28 agosto 2011

Sonrisas a granel.


Un ángel de rizos dorados tras el cristal


Los ángeles también se burlan (serie, retratos). Fotos de Ginebra.

Miré hacia la ventana y vi un ángel con rizos dorados. Sonreía y hacía muecas, mientras una lluvia fina salpicaba los cristales. Juegos con sabor a gominolas de fresa. La magia de un instante atrapado en una lente de 55 mm.

La realidad es otra y no todos los niños tienen la suerte de poder jugar cuando lo desean. No todos son felices,aunque debieran serlo. Pero en la sombra que tiende la enfermedad, la guerra, la pobreza o la exclusión, siempre se encienden luces, gestos solidarios como los que realiza la Fundación Abracadabra de Magos Solidarios, que es una organización social sin ánimo de lucro que trabaja en España y que se dedica a llevar actuaciones de magia e ilusionismo, fundamentalmente a niños hospitalizados, a discapacitados psíquicos y físicos y a mayores en residencias. Los artistas, magos y actores, son voluntarios.
Tienen una media de dos actuaciones diarias en hospitales de toda España, aunque también han llevado la ilusión a otros lugares como Perú, Kenia o Sarajevo.

El tiempo que estas personas dedican a los demás es, evidentemente, un tesoro; una actividad que no tiene precio. El resultado es pura magia: sonrisas a granel y felicidad sin tickets de compra.

18 comentarios:

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Totalmente, Ginebra, no todos los niños tienen las mismas oportunidades. Y me parece fantástico lo que hacen los voluntarios de llevar una sonrisa puesta en la cara y transmitirla a los peques.
Un beso muy grande

El rey lagarto dijo...

Por desgracia muchos niños son los que se saltan su niñez y pierden su inocencia e infancia, creo que es lo peor que se le puede quitar a alguien.
Por suerte siempre hay gente que pone su granito de arena para sacarles una sonrisa, debe de ser reconfortante para esas personas, magico.

besos, bon dia Ginebra.

DANI dijo...

Ja ja ja son tremendos estos enanos...

Aunque también nos hacen llorar a escondidas...

Besazos de vuelta

Sara dijo...

Hola guapa, recién llegada de mis vacaciones y pasarse por tu casita sigue siendo un placer, es llevarse siempre sabores de gominolas de fresa, utopia a raudales a la que me aferro para hacer una realidad mejor y más justa.Juntos podemos y que cundan muchos ejemplos como estas asociaciones e voluntarios que hacen su pequeño milagro día tras día.
Mi abrazotedecisivo

Gabriela dijo...

Las caras de una misma, moneda, y mientras dirigentes inescrupulosos restan ...magos generosos suman!
Gracias por sumar con tu post!

Eres especial eh!!!

Gizela dijo...

Después de esas fotos, que mueven a comerse a besos a ese ángel, de esa música, que hizo bailar mi café, y la referencia a tan bella labor, no se me ocurre más nada, que dejarte una canción...me parece que "pega" con esta lindura de entrada
The Puppy Song Harry Nilsson

GINEBRA dijo...

Los voluntarios de cualquier asociación, llámese Amnistía Internacional,Cruz Roja o cualquier otra, son los verdaderos ángeles en esta especie de tragicomedia que es la vida misma...
Los magos de Abracadabra llevan su magia a quienes más lo necesitan, les brindan su tiempo (que es oro) y su arte y, efectivamente, es una labor preciosa que debe reconfortar mucho.
Además en esta sociedad en la que nunca tenemos tiempo para nada es aún más altruista.

Gracias por venir.
Regresa nuestra Sara, con sus abrazos decisivos y también Dani, el pequeño viajero.
Giz, tu canción es preciosa, muy apropiada para después del desayuno también:). Gracias
Que tengais un estupendo lunes.
Besos

Sergio dijo...

Creo que es la felicidad del niño el que lo acaba forjando como un maravillosos ser humano, no por ello quiero decir que una infancia difícil imposibilite el destino del individuo, pero la sonrisa sin duda enriquece el alma.
Maravillosas iniciativas para esos tiernos ángeles.

Aureliano Buendía dijo...

Los niños, lo son todo, presente y futuro. No todos tienen la misma suerte y gracias a muchos voluntarios su vida a veces es un poco más fácil.

Sólo podemos darlos las gracias porque por nada dan mucho.

Un saludo desde Macondo.

Chousa da Alcandra dijo...

Una sociedad que cuida, cultiva y mima la sonrisa de sus niños, es una sociedad con futuro. Por eso no debemos de cansarnos en agradecer regalos como el de la Fundación Abracadabra por mantenerse en el tiempo con esta magnífica labor.

Bicos sonrientes. Que yo tb soy un niño!

Beatriz Salas dijo...

Qué maravilla que haya personas que se vuelcan en los demás, que siembran y recogen las mejores sonrisas y a todos ellos les doy las gracias y a ti por traernos este post-reflexión.

Un abrazo.

raúl dijo...

un ángel de rizos dorados, correcto. y unos retratazos de concurso!!

Esilleviana dijo...

perfecto: tus palabras que enseñan distintas formas de actuar. La labor que realizan los voluntarios, del modo más altruista y entregado a los demás es sorprendente e incomparable. Sobre todo ahora que solo hacemos cosas y llevamos a cabo tareas por algun interés concreto.

las fotografías muy tiernas y hermosas y la música, todo un deleite.

un abrazo
me encantó tu post.

Nómada planetario dijo...

Hay más gente que se dedica a estas actividades sin ánimo de lucro, el otro vi en la TV una entrevista a una chica, la cual reconocía sin duda que era una payasa en el buen sentido de la palabra, lo cual no es nada fácil.
Saludos.

virgi dijo...

El semblante y la sonrisa de un niño es algo impagable. Y esa gente que tiene una dedicación tan hermosa, lo saben bien.
Un abrazo, Ginebra

GINEBRA dijo...

Lo único que puedo añadir a lo dicho, a vuestros comentarios es que si una sociedad no es capaz de proporcionar felicidad a sus niños, es que falla en lo básico, es que algo no va bien.
La nuestra proporciona educación y sanidad gratuita, pero faltan aún muchas otras cosas.
Oímos noticias terribles, existen los malos tratos físicos y psicológicos; hay niños aquí, en España, no hace falta irse al Tercer Mundo, que no tienen lo necesario para vivir cómodamente.

Una sonrisa, un rato de magia es una terapia preciosa y necesaria.
Ví un programa en la 2 sobre esta Fundación y decidí escribir este post.

La niña de la foto es una desconocida, la encontré tras una ventana y jugamos. Hice estas fotos bajo la mirada atenta de su padre, que me animaba, también tras el cristal, a disparar.
Me hubiese gustado enviarle estos retratos por correo electrónico, pero es imposible porque no cruzamos una palabra...

Besos y feliz 1 de septiembre!

Irma dijo...

¡¡Qué angelota!! la verdad estamos rodeados de muchos angelotes y angelotas que intentan cambiar el mundo y hacer realidad muchas utopías que parecen imposibles.

La sonrisa de los pequeñines es el mejor termómetro de felicitad que cuenta este mundo (me parece a mí)

Un abrazo utópico, Irma.-

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las caras de los ángeles...

Saludos y buena tarde de jueves.