27 marzo 2011

"Resiliencia"


Retrato con árboles

Entre los rostros y el paisaje hay una suerte de continuidad. La geografía puede llegar a extenderse desde la piel o los ojos del que mira, hasta la copa de un árbol.
Hay hombres que tienen la capacidad de integrarse siempre en el entorno de una forma natural y el retrato que resulta nunca es forzado.


El árbol.


Autorretrato con ruinas y árbol. Fotos de Ginebra

Leí en algún sitio que en el centro de cualquier huracán siempre reina la calma y que en la sordidez también puede esconderse la belleza.

19 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

Es esa capacidad de mimetizar las circunstancias endógenas hasta convertirlas en algo propio la que nos permite a los humanos (a unas más que a otros...) saber conjugar así de bien las magníficas tonalidades de la escala de grises.

Biquiños a toda cor

Monik dijo...

Como disfrutos viendo tus fotos...La primera del señor mayor me ha encantado!! :D

caminoagaia dijo...

Para no engañar a la cámara, para que la foto no nos deje en evidencia lo mejor es no fingir, simplemente ser y dejarse abonar por la luz.

raúl dijo...

un hombre integrado e íntegro, parece, con toda la naturalidad. como tu sombra espectadora, huella de tu armonía con el entorno.

Gabriela dijo...

Pertencer al paisaje, no se porque me refiere serenidad... sobretodo así como en tus bellas fotos...

Gizela dijo...

Hermosas fotos!!!
Arroba la paz y la quietud de su aura
Se suspira rico...viéndolas
Besotesss y lindo domingo

GINEBRA dijo...

Cometí una errata en el título, solventado el error ahora, me refería al
concepto psicológico.

Hay personas que se integran (y son íntegros también:) y otras que simplemente no encuentran el medio para tal fin, quizá, quien sabe, porque tampoco son íntegros:)

No conozco personalmente al hombre de la primera foto , fuí al campo a pasear y llevaba mi cámara. Lo ví allí, sentado. Me acerqué a él y nos saludamos. Comenzamos a hablar, me dijo que vivía por allí, ni siquiera nos dijimos nuestros nombres.
La luz de la tarde caía e iluminaba parte de su rostro, llamativo por el azul de sus ojos y su largo pelo entreverado de canas y de un color castaño que ya es casi un atisbo.
Le pregunté si podía hacerle una foto, me contestó: "hazla y no me preguntes".

Era un tipo realmente interesante en su forma de contemplar el paisaje, de mirar, de hablar lento y sereno. Estuvimos charlando un buen rato que se me hizo corto. Un desconocido, un instante.
Parecía que siempre hubiese estado allí sentado debajo de las encinas:)

Espero que tengáis una buena semana y quien pueda, pues que pasee al sol, ahora el campo está precioso. Los que tengan el mar cerca tienen otro paisaje para disfrutar.
Besos de tarde-noche.

Javier Herque dijo...

Pertenecemos, somos parte de todo aquello que nos rodea y no siempre entendemos las señales, los saludos, del mundo en el que nos adentramos, en el que buscamos ozono o remansos.

A veces nos cuesta entender la belleza del ojo del huracán, del ojo de la aguja, de la mirada que nos entrega la calma.

Beso.

Möbius el Crononauta dijo...

Lindas fotos, amiga, lindas fotos.

JESUS y ENCARNA dijo...

Quien puede ser integro en una sociedad de consumo?, La resiliencia consite basicamente en reponerse a los avatares desgraciados en la vida, no obstante llegar a ese estado de comprension requiere años de resiliencias.
Buenas fotos, querida maestra.
Besos
Jesus

Carmendy dijo...

Bonitas fotos y bonita historia,la referida a esa primera imágen.
Un placer entrar en tu espacio querida Ginebra.
Un respirillo, en cuanto pase el día 8, vuelvo, vale.
Besos mil. Carmendy

Sergio dijo...

Cuando algo o alguien logra sobreponerse a una situación extrema probablemente se perciba el resultado de esa lucha, pero al tiempo mostrará una belleza y serenidad envidiables.
(me ha encantado!!!)

GINEBRA dijo...

y entre el marasmo que provoca ese huracán que amenaza con tragarse todo, con tragarme a mí, y la capacidad de resistir, están los árboles y ese medio del que no entendemos muchas de sus señales, como dice Javier...

Besos de lunes:)

ñOCO Le bOLO dijo...


· El hombre tiene mucha más capacidad de la que él cree para sobreponerse al dolor. Todos terminamos siendo resilientes.

· 1b

CR & LMA
________________________________
·

Mª Angeles y Jose dijo...

Es muy enriquecedor hablar un rato con este tipo de personas pueden llegar a aportarnos mucho de la vida, aunque al final no sepamos el nombre unos de otros.

Siempre llegas a lo mas profundo de nosotros.

Besos

PSYCOMORO dijo...

Interesante serie, Ginebra; tienes razón, el mundo a veces se empeña en continuar nuestros recuerdos, en reflejar lo que se aloja en locura de los instantes que no queremos dejar partir. El final coronado con ese autorretrato y con Dylan es insuperable. Besos.

Digitalbites dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Digitalbites dijo...

Ese tipo de encuentros son de los que uno recuerda después con una sonrisa, momentos así le dan valor a muchas cosas.

La primera vez que paso por aquí y creo que seguiré haciéndolo, de puntillas, como siempre... Hay muchísima belleza en esas fotos, me encantaron.

Un saludo casi dos años después.

virgi dijo...

Resiliencia es una capacidad que tendríamos que trabajar más. Quizá Dylan sabía de eso con sus canciones únicas (esta es divina) como "Desolation row", que supongo conoces.
Un abrazo, mañana vuelvo con más tiempo para la otra entrada.