16 febrero 2012

Su guitarra y él


George Harrison y John Lennon. Gira Magical Mystery, 1967. Keystone Features


Harrison con el campeón de motociclismo Barry Sheene, 1978. Roger Lings


Harrison en una gala en París, 1967. Terry O'neil


The Beatles en Londres, 1968. AP Photos


George Harrison en Hamburgo, 1961. Juergen Vollmer


Harrison con miembros de Hare Krishna, 1970. McCarth


Me parece muy complicado escribir sobre alguien al que idolatras de alguna manera.
Desconozco su vida privada, quizá tampoco sea necesario. Hay una frase que, según su viuda Olivia Trinidad, George siempre decía: "si quieres saber algo sobre mí, escucha mi música". Y es cierto, a uno se le conoce por lo que hace y este guitarrista, compositor y cantante lo expresa todo con sus melodías y no hace falta saber mucho más.
Lo que me transmite Harrison es equilibrio, vitalidad, optimismo y, por supuesto, romanticismo. Creo que era un tipo enamorado de las cosas y de la gente, a pesar de su timidez o actitud poco notoria comparada con la de sus compañeros Paul y John, por ejemplo. Su música consigue aliviar e incluso curar, cumple todas mis expectativas, sin duda.

He escogido una canción de su tercer disco, All Things Must Pass (1970), concretamente Wah-Wah que ,parece ser, la escribió como queja a la prepotencia de Lennon en su época de The Beatles,cuando cualquier tema tenía que ser supervisado y "arreglado" por Paul y John, subestimando siempre la aptitud musical de Harrison. Viene a ser una especie de expresión o mohín que indicaba que no le interesaba demasiado ese protagonismo del que ambos "escarabajos" hacían gala.

14 comentarios:

virgi dijo...

¿No has visto la peli de Scorsese? Creo que es fabulosa, lo pone de lo más interesante, reflexivo, espiritual.
A mí, de joven, era el más me gustaba...intuición sería.
Más besos, más.

Sergio dijo...

El mejor Beatle, sin duda, y si recuerdas el "enfrentamiento" que provoqué en el blog entre sus ex-componentes resultó ser, para mi sorpresa, el más aclamado.

Gabriela dijo...

coincidimos también en estegusto querida mía!

gracias por el placer!

Ginebra dijo...

Tengo pendiente efectivamente,Virgi, el documental de Scorssese, este director me encanta y he oído buenas críticas sobre este trabajo. Lo compraré en DVD,ya que en Cáceres no lo han estrenado (eso era previsible:)

Harrison era especial, desde luego, para mí, no sólo un buen músico (uno de los mejores) confieso que incluso una especie de "amor platónico"... Escucho sus discos frecuentemente y cuando estoy más baja de moral, suelo ponerlo más:)

Besos y buen finde.
p.d. Las fotos son únicas, inéditas algunas.

TSI-NA-PAH dijo...

George era el mejor!Indiscutiblemente el que mas personalidad tenia y aura!
un abrazo

Javier Herque dijo...

Representaba la libertad, la anarquía dulce y fresca, el toque sencillo y profundo de esa persona que da sentido a un segundo plano y que resulta vital para que fragüe el primero.

Hay un titulo de una de sus canciones que, creo, le identifica como persona:

“While My Guitar Gently Weeps”

Si…”here comes George…por siempre”

Beso.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Ginebra!
Todos somos especiales, quizas sea cuestion de mirarnos con cariño.

saludos de J.M. Ojeda.

Gizela dijo...

Me encanta el homenaje a tu amor platónico!!
Muy de acuerdo contigo!!!
Bellas fotos!!!
Un beso y linda semana!!

DANI dijo...

Cuando no se cree en Dioses, los ídolos toman mucha fuerza ;)

Se que tengo todo esto muy olvidado, pero es que me lio yo solo en proyectos sin final :)))


Besazos enormes

ñOCO Le bOLO dijo...


· Posiblemente, el mejor del grupo. Cierto que los otros dos, chupaban mucha cámara, y de Ringo, casi ni se sabía.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

DE LOS GUSTOS Y LOS CAMINOS dijo...

Ay Ginebrita. Como me gusta leerte.

Möbius el Crononauta dijo...

Qué grande era Harrison. ¡ya no los hacen como él!

No.me.pises.que.llevo.chanclas. dijo...

Me encanta!!! sobre todo el título "su guitarra y él" :) ya sabemos a quien damos más importancia!
las fotos magníficas y la canción escogida, más!
Un abrazo enorme

PSYCOMORO dijo...

Harrison siempre fue la esquina menos transitada de The Beatles, aquel que esperaba con toda la paciencia del mundo que aquello se acabara. Quizás fue el primero en darse cuenta que los caminos, tarde o temprano, simplemente se tienen que dejar pasar. Necesario homenaje al hombre que no necesitaba hablar, Ginebra. Besos.