07 febrero 2012

Doscientos años de nada...


Caricias en blanco y negro (César y Hanna)


Clase de lengua castellana (retrato de César). Fotos de Ginebra

Dickens acaba de cumplir doscientos años. No vive entre nosotros, pero su obra continúa vigente,en tanto que muestra a la perfección la terrible situación actual de desigualdad social que sufren no sólo las sociedades más subdesarrolladas, sino también el mundo occidental, el nuestro, que parecía ajeno a según que sufrimientos.Nos habíamos acostumbrado a que esas cosas parecían existir sólo en el Tercer Mundo, ya que nosotros ya conseguimos superar hacía mucho esa miseria crónica y terrible cargada de hambre y de moscas.

La explotación laboral infantil o las injusticias sociales no han dejado de existir desde que el novelista inglés escribiera, a finales de siglo XIX, Oliver Twist o David Copperfield, por citar dos de sus obras más representativas,en las que sendos protagonistas son huérfanos que se enfrentan a un mundo ruín lleno de villanos, pícaros, ladrones y miserables. El propio autor sufrió con saña una infancia rota, ya que tuvo que trabajar en una fábrica de betún mientras su padre cumplía condena en la cárcel por impago de deudas.

Mientras tú duermes plácidamente en tu confortable cama, malviven e incluso mueren, decenas de niños en cualquier rincón de este injusto planeta, porque carecen de lo más básico.
No muy lejos de aquí, en un país vecino llamado Grecia, hay niños que se desmayan en el recreo porque no han desayunado e incluso son abandonados en orfanatos porque sus padres no pueden proporcionarles un techo o darles de comer.

Doscientos años, como ves, no son nada. Podemos avanzar en investigación militar, enviar hombres a Marte, colonizar cualquier espacio planetario o estelar, pero no hemos sido capaces de desterrar lacras como el trabajo infantil, el hambre o la explotación de los seres humanos.
De la destrucción del Planeta, pues se me ocurre que ya hablaremos de ello otro día.




22 comentarios:

Sergio dijo...

Siempre he sido sensible a los grandes problemas sociales y muy en particular con el hambre, y desde que soy padre (hace algo más de 12 años) mucho más todavía. Existen noticias que me duelen a las que no encuentro respuesta y lo que es peor solución. Somos socios de Cruz Roja, Greenpeace y Fundación Intervida y aunque es un granito sin duda no es suficiente. Pensarlo con detenimiento resulta frustrante.

Sergio dijo...

Se me olvidó añadir que confío en que la solución se encuentre sin que tengan que pasar 200 años más. Se crea una gran alarma e movilización por que corten Megaupload pero hay cosas que en general importan un carajo. Una pena.

TSI-NA-PAH dijo...

200 o 2000 años y seguimos siendo igual de egoista y de imbenciles!
un abrazo
Ps: Ser estúpido, egoísta y estar bien de salud, he aquí las tres condiciones que se requieren para ser feliz. Pero si os falta la primera, estáis perdidos.

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Podemos hacer tannntas cosas... que a la hora de la verdad, no hacemos N.A.D.A!
Muchos besazos, guapi!

Gabriela dijo...

querida, pienso, si en verdad el hombre habra avanzado algo, si tooodo lo cientifico tiene algun valor, sin que sea interes económico parcial, en cada escuela ciertamente hay algún niño en malas condiciones, en silencio, penan...
Somos una especie rara... que aún hoy no aprendió a cuidar a sus crías....

Un beso siempre notables tus post!

raúl fdz pacheco dijo...

y ni siquiera hay que irse muy lejos, en muchos colegios de la comunidad valenciana no pueden pagar la luz, no hay calefacción, van los niños con 7 capas de ropa a clase. llegar a marte es un progreso de mierda mientras en el mundo la gente siga muriendo de hambre.

Ginebra dijo...

Me gusta Dickens, utilizo mucho sus textos en la asignatura de Historia del Mundo Contemporáneo para que los alumnos entiendan la vida de un obrero industrial en una fábrica en plena Revolución Industrial Inglesa.
Largas jornadas laborales, tratos abusivos, mísero salario, trabajo infantil, condiciones insalubres... Dickens relató como nadie ese acontecimiento histórico y sus textos son de una brillantez extraordinaria.

