10 enero 2010

Desesperación

Armiño
Armiño. Foto de Ginebra

" En este lugar sin sombras ni horizontes todos hablan un idioma distinto y, sin embargo, se entienden. La primera impresión es que nadie trabaja, quizá porque no lo necesitan. Todos pasean, sonríen, se miran los anillos, se lamentan o reflexionan sobre como podría haber sido todo si todavía estuvieran a tiempo. Hasta ahora nadie me ha sabido decir nada de él. Cuando les muestro la fotografía en la que aparece montando un poni, dos años antes del accidente, me felicitan por tener un hijo así, pero nadie lo conoce ni lo ha visto nunca.

Estoy impaciente: ahora se ha acortado la distancia que nos separaba, me asusta no encontrarlo. Que la vida sin él no vale la pena he tenido demasiado tiempo para comprobarlo. Ahora, en cambio, me doy cuenta de que permanecer aquí sin él sería todavía peor. Por eso insisto hasta que , de tanto manosear la fotografía, se han ido borrando unos rasgos que, a estas alturas, ya deben de haber cambiado. Desde mi llegada, no he visto ni cementerios ni chimeneas. Aquí nunca se hace de noche y el sol tampoco sale, de manera que no sé si el tiempo avanza, retrocede o se estanca. Esto explicaría que aún no lo haya encontrado: quizás tenemos calendarios y relojes diferentes.

Quiero creer que, cuando me vea, de entrada se llevará una sorpresa y que, superado el primer impacto, la alegría de volver a vernos será más fuerte que el dolor de imaginar todo lo que he tenido que hacer para llegar hasta aquí."
(Una Fotografía. Relato de Sergi Pàmies en "Si te comes un limón sin hacer muecas")

26 comentarios:

GINEBRA dijo...

Un libro de relatos que llegó a mis manos por azar, como las cosas buenas que suelen ocurrir o las personas que más huella nos dejan...
muy recomendable por muchos motivos: no es demasiado extenso, es entretenido y muy denso, a pesar de sus pocas páginas. Es barato.Algunos relatos se leen más de una vez, es casi imposible no hacerlo, está muy bien escrito, en mi opinión, con una prosa sencilla y directa, sin pretensiones... Me gusta Pàmies.
Hoy nevó aquí. Esta ciudad hoy dormirá con un manto de armiño y algunos soñaremos en blanco. Buenas noches a tod@s

celebes2 dijo...

He oído de alguien que se come un limón sin hacer muecas, ... pero nunca desea nada.

Besicos.

jorge dijo...

De acuerdo en tu comentario sobre la obra de Pamies.

Me suele gustar la nieve cuando la veo desde el calorcito de mi salon, con una taza de café bien caliente en la mano.

Si, muchas veces el azar nos hace regalos.
Me suele gustar la gente que sabe reconocerlos y aprovecharlos.

¿Soñar en blanco? Dificilmente.

Chousa da Alcandra dijo...

Ese título me hizo recordar la habitual travesura que de niños hacíamos durante las fiestas del pueblo en el momento que tocaba la Banda de Música. Nos poníamos delante, en primera fila, chupando limones!. Es demoledor para los músicos. Sobre todo para los trompetas, ya que se les hace la boca agua y...las notas no les salen. Que malévolos; pero cuanto nos reíamos.

Tomo nota de la recomendación literaria, pero tu tápate bien con el manto de armiño!!.

Bicos dende a Chousa tamén con manto de armiño.

Queiles dijo...

Creo que ha nevado en toda España, incluso aquí. Me gusta mucho Sergi Pamies, por acá tengo yo uno anterior al que tu dices. Se llama "Deberia caérsete la cara de vergüenza" Mer gusta esa linea de relatos. Lee algo de Quim Mozó. Es muy buenio tambien.

Besos de armiño

Moisés dijo...

No es el final lo que importa ????

DENAVEGANTES (c) dijo...

Me ha impactado sobre todo el tercer trozo. Qu profundo dolor tan sutilmente descrito.

raúl dijo...

con cara de comer limón estamos todos estos días, de puro frío!! un relato muy sugerente, igual que el título del libro. me lo apunto.

salvaguirado dijo...

Dos cosas: una, me apunto el libro para leerlo en cuanto lo pille (los párrafos que has elegido me encantan), y la otra es que tu foto es magnífica, muy bien encuadrada con los árboles en la diagonal y la cerca rompiendo esa línea (y reconozco que da frío mirarla).
Besos.

GINEBRA dijo...

