22 enero 2012

LIFE o el poder de una imagen.










La revista Life vio la luz por primera vez en 1936 y ,a los pocos meses de su nacimiento, se convirtió en un referente en cuanto a medios de comunicación impresos se refiere. El "misterio" de su rápida éxito tal vez se deba a sus portadas, ya que fue la primera revista en incluir fotografías en lugar de dibujos o grabados como era habitual.

La fotografía se convirtió en el eje fundamental de la emblemática revista. Fotógrafos como Robert Capa, Alfred Eisenstaedt, Gisèle Freund o Andreas Feininger, por citar algunos, cubrieron fotorreportajes para Life, la publicación semanal que cambió el mundo del periodismo.
Desde los grandes acontecimientos mundiales que Life acercó a los lectores, pasando por el mundo de la moda , del corazón o del mundo del cine; todo cuanto sucediese en las siguientes décadas debía estar presente en el contenido de esta revista neoyorquina.


La primera portada en incluir una fotografía a toda página estuvo dedicada a la presa hidraúlica de Fort Peck en Montana. El progreso imponiéndose al mundo, junto a las pequeñas figuras de dos trabajadores que pasaban a su lado. Era el preludio del reportaje interior en el que se hacía un ensayo fotográfico sobre la vida de esos mismos trabajadores… las imágenes de Margaret Bourke-White, quedaron para la historia como las primeras publicadas en cualquier medio de prensa. El poder de la imagen se convirtió en un hecho indiscutible y marcó un antes y un después en cualquier tipo de publicación informativa.


El declive de Life tuvo mucho que ver con la llegada de la televisión y después internet, como les ha ocurrido a muchos medios de comunicación impresos. Desde 2007, definitivamente Life desaparece de los quioscos y sólo puede leerse en edición digital en la red.

14 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

El poder de la imagen sigue en plena vigencia, aunque el soporte sufra profundas transformaciones.
Bicos galaicos en pleno xaneiro

Gizela dijo...

Preciosas fotos y la historia de un antes y un después en el mundo impreso
Buen marco para una honorable despedida, para Etta James
Besotesss y linda semana!

Sergio dijo...

Una vez compré un ejemplar de LIFE monográfico de sus mejores fotografías, es impresionante, la guardo como oro en paño.
Ojearla a ritmo de Etta no tiene precio, ¡Siempre grande!... Rhytm in peace!

raúl fdz pacheco dijo...

ah! la vida, siempre se va, indefectiblemente. hasta que ya sólo queda el recuerdo, el instante de la fotografía, una canción. preciosa entrada.

Ginebra dijo...

Todo tiene un final...Life y la vida de cualquiera, aunque sea una mujer con una voz portentosa, intensa, tanto como su propia existencia, la de Etta James, ¡qué voz!!!!
Life y sus fotografías dejaron de estar presente en las estanterías de muchas casas, internet no es lo mismo, hay que reconocerlo...

Gracias y buena semana para tod@s. Besos de lunes

virgi dijo...

Puro mito y excelentes fotos...¡qué cantidad de grandes fotógrafos en esos años!
Portentosa James, leía el otro día que nunca fue suficientemente reconocida.
Besos, querida Ginebra

La sonrisa de Hiperión dijo...

El poder y la seducción de una foto...

Saludos y un abrazo.

Möbius el Crononauta dijo...

La verdad es que resulta difícil imaginar la historia occidental y norteamericana sin Life, especialmente a nivel visual.

Etta, DEP

Javier Herque dijo...

Fotos, como esas, son las que me hicieron ahorrar para comprarme una cámara de fotos y atrapar momentos que fueran leña vieja en invierno.

Como, tú dices, el poder de la imagen es un hecho indiscutible y una herramienta capaz de hacer por si sola historia.

Beso.

(Si, llego tu comentario a mi correo y a ese “e-mail” envié la foto, siento que no te llegara; si me dices donde…allí estará. Beso)

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Me ha encantado, baby!!!! las fotos son fantásticas y lo que nos cuentas de la revista es ideal! :)
Un abrazo

Sara dijo...

Ahí sigue la imagen...la seguimos necesitando a tope, aunque haya cambiado el modo y se haya dejado a muchos profesionales por el camino...tiempos de cambio mi querida Ginebra, tiempos de cambio y duros.
Te dejo mi abrazotedecisivo lleno de cariño, este finde tomo distancia del monte y vuelvo a mi mar cantábrico a llenarme de energía...que me estoy quedando sin ella.
Muacks guapa

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ginebra!
Sin duda la imagen tiene su propio poder, y más en estos sensacionales momentos de la historia, en que todos somos participes de su proyección…

Saludos de J.M. Ojeda.

Nómada planetario dijo...

Fue todo un hito durante muchos años, contó con los fotógrafos más cualificados de la época. La TV le dio la puntilla, el audiovisual sedujo a las masas.
Besos mientras se enfría hasta la tarjeta de memoria.

PSYCOMORO dijo...

Es impresionante como el testigo de los recuerdos queda confinado en imágenes que, de tan estáticas, te arrojan el significado de la historia. Gracias por recordarlas y gracias por el homenaje a la gran Etta James. besos.