17 mayo 2010

El Escaparate


El Escaparate. Foto de Ginebra

La vida puede parecer un enorme escaparate donde uno, en teoría, puede encontrar lo que necesita, pero no siempre es así. En realidad sólo unos pocos pueden adquirir, sin problemas, la mayoría de los productos que se exhiben, mientras que muchos otros deben conformarse con la oferta del día. También están los que no pueden hacer otra cosa que mirar desde fuera sin atreverse a comprar. Por último, existen los que podemos denominar como inconformistas, aquellos que pudiendo, no encuentran jamás algo que se ajuste a sus gustos o necesidades.

Hoy fuí a la biblioteca pública para devolver un libro y sacar otro. En el pasillo previo a la sala de lecturas había varias cartulinas de colores con citas célebres y proverbios japoneses. Eran breves e invitaban a una parada casi obligatoria y, por supuesto, a su lectura. Escogí éste:
"El tiempo que uno pasa riendo, es tiempo que pasa con los dioses".
Como cualquier proverbio que se precie, invita cuanto menos a la reflexión, pero además éste va más allá, invitándonos plenamente a ponerlo en práctica.

23 comentarios:

César Sempere dijo...

Ginebra, me ha encantado la metáfora del escaparate. Por otra parte, creo que no debemos olvidarnos de los que ni siquiera ven el escaparate y por suerte o por desgracia se ahorran algunos sufrimientos superfluos.

Preciosa cita.

Un beso,

raúl dijo...

y vaya pedazo de blues, no? tremendo!!

Sara dijo...

Me gustra mucho Ginebra...me gusta mucho tu entrada de hoy...eso es costumbre en ti,....pero hoy, que estoy yo muy reflexiva...en uno de esos periodos totalmente espirituales jejejejeje, me ha llegado tremenda tu reflexión,....y ¡por supuesto! hay que apuntarse a ponerlo en práctica...y sobre todo a exigir a tant@s....que no nos hagan perder más el tiempo por Diosssssssss.
Con mi sonrisa más amistosa, te envio un fortisimo abrazo desde el escaparate de la vida.
Muacksssssssss guapi

Gabriela dijo...

es cierto preciosa....
un poquito mas rebuscados unos que otros...
Ahora este temta me ha dejado con un placer de mañana....

Chousa da Alcandra dijo...

En relación al escaparate, también hay quien quiere abarcarlo todo y acaba saturándose de "mercancía".

La risa también es una magnífica terapia. Esto nos confirma que son japonudos estos cojoneses!.

Bicos con letras galegas

Gizela dijo...

Muy buena tu reflexión sobre la vida-escaparate
Y lamentablemente para muchos una verdad dolorosa...
El proverbió lo conocía jajaja
Y me encanta y creo que es verdad...por ratos podemos, estar con ellos y sentirnos igual de poderosos jajaja
Besotesss y linda semana llena de risas

TSI-NA-PAH dijo...

Siempre mezclando con perfectas dosis, sabiduria, belleza y reflexion.Todo para llegar a verdades como piedras.
Un abrazo

Mª Angeles y Jose dijo...

Despues de todo lo que nos cuentas solo me queda que reir sin parar.

La foto del escaparate es muy completita , parece que las lejas de un momento a otro se van a partir....

Besos

moderato_Dos_josef dijo...

Así es Ginebra, a veces la vida se convierte en un enorme escaparate, pero para mí es más bien una preciosa pintura, dejo a un lado los escaparates...
Por cierto, excelente y sabio ese proverbio japonés.
besos.

jorge dijo...

Me encanta la foto. Nada extraño, la fotografa es excelente.

Hace poco pase un miercoles y un jueves con dos dioses. Yo creia que con personas encantadoras, pero como no paramos de reir...

DANI dijo...

Exacto, por eso no quiero llorar y me gustaría reir a diario. Pero cada día se hace más cuesta arriba.

