26 abril 2010

Al límite


El hada y las Palomas (hospital de S. Pau, Barcelona). Foto de Ginebra

Salía de casa temprano con su bolsa de lona colgada del brazo. Cogía un autobús que la llevaba directa hacia el majestuoso hospital que remataba aquel paseo poco concurrido a esas horas de la mañana, donde la esperaban impacientes las palomas urbanas.

Con la parsimonia propia de la edad ,sacaba los trozos de pan duro y los picaba hasta convertirlos en tiernas migas que vaciaba en el suelo en el que se arremolinaban presurosas las aves.
Quien sabe qué secretos guardaban sus ojos claros y su rostro surcado de graves arrugas. Tal vez algún día amó a un hombre del que ahora sólo quedaba el recuerdo hueco en una cabeza que navegaba al límite entre la cordura y la locura.

29 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

Me permites una licencia un pelín extensa?. Si? Gracias!!. Tu post me la trajo a la memoria.

El anciano se movía por la zona de urgencias del hospital con la necesidad en sus ojos cansados.
- Necesito que me hagan la cura en el dedo pronto. He quedado a las nueve, decía con más intensidad de la que lograba transmitir.
El joven médico, al ver la poca relevancia de la herida le manda sentarse en la sala.
Eran las nueve menos cuarto y la mirada cansada del joven se cruzó con la imperiosa del anciano.
- Venga, miraremos ese dedo.
Mientras le examinaba el leve corte le preguntó si tenía cita a las nueve con otro médico del hospital.
- No, a las nueve debo estar en el geriátrico para desayunar con mi mujer.
- Su mujer está en el geríatrico?
- Si. Tiene Alzheimer y desde hace tres años no me conoce. Ni siquera sabe quien es ella misma.
- Bueno, entonces no pasa nada si un día no acude a la cita...
- Oiga, joven; puede que ella no sepa quien soy yo, pero yo tengo muy claro quien es ella!.

(Dile a tu hada de las palomas que ultimamente no está bien visto darles de comer...
Un bico!)

moderato_Dos_josef dijo...

Seguramente amó mucho, quizá más de lo que uno piensa...pero ella sigue amando a las palomas. tal vez poorque dejó de creer en las personas...

TSI-NA-PAH dijo...

Me ha puesto melancolico tanto el texto como la foto.
Un abrazo

jorge dijo...

Una musica de lo mejor que he oido este año en el mundo blogger.

Que atrapa, me mueve, me conquista.

Que mejor acompañamiento a esa excelente foto de un lugar tan conocido que tus ojos atentos personalizan con una historia entre la magia y el conformismo.

Escribo a estas horas -que ultimamente me cogen por lo bares nocturnos de mi ciudad- tecleando al ritmo de un latido que da vida.

Bien regresada a casa.

Moisés dijo...

También puede no ser nada de eso.

Últimamente se me viene mucho a la cabeza un refrán: "El viejo maleducado hace al joven desvergonzado". Me he encontrado muchas personas mayores que, por serlo, se creen en el derecho ha hacer todo aquello que les venga en gana. Y miran a los demás como si no supiesen absolutamente nada de la vida y ellas estuviesen en posesión de una verdad que jamás podremos, el resto, ni rozar.

Puede que no venga al caso, pero es lo que me ha recordado tu entrada de hoy.

Besos!

raúl dijo...

no me arranca el reproductor, pero estoy seguro de que habrás elegido la canción perfecta para completar esta gozosa entrada textovisual. la foto es una maravilla, y el cuento nacido de la imagen también.

El Drac dijo...

Pues NADIE se salva del amor, todos amamos, y la viejecita se me hace "bien movidita" ¡¡mentiraaaa!! si es una dulce viejecita!!

GINEBRA dijo...

Chousa, no sólo te permito que te extiendas, es que me alegro de que lo hagas, más para contar esta historia tan especial (me recordó a la fantástica peli argentina "El hijo de la Novia", ¿la conoces???). La reflexión del anciano es maravillosa, él si sabe quien es ella. Es un amor verdadero el suyo, sin trampas ni cartón. Fantástico!!!! Te envío besos (hoy más de uno)

Moderato, pues es posible que las personas la decepcionaran, hay de todo. Besos

Tsi-Na- Pah, la verdad es que te creo, me pasó lo mismo cuando lo imaginé, también cuando hice esa foto. Te quería pedir un favor y creo que nadie mejor que tú para ello. El tema que he colgado en goear es una de mis canciones preferidas, alguien me regaló un cd pirateado de blues y olvidó poner artistas y títulos (imperdonable) si dijo que era para la tía más simpática, jejejejeje. En fin, me gustaría saber de quien es y como se titula porque la canción es maravillosa. Besos

Jorge, ciertamente es precioso el tema. ¿sigues trasnochando? jejejejejeje. Me gusta imaginar historias, como a tí.
Te envío besos

Moisés, pues no viene mucho al caso, la verdad:))) pero lo bueno de comentar en un blog es que letras o imágenes no tienen porqué sugerir lo mismo a todos, eso es fantástico. Ciertamente la educación no conoce edades y hay mucha gente mayor que deja mucho que desear.
Besos

Raúl, me alegro de que te guste la foto. Cuando tengas un momento no dejes de escuchar esta canción, te gustará seguro. Besos

Drac, me alegro de verte. La viejecita (entre nosotros) tenía cara de "malas pulgas", pero no debemos juzgar a la ligera. Besos

SOMMER dijo...