Hola, buenos y helados días a todos... Seguimos con nieve y, si no se derrite, que lo dudo porque estamos a 0'5ºC pues iré a hacer fotos esta tarde de nuevo (hay que aprovechar este paisaje urbano blanco).

El libro es muy recomendable, no he seleccionado párrafos es el relato íntegro, titulado "La Fotografía", como veis es muy cortito (para que más, ya dice suficiente) ¿no?. Lo leéreis rápido, no miento...

Celebes, debo estar atrofiada con este frío, no entendí, jejejejeje. Besos

Jorge, sobre los regalos que nos brinda el azar: hay que estar muy atentos y cuando somos conscientes, pues agradecer la llegada y cuidarlos mucho... La nieve vista desde el calor de la casa es lo mejor. Ayer imaginaba una cabaña con pieles en el suelo, chimenea, champán o cerveza, libros, música, internet, nada de niños y...¿sigo??? jejejejeje. Besos

Chousa, jajajaja, vaya ideas!!! Supongo que los pobres músicos estarían de vosotros hasta "el instrumento" en cuestión... pues mira, me tapé hasta las orejas, porque es que no es para menos... Besos

Queiles, cuando acabe éste tengo pensado empezar precisamente el que dices: "Debería caérsete la cara de vergüenza", ya había oído hablar de él. Gracias y besos

Moisés, bueno, no siempre... hay veces que no hay final. Besos

Denavegantes, es escalofriante este relato, me impactó a mí también, es más me lo imaginé en cada letra, en cada frase... Besos

Raúl, y encogidos, que nos va a salir chepa a algunos, jjeejejejeje. No sé como pueden aguantar estas temperaturas los que vivan en el norte europeo, qué horror... lo que hace la costumbre o la falta de ésta. Besos

Salva, me alegro un montón que te guste la foto. (menos mal que alguien dice algo al respecto, jejejejej). Mira, nevaba mucho y si te fijas se ven caer los copos, me caí, se me mojó el equipo, se cayó mi hijo, jejejejeje, un show... pero mereció la pena, pues aquí no suele nevar.
Besos fotográficos para tí.

jorge dijo...

Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi. Si, porfi.

SOMMER dijo...

Pues si todos los relatos son como este, habrá que comprarlo ¡¡¡¡

Chousa da Alcandra dijo...

Eu tamén me apunto con Jorge: Si, porfi. Si, porfi... ;-)

Adolfo Payés dijo...

Querida amiga.. por aquí ya llevamos mas del metro de nieve.. Canadá..
Bello relato.. gracias por compartirlo..

Un beso.

Un abrazo
Saludos fraternos..

celebes2 dijo...

"Si te comes un limón sin hacer muecas se te cumplirá un deseo."

Quizás la persona capaz de comerse un limón sin poner caritas tenga un autocontrol tal que ni sienta ni padezca ni sufra ni desee ...

P. D.:

o quizás no, que duda cabe. ;)

Transgénico dijo...

Adorable nínfula de mis fantasías: Vuelve a esos maravillosos semidesnudos con los que me obligabas a escribir los comentarios con una sola mano. Los paisajes nevados, aunque en mi pervertida imaginación se asemejen a mares de esperma cubriendo la agreste orografía de tus utópicas sinuosidades, no son lo tuyo.
Con una cámara como la usada para la ocasión, probablemente una Canon EOS 1000D equipada con algún carísimo angular para pijos ricos, se pueden hacer bastantes mejores fotos. De entrada, y a pesar de las condiciones de baja iluminación, la velocidad ISO, posiblemente un valor superior a ISO 400, es un despropósito a todas luces (mejor dicho, a pocas luces) así como esos filtros “pink” más propios de un decorado de la Pantera Rosa. Y de la apertura del diafragma mejor ni hablamos.
No quiero que tomes estas palabras como una cruenta crítica (que lo son) hacia tus conocimientos luminográficos en el área paisajística. Más bien trato de desviar tus esfuerzos hacia el campo en el que tan maravillosamente deslumbran “tus aptitudes”: el autorretrato semidesnudo. Por supuesto que si prescindieras del “semi”, se podría entonces valorar la verdadera dimensión de “tu talento”.
Qué lástima que la perspectiva pornográfica con la que estoy condenado a vivir, no me permita valorar como se merecen, la parte literaria y musical de tu extenso postear.
Besos como copos…Copulativos… o copiosos, ¡como se diga!

GINEBRA dijo...

