06 septiembre 2010

"Alas para volar"


Muerte de una libélula. Foto de Ginebra


Noche canalla

Yo no sé si la quise pero andaba conmigo,
me guiaba su risa por la ciudad tan gris.
Ella tenía en su boca colinas de Ketama
y el cielo de sus ojos me pintaba de añil.
Yo vi tantas estrellas como ella puso siempre
en aquel cielo raso como paño de tul.

Ella llevaba el pelo como la Janis Joplin
y los labios morados como el Parfait-Amour.
La he perdido en un bosque de jeringas brillantes
por donde nos decían que se llegaba al mar;
se fue sobre un caballo de hermosos ojos negros;
por más que yo me muera no la podré olvidar.

Bajo el cielo ceniza me conducen mis piernas,
esta noche no tengo ni esperanza ni amor.
Solo queda el calor de mi pobre navaja.
Hoy me he visto la cara de un retrato robot.
A pesar de sus ojos he salido a la calle,
a pesar de sus ojos me ha tocado vivir.
En un barrio de muertos me trajeron al mundo.
Esta noche canalla no respondo de mí.
Ambas se equivocaron cuando abrieron sus alas para volar. La libélula no debió abandonar las aguas tranquilas de aquel río por ansiar llegar al mar y la mujer cayó presa de un "caballo" con el que no es posible galopar.

15 comentarios:

raúl dijo...

anda que no ha pegao coces el jodido caballo, que se ha llevado por delante a tanta gente buena. atrapada quedó esa janis en el recuerdo del poeta, como líbelula en ámbar.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mundo le da cuatro a las, a quien no quiere volar, y lleva nombre de diablo...

Saludos y un abrazo.

Gabriela dijo...

Vaya que hay vuelos inciertos...
pero quien sabe como se de ve desde esos ojos el mundo, no?

(desde afuera, parecira alas de pococ vuelos...)

Besos

TSI-NA-PAH dijo...

Tu foto es una pasada! Yo vuelo cada noche desde mi cama hacia un pais al que nunca llego!
un abrazo

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Yo tambien vuelo pero escuchando a Etta desde mi sofa!!!
un abrazo bluesero!

Chousa da Alcandra dijo...

Difícil elección cuando solo puedes dejarte arrastrar por la corriente o permitir que sea el "caballo" quien te lleve en su galopar.
Hay ocasiones en las que no tengo claro si quiero ser caballo (para ser montado) o ser río (para correr). Tal vez en la mezcla se encuentre el secreto...

Bicos al galope

DANI dijo...

Ambas se equivocaron o ambas escogieron la vida más corta.

Besos inmortales

Javier dijo...

A veces es preciso equivocarse, a veces es imposible no hacerlo, a veces sabemos que nos equivocamos y aun así…

Pero forma parte de nuestra vida ser herida de error, de horror y paso venidero.

“…a pesar de sus ojos me ha tocado vivir”

No es sencillo vivir, demasiadas veces somos venas abiertas sin sangre…cal y esparto, dolor y mirada perdida.

Besos

Möbius el Crononauta dijo...

Curiosos bichos las libélulas.

Aaah "I'd rather go blind", gran tema, Etta tenía mucha clase. Aunque siempre me ha gustado más la versión de Freddie King, pero ésta es la repera también.

Besos cegatos, lady gin

Mary dijo...

Llámame loca, pero creo que abrir las alas es el símbolo de la plenitud y uno de los mejores momentos que una persona, de esas aladas, puede tener.

Pero claro está, no había caído nunca, en que hay que hacerlo en el momento equivocado.

Plenitud - momento equivocado? Pensé que eran incompatibles...

unbeso

Sara dijo...

Guapaaaaaaaaaaaaa, esos vuelos nunca llevan a buen viaje....¡nunca! por muy buen vuelo que tengan, al final todas las alas se rompen, se vuelven frágiles, y pierden la dignidad humana, que es al fin y al cabo, lo que nos mantiene en pie y en lucha diaria.
Prefiero a las libélulas, a esas adoro observarlas, me gusta su vuelo, ¡ese si!
Preciosa la entrada

Te dejo mi abrazote decisivo Ginebra querida

anuar bolaños dijo...

Mujer, gracias por tus comentarios en mi blog.

Por aquí ando, visitándote, leyéndote....

virgi dijo...

La gran Etta.
Voló como una hermosa libélula, aleteando con fuerza un alma poderosamente musical.

Besitos, querida Ginebra

Gizela dijo...

Que buena foto Ginebra!!!!
Hay que tener claro que ciertos vuelos son de cristal ...y cortan las alas, cuando queremos verdaderamente volar en la vida
Besotessss

aus dijo...

No salió mi comentario de ayer.

Decía que tal vez la libélula quiso probar el Perfait-Amour, y la chica, quizás, ya lo había probado todo.

También decía que me maravilla la voz de Etta James.

Besos, Gienebra.