Qué foto más fantástica, por dios...

Mª Angeles y Jose dijo...

Que triste es la soledad ¿no? y mas agudizada en las personas mayores...

Una foto preciosa.

Besos

Ñoco Le Bolo dijo...


Es un personaje habitual en las despersonalizadas ciudades. Ellas, suele haber más mujeres que hombres, deambulan en terrenos irreales en los que han encontrado la solución dentro del mundo hostil que las rodea.
Se me ha caído la mirada al post de abajo y... has encontrado unas preciosas miradas que animan a seguir mirando.

un beso

CristalRasgado & LaMiradaAusente
________________________________

César Sempere dijo...

Un brindis a la vejez, una etapa de la vida tan respetable como cualquier otra. Creo que le tenemos demasiado miedo. ¿Cuántas cosas habremos aprendido cuando lleguemos a su puerto?.

Bonito relato-reflexión y preciosa foto

Un beso

Mary dijo...

GINEBRA,
Qué me ha gustado tu post.

Me despierta no sé qué el estado aquél que, tras el paso de tantos años, uno ya no sabe si está bien de la cabeza o si son los demás, que no entienden la evolución última (o casi última) de cada uno de nosotros.

Y aún no encuentro la palabra para decirte qué me despierta.

Un beso

Sara dijo...

Impresionante entrada Ginebra...impresionante.
3 años trabajé con ancianos en un centro sociosanitario le llaman, más conocido como Residencia de ancianos, y tengo tantas vivencias entrañables con mis viejecitos...me han enseñado tanto...profesionalmente creo, que aprendí alli el 80%, y a nivel personal, de sus surcos de arrugas y sabiduría aprendí...a luchar y vivir...vivir y vivir.
Me h gustado mucho esta entrada, me has permitido recordar tantas osas bonitas vividas, gracias Ginebra, mil gracias.
Que fotaza, me gusta mucho.
Mil abrazos guapaaaaaaaaaaaaaaa

DANI dijo...

Maldito tiempo, que nos hace cada día menos queridos :(

Besos envejecidos

Gizela dijo...

Precioso Ginenbra!!!
Me diste en el corazón con esta entrada.
Me llevaste directo sin escalas a París.A un ventanal de Rue de Servés.
Ahí soñaba y escribía guiones de películas me mejor amiga...ahora los escribe en la eternidad
Todos los días desde la ventana veía un espectáculo, difícil de transcribir en palabras.
La ventana miraba a una calle lateral y en uno de sus primeros portales, vivía una anciana que solía alimentar las palomas.
Cada mañana salia con una bolsa de pan y se dirigía a un banco, frente a nuestro ventanal.
Lo surrealista es que no sacaba el pan hasta llegar al banco, pero las palomas, la reconocían, no más, ella abría la puerta. Y por medio minuto, una nube espesa de palomas, la rodeaban y caminaban con ella hasta el banco.
Era impresionante,no se podía ver a la anciana, difícilmente alguna mancha de color de su vestido y sus zapatos, montados sobre cortos trozos de pierna
Una nube de cientos de palomas, con pies calzados caminando.
Jamás vi algo así, antes en mi vida, era verdaderamente surrealista.....mágico!
Besos Ginebra y linda semana.

Sonrisa... dijo...

Excelente fotografía...
Un saludo.

Juan Luis G. dijo...

Hola Ginebra.

O tal vez aquel hombre fue realmente un ca...pullo y ahora es cuando la mujer puede disfrutar de la vida echándole de comer a los pájaros en lugar de a un pajarraco. Vete tú a saber. De todos modos, lo importante es que los pajarillos se alimenten.

Besos.

GINEBRA dijo...

Sommer, me alegro de verte y de que te guste esta foto. Besos y re-besos

MªAngeles, la soledad es triste cuando no se la quiere, a veces no es tan triste cuando se la busca. Besos

Ñoco, es habitual sí, tienes razón. Las palomas además "hacen buenas migas con estos personajes". EN los pueblos también existen mayores solitarios, los hijos y jóvenes han emigrado y ellos por apego o costumbre se quedan. Besos

César, es cierto que tenemos un pavor tremendo a hacernos viejos. Todo tiene que ver, creo, con los mensajes de juventud eterna y cuerpos perfecto que la publicidad difunde y la sociedad acepta y se cree a pies juntillas. Un error, pues históricamente los ancianos eran los sabios en las tribus y en la sociedad. Besos

Mary, pues no sabes lo que me alegra el que te haya gustado y depertado "un algo":)))) entre otros motivos para éso escribimos, para expresarnos hacia los demás, para ser oídos y para hacer amigos. Por cierto, fantásticos amigos que pueden conocerse después. Besos

Sara, y no no sé por qué me pega un montón que hayas trabajado con ancianos, debe ser reconfortante, duro también, pero bonito. De ancianos a niños (tú tocas todos los palos, jejejejejejej). Besos de montaña.

