06 enero 2010

Dentro de mí

Dentro de mí (serie macro)
Dentro de mí (serie, macro). Foto de Ginebra

Dentro de mí, podrás oír al viento cincelar las cumbres de las montañas y también escucharás el suave y lento gemido del mar, el romper de las olas en cualquier playa. La carretera de mi piel te conducirá hasta el Paraíso donde habita mi Revolución.

27 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dentro de todos nosotros, siempre está el rumor del mar!

Saludos y un abrazo enorme.

raúl dijo...

como diría bertín: dentro de ti, haaaay una estrella, si lo deseaaas, brillará :P

DENAVEGANTES (c) dijo...

Menudo e intenso viaje ese al que invitas. Hay sitio?

jorge dijo...

Uno de mis pelirrojos favoritos.

Una foto que fija la mirada.

Pero el texto...¡¡Ah!! eso es de calidad suprema.

"La carretera de mi piel te conducirá hasta el Paraíso donde habita mi Revolución."

Mientras releo por quinta vez este fantastico y evocador parrafo los coros repiten incesantemente el titulo de la cancion. Muy adecuado.

Ese parece un regalo de reyes insuperable.

Troba dijo...

Viva la revolucion :)
besos!

Sara dijo...

Yo...dentro de esa caracola
... he escuchado todo eso que tú muy bien dices.
Muchos besitos en este día de Reyes guapaaaaaaa.

Mª Angeles y Jose dijo...

Muy bonita...el desenfoque realza su belleza.

Besos

Adolfo Payés dijo...

Belleza de revolución nos entregas..

Excelente querida amiga.


Un abrazo
Saludos fraternos.

Queiles dijo...

Hola ¿Como sigues? Estuve algo desconectado pero ya vuelvo. Ya sabes, huyendo de la Navidad.
El interior de esa caracola se parece mucho al tuyo.
Besos

Paco Guerrero dijo...

me hago revolucionario ahora mismo,un abrazo.

Chousa da Alcandra dijo...

Ya, pero para poder conducir por esa carretera es necesario contar con la pertinente licencia...

Un bico revolucionario

Moisés dijo...

Ummmm ... me haces dudar .... yo creía que las mujeres teníais la revolución dentro de la cabeza ;)

Besos!

GINEBRA dijo...

Hola, buenos días a tod@s, días nublados y lluviosos, en esta tierra no estamos preparados psicológicamente para ésto, os lo aseguro. Hoy me he quitado unas escamas de los brazos, al quitarme el pijama...

Revolución, la de esta mujer es meditada y llena de pasión, a juzgar por lo que dice...
Me gustaron absolutamente todos los comentarios que aquí dejásteis, son geniales, no conozco mejor manera de empezar esta mañana (bueno, ahora salgo a correr,aunque llueva, ya me acostumbré a correr bajo la lluvia, que remediooooo).

Sonrisa, bueno, aquí más bien, como digo, el rumor de la lluvia, jajajjaja. Besos

Paco, jajjaajja, tú ya eres un revolucionariooooo. Besos

Chousa, siempre tienes una frase que da chispa a todo lo que dices. Lo de la licencia para conducir por esa carretera es total!!!!.

Raúl, hay días que brillamos (mi estrella y yo) más que otros

Denavegantes, intenso seguro... bueno sitio, lo que se dice sitio... es una caracola muy pequeña, jajjajja. Besos

Jorge, me encanta lo que comentas, jajajjaaja. Mira, podría haber sido un buen regalo de Reyes, es cierto. Besos

Sara, aprovechando los últimos días de vacaciones... Besos para tí y gracias por venir

MªAngeles, gracias. También opino que el desenfoque realza la belleza de esta pequeña caracola.

Troba, viva la revolución siempre, cuando la revolución se acabe, se perderán muchas cosas... Besos

Adolfo, aquí seguimos, intentado mejorar. Besos

Queiles, me alegra verte, siempre. Bonito lo que me dices, jajajjajaja, no me extraña que te eche de menos. Gracias. Besos

GINEBRA dijo...

Chousa, un comentario muy chispeante, jajajajajaja. Bueno, licencia pertinente se necesita sí... es carretera para conductores experimentados (por peligrosa), jajajaja. Besos

Moisés, en la cabeza está todo y es el motor que mueve lo demás. El sexo comienza en la cabeza también, en mi opinión. Besos

Juan Luis G. dijo...