El capitalismo de Adam Smith que ahora en nuestros tiempos sigue vigente con el neoliberalismo de Milton Friedman. Como si el tiempo se hubiese detenido, lo importante es el beneficio económico por encima de cualquier otra cosa.

Me ha gustado especialmente el artículo de opinión que os enlazo, firmado por Elvira Lindo, estoy de acuerdo con la crítica que expone.

Lo peor de las Utopías es que no se sostengan ellas mismas, lo peor de los sueños es, sin duda, dejar de creer en ellos...

Besos y gracias por venir.

Adolfo Payés dijo...

Gracias amiga por ser tan sensible..

Que lindo es volver a tu espacio después de tanto tiempo..



Un abrazo
Saludos fraternos..

Javier Herque dijo...

Al menos 200 años no han sido capaces de borrar la sonrisa de un niño o la inocencia que inunda su mirada; al menos aún quedan cosas que nos deben hacer recapacitar , al menos aún hay esperanza asomando a los ojos de una mirada infantil.

Beso.

Irma dijo...

Las fotos son impresionantessss, que bonitas y que modelo más guapo.

El texto desgarrador como la vida misma.

Cada vez que pasan los días sin pasar nada, creo que la utopía está más lejos de nosotros y hace que me despierte cada mañana indignada, no con el mundo sino con los seres humanos que lo formamos, cuando no somos capaces como bien dices de erradicar el hambre, ni la prostitución infantil, ni las guerras, ni la avaricia que está haciendo que cada vez seamos todos más pobres...

Sigo creyendo en utopías y que se pueden hacer realidad, si luchamos por ellas ;)

Un abrazote utópico, Irma.-

Ginebra dijo...

Pues todos los días me levanto pensando en qué a lo largo de la jornada sucederá algo que me haga seguir ilusionada o esperanzada. Siempre ocurre que veo un buen gesto en un compañero, en un alumno, en mi casa... luego cometo el grave error de leer la prensa y ya todo se destruye como un castillo de naipes. Me digo a mí misma: "no leas lo que los medios dicen, tápate los oídos a las miserias", pero es inevitable. También hay que conocer el dolor de los otros para no vivir más anestesiada aún de lo que estamos.
Como dice Irma, la indignación creo que es, en estos momentos, muy común en mucha gente. Espero que sirva para algo.
Como dice Javier, no debemos perder la esperanza porque también hay cosas muy bellas y ¿qué sería de la vida sin esperanza?.

Besos.
p.d. Preciosos comentarios.
Este modelo es fotográfico es un primor, le gusta posar y a mí me gusta hacerle fotos.

Tiovivo dijo...

¡Cuanto tiempo! y sin embargo no es nada. Para que llegar a Marte si no somos capaces de convivir, que algunos se empeñan en obligarnos simplemente a sobrevivir.

Un beso y sigue concienciadonos. Mil gracias.

ñOCO Le bOLO dijo...


· Doscientos años... y los que hagan falta, para que continúe la explotación del hombre por el hombre, ahora, a gran escala, la explotación del niño, como mano de obra barata u objeto sexual. Dickens no podría escribir ésto... no tendría estómago suficiente.

· un beso

CR & LMA
_______________________________
·

Gizela dijo...

Tienes razón...lo peor de los sueños es no creer en ellos o forzar crueles despertares...
Lo de Grecia es un absurdo tan doloroso..
Vi el reportaje de los niños en las escuelas...
La cuerda revienta siempre por lo más delgado
Políticos corruptos y una sociedad sin valores ciudadanos
Todos se trampearon unos a otros, y ahora pagan todos, especialmente esos niños, a quienes les están cortando a pesadilla, sus sueños de futuro...
Preciosas fotos!!
Besos

Sara dijo...

Yo no creo para nada en las utopias, cada vez las veo más lejanas, pero creo firmemente en LA JUSTICIA y en LA HUMANIDAD, la que tú rebosas mi estimada Ginebra.Tu entrada es para hacerla llegar a cada rincón del planeta...hablaremos cuando quieras de la destrucción del planeta, contigo hablar es un gustazo...de cualquier tema.
¿Es tu hijo el de la fotografía? no será el adolescente de las notas jajajaja, se paciente, toda época pasa, te lo digo por experiencia.
Te envio un largo mensaje en estos días sobre Asturias, y tu viaje a ella, en vacaciones jajajaja.
Nosotros en Semana Santa iremos a Guadalupe, a tu tierra.
Abrazotedecisivo y disfruta mucho del fin de semana, utópica guapa.

