21 noviembre 2010

Besos apagados


La mirada reflexiva. Foto de Ginebra

Albert Einstein dijo que no podía hablarse de progreso mientras hubiese un solo niño con carencias.

Cuarenta y un años después de la firma de la Declaración Universal de los Derechos del Niño ( 20 de Noviembre de 1959) por la Asamblea General de la ONU, siguen existiendo esas carencias de las que Einstein hablaba y en algunos casos concretos se han agravado por causa de catástrofes naturales (Haití o Indonesia, Pakistán); de la guerra (Afganistán, Irán, Palestina, extensas regiones de África) de la crisis económica (En España, uno de cada cuatro niños vive por debajo del umbral de la pobreza) o de otras causas como pudieran ser la pobreza; el desarraigo familiar y social , la explotación laboral y sexual o las enfermedades endémicas en amplias áreas del Planeta.
Niños al fin y al cabo a quienes se les robó la infancia. Niños de ojos tristes y besos apagados.

27 comentarios:

DANI dijo...

Que pena me da todo esto, esto de ser padre te hace mucho mása sensible frente a los niños.

Algún día, cuando los adultos dejemos de mandar, podrán ser felices y sus expresiones cambiarán.

Besos optimisitas

Mary dijo...

....Y nosotros, mientras tanto, preocupándonos por nimiedades del día a día.

qué triste Ginebra.

besos

José Alfonso dijo...

Sí. ¡Je!

Nada de surrealista, en cambio, la fotografía que muestras y que pude visualizar ayer noche. Sabrás que de vez en cuando estuve por acá. Supongo que en algún lugar tienes un Feed que te lo habrá chivado. No soy nadie sin vosotros.
______________________

La niña parece decir: "Eso es lo que hay"

Preciosa estampa que yo debería robar.

Ginebra, un beso.

raúl dijo...

involución, más que progreso, cada vez peor, como el número de mujeres muertas por maltrato, cada año más. anoche, hablando de todo un poco, en la noche temática de la 2, hicieron un documental sobre la pedofilia en el norte de afganistan, donde una tribu del norte, los tajik, practican la "bacha bazi", que literalmente significa "juego de niños". en fin. sin palabras. helador.

TSI-NA-PAH dijo...

Un ninño con ojos tristes es uno de los mayores pecados de la humanidad!
un abrazo

GINEBRA dijo...

Dani, pues sí, la maternidad/paternidad te acerca más al mundo infantil, también la profesión de educador o profesor. Creo que Einstein tenía toda la razón, ¿no crees?

Mary, y los políticos de turno sin resolver los problemas que prometieron resolver y la Iglesia alejada de la vida real y de estas situaciones (aunque visto lo visto mejor tenerles alejados de los niños, por supuesto)... en fin, es terrible!. Besos

José Alfonso, jajajajajja, no es niña, es un niño. He decidido firmar mis fotos para evitar que me las roben, jajajajajaja. De todos modos eres libre de hacer lo que te dé la gana:)))
Besos

Raúl, ví ese documental anoche, hijo, lo ví y no veas el cuerpo que me dejó... Había visto alguna peli que tocaba ese tema en Afganistán, pero el documental fue durísimo... y el hijoputa pederasta de turno rezando en la Mezquita una vez al día, ¿te diste cuenta???? y ojo!!! que los soldaditos de la ONU parecía que les iba el jueguecito... No tengo calificativos para todo ésto. No encuentro las palabras precisas o los insultos más duros, de verdad...
Besos

Tsi, pues claro que sí. Si no somos capaces de atender las necesisdades básicas y afectivas de un niño, que es LO MÁS IMPORTANTE DE TODO, ¿qué coño pintamos entonces????? digo yo!!! Los dirigentes mundiales y los sistemas político-económicos no tienen en cuenta para nada la existencia de estos niños y mucho menos sus carencias. Todo está pensado para obtener un beneficio económico y estos niños no son "productivos"???. Incluso algunas administraciones se lavan las manos en asuntos graves que afectan a la infancia...
Besos

GINEBRA dijo...

