17 agosto 2009

Afganistán: El país de las cometas




Afganistán debió tener su momento de gloria hace mucho tiempo, ni los propios afganos lo recordarán. Tiempos de paz y de convivencia más o menos tranquila entre las tribus que pueblan ese país de "inexacta localización geográfica" (Medio Oriente en unos manuales o parte del subcontinente indio en la propia wikipedia).
Hay pocos países en el mundo tan castigados por la guerra, el hambre, el terror, la injusticia, el analfabetismo, como Afganistán.
Uno de los problemas cruciales es quizás la gran variedad de tribus y etnias históricamente belicosas que han tendido a disputarse territorios y a instaurar gobiernos locales. Los Talibanes son uno de los grupos más conocidos para nosotros los occidentales, tristemente célebres podríamos decir, debido a su rigor religioso, a la práctica de un fanatismo que ha estrangulado las libertades de un pueblo, sobre todo las libertades del sexo femenino durante su duro gobierno (1996-2001).

Una historia de guerras e invasiones han dejado una dura impronta, una huella imborrable en este lugar. La población civil sufrió duramente la invasión rusa en 1979, tras ésta, la guerra civil y el gobierno Talibán, seguido de la invasión americana de Bush y de nuevo la maldita guerra que deja a su paso huérfanos, hambre, enfermedad, mutilados, ruina, refugiados y desesperación en una palabra.
Cada vez que sale en televisión una imagen de este país me hago la misma pregunta: "¿es posible vivir ahí?". Pués vivir quizás No, sobrevivir es lo que hacen los civiles en este sitio "dejado de la mano de Dios" por utilizar una expresión corriente.

Afganistán prepara sus elecciones "democráticas" bajo las bombas de los talibanes del sur y el este del país y bajo la mirada atenta de los señores de la guerra y de todos los observadores internacionales. No es una democracia ¿cómo va a serlo ?. El gobierno tiene un poder más bien local que se diluye cuando se sale de Kabul, la capital, y el resto del territorio se reparte entre esos señores de la guerra, esos caudillos con rifles que hacen del narcotráfico y de la venta de armas, el negocio más próspero de este país, que salpica incluso al propio gobierno.
Unas elecciones que son más bien una especie de "comedia de colegio", pués en muchas zonas del país no se podrá votar.
Pero hay un dato esperanzador, un soplo de aire fresco entre tanta inmundicia: el voto femenino por primera vez en pleno siglo XXI. No todas las mujeres votarán porque las que viven en algunas zonas donde reina el fanatismo religioso no podrán hacerlo. Ni siquiera pueden presentar un documento que contenga una foto personal, con lo cual el fraude electoral está servido... Otras si lo harán y es importante que vayan a votar y hablen con su voto del país que quieren edificar, aunque sea más bien un deseo que no vaya a cumplirse a corto plazo.
De nuevo el analfabetismo y la falta de educación como serpientes que atenazan el progreso. Analfabetismo y fanatismo religioso, un cóctel peligrosísimo que coadyuda a que Afganistán no sea capaz de salir de la espiral de violencia en la que está inmerso.

Marc Foster dirigió en 2007 una hermosísima película que me llegó al corazón, Cometas en el Cielo. Reflejaba algunos episodios históricos como la invasión rusa en un país en el que era una fiesta volar cometas y colorear con ellas el cielo. Un país humilde, pero alegre,en el que no era delito escuchar música y donde las mujeres no tenían que ir cubiertas con un burka. El país de Amir y Hassan, dos amigos felices que se separaron cuando llegaron los tanques extranjeros y tomaron las calles. Una película que ,con enorme ternura y también con dureza ,nos muestra la evolución de este país desde 1979 a 1996 aproximadamente. Un país ahora gris que refleja desesperación y caos, un país olvidado, dejado, del que huyen sus gentes y que debe oler a metralla y a enfermedad.

Empiezo a creer que la única esperanza que le queda a esta tierra cercana al infierno es la voz de las mujeres, de las que pueden hablar y también de muchas otras a las que callan de forma tajante la falta de educación (no saben leer ni escribir) o la sociedad y las creencias salvajemente machistas en la que viven.