Besos con fuerza

El Drac dijo...

Así es mi amiga, la risa es revitalizante de la salud y creador de autodefensas del organismo , endorfinas me parece. Un gran abrazo y ...¡¡a reír!!!

Moisés dijo...

Pero riendo de veras. Que hay quien tiene una risa falsa que es peor que cualquier cara amargada.

Ñoco Le Bolo dijo...


Mientras me deleito con el blues (nunca habrá un blues malo) se me ocurre que hay escaparates que invitan a la pedrada. Hay que destrozarlos ya que no nos gusta lo que enseñan. Luego, una vez reparados, debieran estar sin cristal... para que cada uno muestre o coja aquello que le interesa.

un beso rojo

CR & LMA
________________________________

PSYCOMORO dijo...

Me encanta esta Ginebra enganchada al blues, un escaparate a la tristeza que sólo intenta recordarnos por qué siempre debemos dedicarnos a ser felices. Ese escaparate me resulta cercano, pero verlo a través de tus ojos me lo hace redescubrir. Besos.

Juan Luis G. dijo...

Hola Gin.

En algunos sitios los dioses se deben sentir muy solos.

Una metáfora que nos viene como anillo al cuello... quería decir al dedo.

Besos

GINEBRA dijo...

Me alegra que la metáfora haya sido apropiada.
Cuando ví este escaparate supe que no era un escaparate cualquiera, sino El Escaparate:))) porque está medido el espacio de forma milimétrica, no cabe nada más, todo está donde tiene que estar y hay de todo. Un poco como la vida, nos ofrece muchas cosas, pero no todas son accesibles, oportunas, deseadas...
La risa es una terapia, éso ya está demostrado y los psicólogos suelen recordarlo con frecuencia, pero el caso es que hay gente que no suele o no sabe reír porque en el ritmo absurdo que nos impone la vida ha olvidado este gesto tan saludable. Me llama la atención que se organicen cursos y terapias de grupo para aprender a reír, lo he visto en numerosas ocasiones en la televisión o incluso en la radio. La verdad es que me sorprende y hasta me apena de alguna forma porque me confirma precisamente que nos equivocamos...

Como dice Ñoco, no hay blues malo:))) estoy de acuerdo.
Espero que paséis un muy buen día,y una muy buena semana.
Un beso para tod@s.

Manuel dijo...

Hay que reirse de la vida, para que la vida no se ría de ti...

Möbius el Crononauta dijo...

Yo si pudiera me llevaba todo el escaparate ese.

Besos divinos, lady Gin

Caminante dijo...

Hola Ginebra, tienes un blog muy interesante, me ha gustado mucho la foto del escaparate y la metáfora que con ella construyes. Es la vida misma.

En cuanto al proverbio japonés, te lo tomo prestado y me lo guardo, es de esos con los que hay que andar teniéndolo a mano.

Ah, y gracias por "descubrirme", es algo que siempre estoy esperando y, en este caso, más que agradablemente, por traerme hasta aquí.

Besos.

Javier dijo...

Si, y a veces no tenemos muy claro a que lado del cristal estamos y donde las cosas pequeñas y pausadas se refugian y valoran “mejor”.

Puede que sea más “real” la irrealidad de la lata de guisantes y el tranquilo esperar del maniquí que tanto “artificio y aceleración” reinante a ese otro lado donde las etiquetas no tienen PVP.

Besos.

Me gustan las lecturas que “ofertan” tus fotos.

GINEBRA dijo...

Manuel, tienes razón, Besos

Mobius, yo también me llevaba todo de ese magnífico escaparte. Besos

Caminante, me alegra que te haya parecido interesante, espero que nos veamos más veces. Besos

Javier y a mí me gustan las lecturas de tus letras. Besos

virgi dijo...

Es que a veces, cuanto más atiborrado esté, menos nos atrae. Es como la vida, no crees?

Un abrazo, querida Ginebra