Ya, pero los hay sordos como una tapia.


Besos.

celebes2 dijo...

La magia de la caracola dura lo que dura la niñez. Luego ya no oyes ni el rumor del mar ni el del viento en las crestas de las montañas, sólo un sonido perfectamente razonable.

Es lo grande de la niñez, poder disfrutar de la magia.

Besicos.

salvaguirado dijo...

Es curioso, pero por lo que se ve tú más que escuchar a la caracola te has dedicado a mirarla. Y muy bien mirada, decidiste dejar sin foco la puntita y el fondo, y decidiste ponerla en b/n. Puede parecer traído un poco forzado pero la siguiente foto que yo pensaba publicar (y que lleva preparada un par de semanas en lista de espera, jeje) era de una caracola y en blanco y negro... lo único que puedo decir es lo que diría un niño envidiosillo y mentirosillo (si fuera un hombre sería un poco patético): la mía es más grande.
Besos.

Pau Llanes dijo...

Feliz año tengas, Princesa... allá en tus territorios que alcanzas con la vista y trasciendes en tus sueños. Desde Xilitla, un ombligo del mundo, te saludo... Caminaré por ti, soy caminante, aborrezco las autopistas... Mañana caminaré hasta la sima de las golondrinas... a lo mejor te encuentras entre ellas. ¿Quién sabe?
Revolución... ummm... No sé. Hace tiempo que sólo creo en las revoluciones de los líquidos más íntimos, en sus temporales y catástrofes... Si acaso fuera Revolution...
Bonita foto, Ginebra. Estuve pasando el fin de año en las bahías de Huatulco y en la reserva de la biosfera. Allí aprendí a "ordeñar" caracoles púrpura... De púrpura tengo teñida todavía la piel...
Besos anudados para ti.

Chousa da Alcandra dijo...

Cuanto más peligro encierra más disfrute al conducir.
(En este caso aquel anuncio de cierta marca de automóviles que preguntaba "te gusta conducir?; la respuesta viene como botón al ojal: siii ;-) )

Ray dijo...

Me encanta... Si las caracolas pudieran hablar, nunca llegarían a usar mejor definición sobre si mismas.
Saludos cordiales

GINEBRA dijo...

Jajajajaja, Juan Luís, por supueesto, en este mundo hay de todo, como no podía ser de otra forma... resignaciónnnn!!! Besos y me alegro verte.

Celebes, creo que la historia que se cuenta no es para niños, más bien para mayores de 18, jejejejejeje. Besos

Salva, deduzco por tu explicación que la foto te gustó. No la miré demasíado, ella lo decía todo con la única mirada que hice. Fue la luz de la ventana, sobre todo éso.
Pues mira, lo de "la mía es más grande" lo he oído más veces, jajajajja. No es por nada.... Besos

Pau, pues ahí me gustaría a mí estar mañana, en esa cima de golondrinas que deben tener unas cuantas fotos. Verlas volar también invita a la reflexión, ciertamente. Me alegra tu visita, disfrútalo!!!!! Besos

Chousa, estoy de acuerdo, ese anuncio me gusta porque precisamente me encanta conducir. Las carreteras secundarias de montaña con curvas espectaculares son muy placenteras. Besos

Ray, es muy bonito lo que dices, debería preguntarle a alguna a ver qué opina... Besos

celebes2 dijo...

Me cojo la lectura para "todos los públicos". ;)

SOMMER dijo...

¿Se necesita carnet especial para circular por esa carretera?

GINEBRA dijo...

Celebes, valeeee, para todos los públicos entonces... Besos

Sommer, sí, un permiso especial, jajjajajaja. Besos

PSYCOMORO dijo...

"La carretera de mi piel te llevará al Paraíso donde habita mi Revolución". Sublime, Ginebra. La idea de entrar en la caracola y caminar esa carretera no podría ser más gráfica. Un beso.

GINEBRA dijo...

Psycomoro, jajjaajja, vaya, parece que el símil carretera-piel ha tenido éxito. Que mayor revolución que la pasión!!!!. Te envío besos helados hoy.

Mary dijo...

GINEBRA, es sublime la combinación de fotografía, texto y música. Es un placer. La fotografía me atrapó, y cuando conseguí salir, me quedé atrapada en el gemido del mar, roto en la orilla.

un besito