24 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Según nos decían en la escuela, hace unos cuantos siglos Europa no debía ser muy diferente. ¿Le harán falta a Afganistán 500 años y guerras de exterminio para llegar a algo mejor? Y aun más, ¿han de hacerlo por sí solos, o por medio de la injerencia internacional? Y en ese caso, ¿hay policía de la policía?

Como siempre, muchas preguntas sin respuesta.

Saludos

jorge dijo...

Tengo una pequeña anecdota con Afganistan.

Cuando los talibanes volaron los grandes budas hubo una indignacio internacional. En el insti hablando con un profe de fisica me comento el horror de esa accion.

Yo dije que lo verdaderamente horroroso era la situacion de las mujeres en ese pais. Que yo cambiaba los budas (accion horripilante, por cierto)por la normalizacion de la vida diaria de las mujeres.

Y no veo solucion.

Mª Angeles y Jose dijo...

Diosssssssssssssss, que destructiva es la religion y siempre la maltradada por todas estas leyes la mugeres.


Saludos.

Gabriela dijo...

Siempre sumas querida Ginebra!
Vi recomendaciones de la peli.
El relato de la situacion del pais, ciertamente, es tristísimo...
Desparejo
Habría que valorar algunas cosas...

Queiles dijo...

El gran problema de los talibanes; asi se llaman en Afganistan, en cada sitio reciben un terrorifico nombre.
No conocia "El telégrafo" y ya lo coloqué entre mis feeds. y te aconsejo "Osama" de Siddiq Barmack, es una película muy interesante.

Besos afganos que serán democráticos

Queiles dijo...

Precisamente el cine afgano es tan precario como combatiente. Nadie se explica que se puedan hacer allá películas.

La sonrisa de Hiperión dijo...

La verdad nos hará libres, pero sigue pareciendo que no a todos...

Saludos y un beso.

Gizela dijo...

No vi la peli, pero leí el libro.
Y ahora cada vez que veo alguna noticia sobre Afganistan, el recuerdo de ese país que el libro relata, me desconcierta y asusta.
Es una historia muy bella, pero ya en esos tiempos prósperos que se describen en el libro, notamos esa cultura machista que sigue generando estragos en ese país en contra de las mujeres.
Hassan era medio hermano de Amir
Tratado con mucha consideración,pero relegado al analfabetismo, educado como el hijo de un sirviente leal que no es tratado a las patadas, pero nunca educado para lograr superar las barreras que imponían culturalmente, ser un Hazara.
Un machismo que se refleja aun hoy día en los países de Latinoámerica, en los estragos que causa un paternidad irresponsable.
Y después los Talibanes.Su trato hacia las mujeres, era y es, peor que el trato a un perro sarnoso.
Fueron obligadas a usar el burka y han sido golpeadas y apedreadas en público por no llevar.Las ventanas de las casas tapadas para que nadie pudiera ver a las mujeres de la casa desde el exterior.
Obligarlas a usar zapatos silenciosos. Vivir en la miseria ellas y sus hijos, si se quedaban sin marido, porque no les era permitido trabajar.Pero sí escarbar de los botes de basura cercanos a los restaurantes, para obtener algo de comida.O no recibir asistencia medica, porque eran hombres los médicos
La mayor taza de muerte entre mujeres en el gobierno Taliban fueron los suicidios y los atropellamientos.El burka impedía la visión lateral.
Me pasa algo extraño, cuando pienso en ellos y su infinita crueldad con las mujeres.
Olvido la hermosa frase: no hay caminos hacia la paz, la paz es el camino....
Y me encantaría verlos freír vivos en una paila de aceite.
Un besote Ginebra, y perdona lo largo...pero este tema me revuelca las entrañas.
Linda semana para ti amiga.
Gizz

GINEBRA dijo...

Hola a tod@s, buenos días!!!!

