescindibles, pero mucho me temo que los que dirigen el cotarro no han oído hablar de estos sustantivos.
En fín, besos, muchos besos que esos son gratis y gratificantes...

Antona dijo...

El primer golpe, que nos llevamos es el dia que te enteras quien son los Reyes Magos.A partir de esto, hostia tras hostia,pero hay que levantarse y seguir peleando.Que seria esta vida, sin luchar?
Que pases buen verano
P.D. Veo que estas haciendo unas muy buenas fotos.Felicidades
bss

Paco Guerrero dijo...

cada dia,me depertare con ganas de vivir,con dis claros o nublados,y intento seguir pensando en lo maravilloso del genero humano,con sus defectos y sus virtudes.
estoy contigo.
un abrazo

GINEBRA dijo...

Antona, me dió alegría verte por aquí.. jejejejeeje, ya voy manejando un poco la cámara, ¿ves? tenías razón. Gracias por tus ánimos, siempre lo recordaré. Te quiero,un beso.
p.d. cuando vuelva a Madrid haremos fotos juntos, tienes que enseñarme rincones que a tí te gusten, vale?

Paco Guerrero, es cierto lo maravilloso del género humano con sus defectos (muchos) y virtudes (también muchas). Besos

Emma dijo...

Podríamos decir que estamos viciados. Viendo y sintiendo siempre bajo el mismo prisma.

Para captar la atención de un niño y asegurarte de que escucha y entiende lo que le estás diciendo, a veces hay que ponerse a su altura y hablarle mientras le miras a los ojos.
Pues quizá tenga que ser así con lo que nos rodea, dejar que la realidad nos mire frente a frente y nos explique que hay otras formas de afrontarla.
Gran reflexion Ginebra. Besitos.

P.D.: Me encanta la ingenuidad infantil.