Ginebra dijo...

Pues gracias Sara, confío en que tu información me será muy valiosa, dado tus "incursiones" y excursiones por el Principado (no me gusta nada ese nombre, ¿por qué será?:).
César tiene seis años (camino de siete) y saca, hasta ahora, buenas notas:)
Besos

Giz, lo de Grecia nos tiene a todos sobrecogidos, o al menos a mí... Pero, ¡ojo! también Somalia, Sahel, Palestina, etc...
Esto es un asco. Cada vez está más claro que somos unas simples marionetas a expensas de cuatro mangantes que mueven los hilos. Otros no tienen tanta suerte, ni siquiera son marionetas, son ya "muñecos rotos" por la miseria y la injusticia.
Dickens se me representa ahora mismo como alguien no sólo cargado de humanidad, también como una voz indispensable que clamaba en el desierto. La fuerza de la pluma y no de las armas...

Ñoco, Tiovivo, gracias por venir "a mi humilde morada", como diría el Drácula de Coppola o de Bram Stoker.
Besos de finde

Ginebra dijo...

Por cierto, ¡al loro con las botas de goma de "mi César", jajajjajaja, parece un tío de campo y todo! Me gusta especialmente ese retrato...

Sara dijo...

Pensé que era tu retoño adolescente, César aún es pequeñito y por cierto...precioso.Ese retrato tiene mucha fuerza
Un besito guapa.

virgi dijo...

Tristemente, pienso que lo que se arregla medianamente por un lado se estropea por otro. No sé, creo que no tenemos remedio, sólo la fortuna de haber nacido en este lado del planeta.
Las fotos, llenas de sensibilidad, Ginebra, me gusta el b/n.
Un beso, cielo.

Gizela dijo...

Tienes razón Ginebra con ese "ojo" que me apuntas
Por su puesto que se da lo que señalas...la justicia, va campante cortando cabezas, sin que nadie pareciera poder detenerla..
Pero sabes, pienso que en el caso de Grecia, la cosa es doblemente dolorosa
No sólo sus políticos han jugado a sucio...
Muchos ciudadanos también!!
Y creo que cuando como ciudadano, juegas a la corrupción, es peor
No le robas la estado, robas futuro a tus vecinos, a tus amigos, a su futuro, al futuro de los niños
De todo corazón espero que el rescate venga, nadie merece ese infierno, pero también espero, que ahora, que han visto hasta donde llega el sufrimiento y la injusticia que arropa sin distinción, también vuelvan a ser la cuna de la democracia...y democracia, no sólo es votar y tener derechos, también obligaciones.
Y Grecia es un caso muy diferente a Somalia o Palestina...ellos no tuvieron nunca la suerte, si la queremos llamar así, que tuvieron los griegos...
BESOS NIÑA LINDA!

Ginebra dijo...

Gizela, es cierto, el sistema contributivo griego era un desastre, si uno no es consciente de sus responsabilidades como ciudadano de un Estado, simplemente el Estado desaparece como tal, o al menos el Estado de Bienestar Social que todos soñamos, por ser el más justo.
El concepto de "lo público" aún no lo hemos asimilado bien los países mediterráneos europeos, no es como en los países nórdicos, donde se mima y se arrima el hombro con una parte importante de los impuestos que se pagan y así se puede disfrutar de una sanidad, de una educación, de bajas maternales en condiciones.
Toda la razón, querida amiga.

Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Me pasa algo muy similar en lo que a los medios de comunicación se refiere. Parece que solo vende el dolor y las miserias. Matar al mensajero no es de recibo, pero es muy posible que darle un par de hostias con bajas en suscripciones o declararse en huelga de interruptores caidos pueda venir bien...

(Como la profesora de lengua castellana se de cuenta de en que piensa el modelo... igual tenemos lío con los deberes!!!)

Bicos