Mobius, más o menos es lo que dices, siguen inmersos en una Edad Media oscura y atroz. No sé si necesitarán 500 años o cuanto tiempo, el problema es que no veo solución. Por eso digo que la única esperanza es un cambio radical, quizás sean las mujeres las que sepan sacar a ese país de la ruina... los organismos internacionales no hacen nada, como vemos diariamente. Besos

Jorge, la vida de una sola persona vale más que todo el patrimonio artístico del país... los taliban o talibanes son seres rudos,machistas, fanáticos que destruyen todo a su paso y siembran las oscuridad absoluta. Me duele la barbarie, el dolor de las mujeres y los niños y también la destrucción de un patrimonio que es de todos nosotros, de la humanidad... Besos

Angeles, en casi todos los países del Tercer Mundo, las que llevan el peso de los hijos e incluso del trabajo son las mujeres y resulta que ellas no tienen derechos, es realmente abominable. Besos

Gabriela, esta película, basada en una novela como dice Gizela, es preciosa y a la vez un documento de los sucesos que ocurrieron en ese país, se puede ver la situación desesperada de la población que emigra a Pakistán como refugiados. Besos

Queiles, tendré en cuenta tus recomendaciones, no lo dudes... esta peli tiene nacionalidad norteamericana, se tuvo que rodar en China y los niños actores no pudieron volver a Afganistán por un tiempo... en fín, una situación patética, no crees?. La democracia no va a llegar mientras haya violación de derechos, analfabetismo y desigualdades. Mientras el país esté en manos de los señores de la guerra no puede haber democracia. Besos enormes para vos.

Sonrisa, pués aquí la verdad no existe, sólo el punto de vista ortodoxo de unos pirados fanáticos que interpretan El Corán a su manera. Besos

Gizela, no tengo nada que decir pués tu comentario lo dice todo. Me ha encantado lo que hablas y más aún que te extiendas en un tema que pareces conocer bien. El libro no lo he leído pero creo que lo haré, pués si la peli es tan buena, creo que el libro no me decepcionará. Besos y buen día a todos.

Moisés Márquez dijo...

La falta de educación es mala en cada rincón de este mundo (y me refiero a los que no la quieren, no a los que no la reciben). Y los que se aprovechan de esa falta son unos monstruos. Allí y en cualquier otra parte. El problema es que ni unos aprenderán ni los otros cambiarán.

¿ Crees que es posible un mundo sin esos tipos de personas ?

Sara dijo...

Veré la peli...promete muchas reflexiones más...este problema es ya de esos que te ponene de mala leche, ¿eso es ser seres humanos? ¡QUE VERGUENZA! esto ya requiere otras vias más efectivas. Desde luego a veces echamos la culpa a la religión de las malas acciones que realizan los seres humanos, ¿en nombre de la religión? a veces no entiendo nada.
Como siempre ¡un placer leerte y saber que estás al pie del cañón, que continuamos con ESPERANZAS!
Un abrazote

DENAVEGANTES (c) dijo...

Es posible que la conclusión a la que has llegado pueda ser una alternativa, que sean las mujeres las que dibujen un nuevo paisaje es esperanzador. No obstante lo que subyace no es otra cosa que el fanatismo de la religión, eso es lo que se debería cambiar y eso solo es posible con la educación y el debate. Conocer, discrepar, construir, son adjetivos capaces de mejorar muchas cosas. Mujeres y debate son una buena formula, los hombres han dominado demasiado tiempo las estructuras y así nos va. Cuenta con mi apoyo. Saludos.

Oteaba Auer dijo...

Es para partírsernos el alma que lugares como Afaganistán donde el fanatismo religioso deja a las mujeres en las condiciones que has comentado y que todos sabemos.. Incluso materialmente capaces de cercenar diamitando enormes esculturas patrimonio de su propia historia...tantas barbaridades...
Como expresión también usaré "un pais dejado de la mano de dios"
Besos preciosa

GINEBRA dijo...

MOISÉS, pués yo creo que es posible un mundo sin este tipo de personas, pero tenemos que creerlo mucha gente y luchar como podamos, como nos dejen, aunque sea denunciando... Besos

Sara, creo que te gustará mucho, debes verla. Aquí hay una mezcla explosiva de fanatismo religioso, tribalismo belicoso, tradiciones machistas, pobreza... tantas cosas malas.. Besos

DENAVEGANTES, por eso decía, los hombres llevan gobernando este país (y casi todos) muchos milenios, si las cosas van a peor puede ser necesario que las riendas las tomen otras personas. Yo creo que en el caso de muchos países árabes con trayectoria religiosa extrema, las mujeres tendrían mucho que decir y creo que mejoraría todo. Son madres que ven morir a sus hijos de cualquier pequeña enfermedad, eso debe doler mucho... algunas están preparadas, lástima que sean una minoría y que acaben encerradas en su propia casa por denunciar como la líder birmana y premio Nobel de la paz (ahora no recuerdo su nombre)... en fín, que sería una posibilidad... Besos.