Dani, besos y un guiño al tiempo, a saber envejecer y a que nuestra cabeza no se nos pierda. Muaaaa

Giz, precioso comentario y preciosa historia parisina. Me alegra mucho que te haya recordado otros tiempos, que los hayas revivido de alguna manera. Te envío un beso (bueno: dos).

Sonrisa, gracias, pasa buen día. Besos

Juan Luís, jajajajajaja, contigo tengo que reírme aunque esté triste, está claro... pues puede que el ca-pullo fuese como dices un pajarraco y ahora ella disfrute con las palomas, si fue así, me alegro por esta mujer que me crucé una mañana en una calle de Barcelona. AMbas nos miramos y yo en un descuído la hice dos fotos. Elegí esta porque quería destacar el precioso hospital de S. Pau, uno de los edificios que más me han gustado de la ciudad. Besos

p.d. ¿no hay nadie que sepa el título y el autor de este temaaaaa????? :))))

TSI-NA-PAH dijo...

Estoy en ello, me suena un monton ,a ver si doy con ella.
un abrazo

TSI-NA-PAH dijo...

Me ha faltado cinco minutos de reflexion, es Jimmy Reed:
Honest I Do, me debes una cerveza!
un abrazo

virgi dijo...

Me gusta la variedad de tus entradas, Ginebra. En este caso, me da un poco de tristeza. Cuando veo ancianos solos, medio abandonados, me dan ganas de llevármelos a mi casa.
La foto está muy bien, muy oportuna y donde haya un blues, que se quite todo lo demás. Esa canción la versionaron otros después, no sé ahora si Elvis o los Rolling...
Un fuerte abrazo

GINEBRA dijo...

Tsi-Na-Pah, gracias de verdad. Ahora conozco al genio que me deleita con este blues que tanto me deleita en música, letra (que ya la he traducido, preciosa) y melodía en general. Me encantaría invitarte a una , no, a dos cervezas. Un beso

Virgi, pues sí, los Rolling la versionearon según Wiki, de hecho fue una influencia para ellos (el blues siempre es una fuente fundamental) en sus comienzos como Muddy Watters. (veo que estás puesta no sólo en literatura y fotografía, también en música;)))) también me tomaría un par de cervezas contigo!!!! Besos

Besos de buenas noches a tod@s los que pasan por aquí al cabo del día

Gabriela dijo...

Una imagen , un mundo emocional!

Un lujo!

aus dijo...

Hace unos años me encontraba todas las mañanas un reguero de arroz esparcido a lo largo de la calle alrededor del edificio donde trabajaba. A las 8 y media, cuando yo llegaba, ya estaba allí aquella vereda de pintitas blancas.

Nunca vi al benefactor de los pájaros, y cuando me trasladé quedé con ganas de haberlo conocido.

Besos, Ginebra.

PSYCOMORO dijo...

Música eterna venida del pasado, imágenes del presente atadas a la retina del tiempo pasando poco a poco. Personajes que solo tienen sentido en ese instante precioso que convierte la cordura en locura, el momento que nos permite entender por qué salimos cada día de casa. Preciosa foto de un lugar muy cercano para mí, Ginebra. Besos.

Josep Julián dijo...

Los que vivimos en Barcelona pocas veces hemos reparado en esa belleza de paseo que en tu foto aparece casi desierto. Los barceloneses no es que no conozcamos nuestra ciudad, la conocemos, pero vivimos un poco de espaldas, nos ha pasado siempre.
Abuelas como estas hay muchas en nuetsras calles, algunas las conozco desde que eran más jóvenes, y todas las que conozco tienen una historia que contar previamente a que se dedicaran a dar de comer a las palomas o a los gatos que, por lo visto, son pasiones no coincidentes.
Un beso y gracias por la banda sonora.

GINEBRA dijo...

Gabriela, te envío un beso por correo ordinario:)))

Aus, pues yo también tendría curiosidad por conocer a quien esparcía esos granos de arroz y que era tan madrugador... Besos

Psyco, y personajes que cobran vida en un instante (lo que dura el disparo de una cámara) y que pasan de ser seres anónimos a ser el "hada de las palomas de una calle de Barcelona", como es el caso. Me alegro que te gustase la foto, un beso de buenos días.

Josep, creo que lo que comentas nos pasa un poco a todos, no damos importancia a lo que tenemos porque estamos demasiado acostumbrados a tenerlo, pero los que descubren nuestra ciudad descubren cosas nuevas que a nosotros, quizás, nos pasan desapercibidas. No obstante, Barcelona es una ciudad que atrapa desde que llegas hasta que te vas. Es cómoda, bella, histórica y contemporánea, joven, cosmopolita y lo mejor de todo, en mi opinión: la gente de allí o los que viven allí. No me hubiese importado nada de nada vivir allí un tiempo.
Besos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ginebra!
Lo simplificas muy bien.

Somos eso, Cordura y Locura.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen fin de Semana