19 enero 2012

"naufragios personales"


Niños a punto de ser evacuados de las zonas de combate durante la guerra civil en Grecia, 1948.
David Seymour.

En barco se puede ir a muchos sitios y hay tantas formas diferentes de navegar (o hundirse) y tantas circunstancias personales en una travesía, que sería imposible elaborar un listado completo.
Hay quien viene en patera, quien se va al exilio desde un puerto cualquiera, quien sale a faenar diariamento o simplemente disfruta de unas vacaciones en muchos casos merecidas.

Lo que no es muy común es que un barco de lujo, nuevo, prácticamente se hunda frente a las costas de una isla porque el capitán de la embarcación decida desviarse de la ruta para saludar a los habitantes que pasean por el puerto.
No es normal, ni entra en cabeza humana. Un desgraciado accidente tiene lugar y se desencadena el caos al que sigue el naufragio de una gran parte del barco. El capitán es el primero en abandonarlo y, a pesar de las órdenes de regresar a su puesto, que le da su superior por vía telefónica, no regresa, desantendiendo sus deberes como responsable de la tripulación y de los pasajeros.

Hasta hoy, este sujeto, no ha reconocido que es reponsable directo de la tragedia (el único responsable) en la que han perdido la vida once personas , además de un número sin determinar de desaparecidos.
Ayer declaraba (¡que hay que tener valor! o ¡manda cojones como diríamos!) que no abandonó el barco, lo que ocurrió es que se cayó de forma involuntaria en un bote salvavidas y, supongo que ya allí, pues pensó que lo mejor era salvarse, "ya que he llegado hasta aquí...¡qué le vamos a hacer!".

A las pérdidas humanas hay que sumar los efectos ecológicos adversos que ya se han hecho notar, el perjuicio de la compañía Costa Cruceros o cualquier otra , porque es de esperar un descenso vertiginoso de este tipo de turismo.
En mi opinión, este individuo habrá salvado su vida, pero ha naufragado personal y laboralmente, no cabe la menor duda.

Ni Fellini hubiese podido imaginar una situación tan rocambolesca y tan dramática a la vez. Ni tampoco los Hermanos Marx podían haber imaginado un suceso tan absurdo cuando rodaron esta escena de como algunos consiguen su trabajo...

17 comentarios:

raúl fdz pacheco dijo...

Es que el famoso diálogo es de traca, la bronca que le echan al capitán, con toda la razón del mundo, "¿es que quieres irte a casa?, sube a ese barco inmediatamente!", antológica. No hay guión que lo supere!

Mª Angeles y Jose dijo...

Es muy fuerte!

Incomprensible......

Besos

TSI-NA-PAH dijo...

SIempre recuerdo la pelicula Exodus cuando se habla de barcos!
un abrazo

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Ginebra, como apunta el amigo Raul, la pelicula que hizo el este tipo no hay quien la supere.
Aunque el Titanic queda lejos, las decisiones de esos diplomadosfueron nefastas.
Besos
Jesus

Sara dijo...

Mi querida Ginebra...estamos todos pasmados ante semejante despropósito...yo cada día me pregunto ¿qué más nos quedará por ver? con que elegancia has dicho las barbaridades que pensamos todos de ese personaje...
Abrazotedecisivo lleno de cariño...que ahora me voy a tu caja de bombones jajajaja

virgi dijo...

La foto me da una gran tristeza.

Esperemos que al capitán, inconsciente, cobarde y muchas más cosas le caiga una buena pena, aunque nada se podrá hacer por quienes perdieron la vida tontamente, así como los daños, que aún no se sabe si podrán ser mayores.
Besos, Gine

Gizela dijo...

Ni no fuese por las vidas perdidas, pudiese ser un buen guión de película
En fin, nunca sabremos en manos de quien ponemos nuestra vida
Somos tan frágiles como un buen cristal, y si de paso nos encontramos con tamañas patadas...
BESOTESSS

Ginebra dijo...

Es verdaderamente alucinante... una historia que ya la hubiese querido Dalí para un cuadro del surrealismo.
Lo peor es que si se tira de la cuerda (y los medios hambrientos de carnaza televisiva ya lo hacen) irán apareciendo flecos que no dejarán de sorprendernos...
Me pongo en el lugar de los pasajeros, el susto y el drama. Para no olvidar, evidentemente.

Dos cosas que han apuntado Sara y Giz: lo que nos quedará por ver y en manos de quien o de quienes estamos... si una lo piensa es para acojonarse, porque si esto ocurre en un crucero, ¿qué pasará en un hospital o en un colegio, donde es más fácil que estemos????
¡Ayyyy señor, llévame prontoooo!!!!!

Camino a Gaia dijo...

Un capitán surrealista.
Peor lo llevamos nosotros, viajamos a bordo del capitalismo y escuchamos la orquesta mientras el barco se hunde.

Ginebra dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Gaia, nosotros vamos a la deriva y lo peor, con la certeza de que nos vamos a hundir...
Besos

Sergio dijo...

Es como si los autores del asesinato de Marta del Castillo dicen que pasaban por ahí, y se lío, y tal, pero que no recuerdan, y la cosa se resuelve como acaba. Ni los Hnos. Marx, ni Monthy Phyton, ni Cristo que lo fundó. Iba a suspirar al tiempo que digo ¡Qué país!, pero me quedo corto... ¡Qué mundo!

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Si es que hay gente pa´to!!! pero bueno...
un besazo preciosa!

mientrasleo dijo...

Es atroz la noticia y de chiste diría las excusas dadas si no estuviéramos ante una tragedia.
Desde luego, la realidad supera la ficción.
Besos

Gabriela dijo...

Increìble realmete.
Tu post tan acertado, y la realidad que supera la ficciòn!
Y parece que este año nos tendrà en jaque!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Naufragios consentidos en manos de otros...

Saludos y un abrazo.

abueloscrisytoño dijo...

Hola Ginebra, tiempo sin pasar para encontrarme con una hermosa caja de bombones. Como es la vida ¿verdad? Ahora dulce, ahora amargo y burros ya se ve que no faltan con perdón para ese hermoso y noble animal.
Un beso muy grande

Abuela Cris

Chousa da Alcandra dijo...

No voy a ser yo quien defienda a este individuo que, incluso, se va incriminando a sí mismo cada vez que abre la boca; pero sí considero que desgracias como esta se evitan cada día por pura fortuna, ya que -efectivamente- estamos en manos de ineficaces y de mediocres.

Bicos