OTEABA, es que es una expresión muy adecuada para este país que ya es una especie de páramo... es vergonzoso todo y sobre todas las cosas, la injerencia internacional, comos "nos hemos acostumbrado" a ver. Besos y feliz noche a tod@s

PSYCOMORO dijo...

Quizás algún día aprendamos a mirar a la historia con cierta intención de no repetir las atrocidades que sólo notamos cuando es nuestra piel la que arde. La religión por sí sola ya habría acabado con la Humanidad; tan sólo la estupidez de muchos de los que la defienden a fuego lo ha evitado. Bella entrada. Besos.

abueloscrisytoño dijo...

Estremecedor, cuanto me duele la situación de esas mujeres que seguramente se revelaran muchas veces pero que también tendrán que callar para ayudar a sus hijos, y más a sus hijas.
No vi la pelicula, tampoco leí el libro quizas haga pronto las dos cosas, miedo me da la cruda realidad.
A.Cris

Ignacio Bermejo dijo...

Puedo contar tanto de los efectos nocivos de los sentimientos extremistas.... de la religion desmadrada, que me las guardare. Un magnifico post. Felicidades por tu sensibilidad. No todos pueden contar una realidad como esta tal y como tu lo haces. Un beso.

TSI-NA-PAH dijo...

Ginebra tienes un nombre embriagador y tu blog esta pero que muy bien ,he caido por aqui por pura casualidad ,ya vendre mas a menudo.Verdaderamente muy bien todo lo que aportas en este espacio.
saludos

Bitter dijo...

Ginebra, esa peli la vi y me dejó con el corazón aprtado, es tan linda y a la vez tan triste, y lo mejor es que refleja con bastante fidelidad la sociedad afgana, lamentablemente es así, y peor aún, la forma en que tratan a sus mujeres, es increible como ninguna organización internacional puede prestar verdadera ayuda.
Me gusta como fuiste enlazando las ideas para terminar hablando de la peli.
un abrazo

GINEBRA dijo...

Psycomoro, creo que el hombre es el único animal que no aprende ni a ver ni a mirar. Tampoco aprendemos de nuestros errores. Besos.

Cris, es estremecedor como lo es la noticia de la inminente lapidación de otra mujer en Irán acusada de adulterio. Para ello os invito a todos a pasar por nuestro blog ESTACIÓN ESPERANZA para poder enviar vuestras firmas a los responsables de este juicio injusto y así poder evitar, como ya se ha evitado en otras ocasiones la muerte de una persona.
Sería muy importante que lo hiciérais, por favor

GINEBRA dijo...

Ignacio Bermejo, gracias por tu visita y tus palabras; también a tí Tsi-Na-Pha, espero que nos veamos de nuevo.
Bitter, ciertamente la película es tierna, preciosa y triste a la vez, verdad? como me gustó verla y como lloré también!!! yo solita en mi sofá en medio de la noche (no la he visto en el cine) llorando a raudales con algunas escenas... bueno, un beso.

Ray dijo...

Afganistán, un país que esta en guerra.
Una guerra que estamos financiando y en la que estamos participando.
Las tropas españolas en una disfrazada ayuda humanitaria, reciben y pegan tiros por doquier y apoyan logísticamente las misiones yankis.

No vi la película "Cometas en el cielo", pero si leí la novela y me llegó y me llenó.

Besos cordiales

atuca dijo...

Desde luego que voy a firmar. Siempre firmo.

Respecto al tema principal, magnífico artículo, Ginebra. Como en otros sitios, la violencia, ya sea por unos motivos o por otros, pisotea a pueblos enteros sin esperanza.

El comentario de Gizela también me parece muy esclarecedor y su contenido ... terrible.

Milhaud dijo...

El problema de Afganistan es lejos de ser fácil de entender. En primer lugar está como bien dices las diferentes tribus históricamente belicosas que la guerra es lo que conocen, y con ello viven.

Si a esto le sumamos las continuas invasiones, las ventas de armas por parte de rusos y americanos para alcanzar el beneficio propio, así no es posible encontrar un camino para la paz.

Triste pero cierto.