Resumiendo: que no creo que tengamos mucho que celebrar en el cuarenta y un cumpleaños de los derechos universales de la infancia, la verdad... A mí estas celebraciones de pacotilla y tan de mentira lo que me dan es grima!
Más ganas de resolver y menos fechitas en el calendario de cara a la galería!!!!!.

Chousa da Alcandra dijo...

Tocas una fibra muy sensible que a todos nos atañe. Si hablamos de niños de ojos tristes, la tristeza nos inunda. Comprendo tu cabreo (y lo comparto), pero has (hemos) de continuar esta "lenta mejoría" en la medida en la que todos actuamos.
Quisiera enviar bicos encendidos, pero esta vez será solo ese deseo lo que envíe.

Carmela dijo...

Lamentablemente estamos en un claro camino de involución.
Las carencias de la niñez causan espanto.
Acaba de morir a los seis años Ezequiel uno de los tantos niños sometidos al trabajo esclavo por haber estado en contacto con agrotóxicos al adquirir una enfermedad terminal.
Este ejemplo y los muchos que no salen a la luz porque " no son motivo de prensa" sirve para cuestionarnos la esencia de la especie humana que ... al margen de los avances tecnológicos ... roba la plenitud de la infancia y la somete a la muerte.

VÓMITOS dijo...

Tienes razón Ginebra cuando te refieres a las celebraciones de pacotilla. ¿Verdad que es para vomitar? ¿Verdad que nos rodean demasiadas cosas que son dignas de vómito? Yo, la verdad, soy un pesimista nato con respecto a la posibilidad remota de que algún día se cumpla la máxima de Einstein. No obstante, mi pesimismo no debe ser un ejemplo a seguir. Los optimistas viscerales deben continuar transmitiendo energía positiva a los demás. Pero, dime Ginebra, viendo lo que se ve, ¿cómo se consigue ser optimista? ¿Tú sabes la fórmula para que algún día todos los besos sean encendidos?

Besos...digamos que...con la llama tenue pero encendida aún.

Sara dijo...

Mi querida Ginebra....podríamos celebrar esto con bombo y platillo, sino hubiera tanta hipocresía....si de verdad se quisieran arreglar las cosas...si los paises firmantes se lo propusieran fielmente y concienzudamente...pero me temo que esto....es otra cosa más....para salir en la foto y pasar el expediente. NADA mÁS que eso...panda de involucionados, desalmados y prepotentes....¿y de los consentidores? que decir!
Demasiados niños de ojos tristes y besos apagados, mi estimada amiga y a eso no hay derecho por más tiempo, tenemos una obligación moral que no se donde demonios está.
abrazotesdecisivos y no perdamos jamás, mi querida Ginebra, esa mirada reflexiva, nosotras NO.
Muackssssssssss

Juan Luis G. dijo...

Qué razón Ginebra. ¡Hay tantos tipos de carencias! También pienso en esos niños que, aún teniéndolo "todo", no disfrutan de la atención de sus padres porque están dedicados a "sus cosas".

Besos-

Torcuato dijo...

Pero en lo que tenemos que pensar es en la crisis. Crisis de los ricos, claro.
Un beso. Ginebra.

Jake dijo...

Yo creo que sí, que vienen periodos de involución; no sé porque yo también soy pesimista, no sé porque tengo esperanza en la educación, como salvadora de todos los problemas humanos. Pero los niños, en los niños ya se encuentra el germen de este mundo... para lo bueno y para lo malo; y lo malo es que son muy pocos los niños que nacen y se desarrollan en un ambiente de felicidad. ¿Soluciones?... no lo sé..gracias por acordarte de ellos.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Existe una extraña relación entre el progreso y la pobreza. Cuanto más ricos somos, la humanidad, más injusticia es visible. El hombre es un virus que tiene a autoeliminarse, usando diferentes vías. La que tu nos muestras, es una de ellas... desgraciadamente.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

Manuel (Solrak) dijo...

No p'ermitamos que esos besos sean apagados, yo intento, en lo que puedo, que esos besos sean luz, alegria y futuro.
Me gustaria que los derechos de los niños, no fueran maneda de cambio cuando no, fotografia de muerte.