Adolfo, pues en Canadá está esa cabaña que imaginé, precisamente. Besos

Jorge, Chousa... creo que es mejor dejarlo así y no proseguir el relato, no me apetece que blogger me ponga ese mensaje de blog de dudoso contenido, jejejejejeej. Más que nada porque sé que lo ven menores de edad. Besos a ambos

Celebes y con menores de edad... no me refiero a tí, jajajajja. Ahora me he enterado del contenido. Creo que existe gente que ni siente ni padece, efectivamente. Besos

Sommer, recomendable el libro. Besos

Transgénico, lástima que no hayas leído el texto, creo que te gustaría. Tampoco has escuchado la música, no te ha dado tiempo imagino, tu mirada estaba puesta en esa imagen tan detestable...
no está hecha con angular (ni para pijos ni para nada, sino con un 55mm) su ISO es 1600 pues no había luz.
Tendré en cuenta tus consejos y opiniones, como hago siempre. Besitos

Gizela dijo...

No he leído nada de él.
Trataré de ponerme en el libro este finde.
Me gusto el relato, me encanto la foto!!!!
Soy fanática de la nieve jajaja...
Especialmente en ese escenario que le describes a Jorge jajajaja
Besotesssss

Mary dijo...

GINEBRA,
tu fragmento me ha enganchado, y estaré ojo avizor para encontrarlo.

me falta más tiempo que deseos de leer, pero lo pondré en la lista de espera.

Yo hoy, en Sevilla, como llueve, podría soñar mojada, jaja, pero eso parece que quiere decir otra cosa.

Hoy soñaré en franela, protegida y cálida.

un besito

Gabriela dijo...

Querida Ginebra, la imagen me ha impactado, ese blanco, junto al relato, fascinada, vine a releerlo varias veces, me encantó, como también, ese contraste climático para mi...un placer!

Todo y la recomendación, ni hablar!
Gracias!

Sara dijo...

Guapaaaaaa! comparto contigo eso de que... como lo que llega a nosotros por azar, por casualidad, eso si que nos deja huella, sin duda, lo comparto,
...ahora mismo no tenía nada para leer, asi es que tomo tu consejo y me voy a comprar el libro, ya te contaré, parece bueno, me ha gustado asi es que me animo y lo compraré.
Por aquí...ya estamos hasta la saciedad de nieve, esto ya agobiaaaaaaaaaa.Yo, necesito ya el sol.
Ginebra,Te dejo un abrazo cálido

GINEBRA dijo...

Por fín comentarios femeninos... os echaba de menos!!!

Giz, es que el escenario que describo es el más apropiado para la nieve, jejeejejej. Léelo, no te arrepentirás, además acabarás y volverás a leerlo, entre otras cosas porque se acaba en un suspiro. Besos

Mary, bueno, duerme no es mala idea esa de soñar mojada, jajajajaja. Si encuentras me dices si te gustó, vale?. Besos

Gabriela, me recordó al anuncio de una compañía aérea, ése que quizás tú no viste en el que una niña viaja en avión hasta un país caribeño para entregarle a su abuelo una bola de nieve, es bonito... si pudiera te enviaría una. Besos y gracias por estar aquí.

Sara, a veces esa huella es para mal, que también ocurre, jejeejjeej (eso no lo dije antes por no deprimir, vaya).Pero, en cualquier caso, suele ocurrir que la gente y las cosas que vienen sin esperarlo suelen ser un regalo especial.
Ya llegará el sol, más luminoso que nunca, pues todos estamos pendiente de que salga y lo disfrutaremos más que otras veces. Besos

PSYCOMORO dijo...

Las palabras parecen escritas observando tu fotografía, Ginebra. Parece que tú estuvieras antes para guiar las palabrass. Un beso.

klimtbalan dijo...

Tiene que haber sido todo un espectáculo ver esos preciosos paisajes nevados!
La fotografía me encanta, con ese contraste de texturas y líneas. Casi se puede sentir el frío de la nieve...
Un abrazo grande y Feliz Año!

GINEBRA dijo...

Psycomoro, hice la foto y esa misma tarde, en un rato de asueto continué con la lectura. Leí este relato y me dí cuenta de que ese sitio que describe, bien podría ser el que refleja esta foto, un lugar indeterminado para el que hay pocas palabras que la describan. Besos

Klimtbalan, gracias por tu visita y tu comentario. Besos

abueloscrisytoño dijo...

Encontré el libro de Sergi Pámies en gallego una traducción de Antón Dobao
Comienza así…
A outra vida
Tiven que morrer para saber se me querian. En vida, non fun nunca demasiado popular, e iso creoume un problema….

El libro promete ahora en eso estamos.
Besos A.Cris