-Triste despertar el amanecer en el que la sonrisa de un nuño lo deja de ser.-

Un beso.

aus dijo...

Mientras sigamos aferrados al sistema asesino que mueve las economias y las políticas mundiales, seguiran muriendo niños de hambre. Entre la codiciada abundancia y la indigencia absoluta hay un estrechamiento por el que pocos pueden pasar.

El gran desequilibrio del mundo se salda con millones de niños maltratados y hambrientos.

Y esto no se arregla dando limosnas, qué va.

Besos desconsolados, Ginebra.

Gabriela dijo...

que tristeza esta verdad...
justo estoy trabajando en una defensoria de niños...

Cuanta falta de decisión politica para los niños...

Nómada planetario dijo...

El problema es que por muchas ONG y declaraciones de buenas intenciones las barreras siguen siendo enormes. Haría falta algo más contundente que no acierto a intuir.
Besos desde una mañana desabrida.

virgi dijo...

Yo creo, querida Ginebra, que de los famosos objetivos del milenio (que ya llevan varios años de retraso), habría que poner en primer lugar a los niños, esos seres maravillosos, pero de los que muy pocos viven como sería deseable.
Vengo de ver en otro blog a Payasos sin fronteras y me ha emocionado esa labor tan maravillosa, dedicada a pintar una sonrisa en la niñez más desgraciada.
Un abrazo

GINEBRA dijo...

En invierno se echa mucho de menos el Sol, por supuesto, y del sol, su puesta, que es más o menos imprescindible para según que persona, en mi caso concreto, lo es.

Las flores naturales escasean y es casi imposible tener alguna que no provenga de un invernadero, lo cual es bastante triste "per se".

siempre nos queda la música, que no conoce o no quiere saber de temporadas y otros convencionalismos porque ella es libre de cualquier atadura y con su ayuda siempre es posible volar... Un día conocí a alguien que no escuchaba música, no le gustaba, decía. En su casa no había ni un sólo CD o vinilo. Nada. No era normal.

Hay muchas cosas cotidianas que nos hacen olvidar y mirar siempre hacia delante, la música o las flores, o las puesta de sol son algunas de ellas, pero hay muchas más. Creo que éso es importante, no podemos dejar de ser positivos o esperanzados, tal vez incluso ingenuos, siempre hay que volar por encima de las cosas si no queremos ser seres frustrados, "el optimismo se contagia igual que el pesimismo".
Besos de buenas noches a tod@s.
Gracias

SOMMER dijo...

Si un niño de ocho años fuese presidente del gobierno, seguro que nos iba mucho mejor...

PSYCOMORO dijo...

Sí, Ginebra, nuestro progreso se halla comprometido por cómo tratemos al futuro que ya conocemos ahora; los niños representan eso y el abandono que sufren a veces significa lo poco que nos importa hacia dónde nos dirigimos todos poco a poco. Entrada llena de justicia y preciosa fotografía. Besos.

abueloscrisytoño dijo...

"Lenta mejoría" Chousa tiene razón.
Yo quiero tener esperanza los niños son el futuro que no se olvide nadie.
Besos, abuela Cris

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que tiene la mirada de un nió, para ser tan pura...?


Saludos y un abrazo.

A.Morales dijo...

Todos somos niños aunque hayamos crecido, pero bajo esa piel más actual, seguimos siendo los mismos. La fragilidad es común, los sueños los mismos. Me encantan los niños y aborrezco el sistema tan ajeno a la fragilidad. Besos.

GINEBRA dijo...

Sommer, pues no puedo imaginar lo que planteas, aunque nuestro presidente es, muchas veces, como un niño de ocho años.

Psyco, cierto, si no cuidamos nuestro futuro, ¿qué podemos esperar de él?. Besos y gracias.

Abuela, y nadie mejor que tú para recordarlo:))) Besos

Sonrisa, tiene esperanza en las cosas que con el tiempo se pierde y éso debe enturbiar la risa y todo lo demás.

Adolfo, el sistema que no tiene en cuenta la fragilidad de los seres humanos es una basura , nos movemos, pues, entre la basura.
Besos