01 marzo 2012

Aprendizaje


Blanco y negro con color (retrato de Hanna). Foto de Andrea M

Un pequeño petirrojo entró en una sala a través del ventanal entreabierto. Se chocó con las paredes un par de veces, después revoloteó asustado por encima de la lámpara y fue a posarse en la jaula del canario, quien le observaba entre divertido y asustado.
Tras contemplarse mutuamente durante un par de segundos, el petirrojo emprendió su tarea de encontrar la salida y el canario se acurrucó en su jaula y emitió su gorjeo matinal.

El gato maulló desde su mullida cesta y despertó a la dálmata que ,malhumorada, ladró ( Hanna era una instantánea en blanco y negro, dentro de un álbum a todo color).
La vida es como el vuelo de ese pajarillo, nos pone en aprietos para que aprendamos a encontrar la salida. Lo que pase después, será un misterio.

Esta foto de Andrea me gusta especialmente. Aprende rápido, le interesa la fotografía. Creo que es bueno que un joven muestre interés por alguna cosa concreta y se centre en ello.El aprendizaje constante es vital.

15 comentarios:

Gizela dijo...

La foto es linda, pero el cuentico...más lindo jajajajaja
Tienes razón, todo es un aprendizaje en vuelo, a veces para encontrar salida y otras para encontrar entrada jajaja!!!...Qué a veces es más difícil, que la salida jajajaja!!!!
BESOTESSSS

Sara dijo...

Ufffffffffff Ginebra! hoy tu entrada me parece estupenda, hablas del aprendizaje (tema que me interesa un montonazo) y me encanta lo que de el tema dices...tu entrada además está llena de pajarillos (como la mia jejejeje)y la foto una preciosidad de esa muestra del aprendizaje.
Te mando mi abrazotedecisivo lleno de afecto, y disfruta el finde que llega veloz.Muacks

Gabriela dijo...

Genial el tema Ginebra!

El aprendizaje, es una tarea que me tiene en vilo desde el dìa en que nacì!

La naturaleza tiene grandes maestros!

Un lujo el petirrojo eh!

Sergio DS dijo...

Muy buena fotografía, un encuadre que poco tiene de aficionado, hay que seguir alimentando ese hobby, que lo disfrutéis.

Ginebra dijo...

Andrea tiene 14 años, ha empezado no hace mucho a hacer fotos y bueno, parece que le gusta. Esta foto, como dice Sergio, tiene un encuadre original.
El interés y la motivación son esenciales para aprender. Cuando un o una joven no dan muestras de interesarse por algo es preocupante. Si no le gusta estudiar, al menos que le guste fotografiar:)

Tengo que mostrarle el cuento que he inventado para su foto, espero que le guste tanto como a mí su fotografía.

Besos a tod@s, buen finde!

TSI-NA-PAH dijo...

Siempre digo lo mismo cuando vengo por tu blog.Pero es que es verdad!Da gusto este aire freco y con olor a Azhar que entra tras leerte y ver tus fotos!
un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

El animal es realmente precioso.

Saludos y un abrazo.

virgi dijo...

Colorido de niños entre el b/n del perro. Mientras, los pajarillos vuelan a su antojo, unos quieren salir, otros no quieren dejar la jaula.
Besos, Ginebra

Chousa da Alcandra dijo...

Un día de estos logrará capturar un "Guau!", en ese encuadre se ven maneras (y a Hanna se le ve mucha paciencia).

Bicos policromáticos

PSYCOMORO dijo...

Lo que pasa después es que ladramos y nos volvemos a dormir, porque supongo que de eso se trata la vida; de ir tirando sin preguntarse en demasiadas ocasiones cómo lo hacemos. Besos, Ginebra.

Sergio DS dijo...

Sin ánimo de ser pelota abundaré sobre el tema del encuadre: el motivo principal, ese precisos dálmata, está perfectamente situado siguiendo la "Regla de los tercios" y no situado en el centro, técnica usada por fotógrafos y pintores no aficionados, y en general en artes visuales; el área mostrada es muy limitada y al tiempo muestra información suficiente como para intuir un feliz día de campo, un día feliz al fin de al cabo. Casualidad o no, pues no existen, su intuición le ha llevado a una simple pero gran foto.
Yo a mis hijos les insisto en cumplir con sus obligaciones, pero también les digo que deben ser lo que sientan querer ser.

A mí me encanta, otro día ya me paso y hago la pelota.
:)

Javier Herque dijo...

Mejor que existan esos misterios en color o en blanco y negro, mejor que no todo esté resuelto a la entrada de la duda; se aprende mucho de los errores con color amarillo…se aprende mucho de los vuelos con pantalón corto y mercromina en las rodillas.

Beso.

ñOCO Le bOLO dijo...


· La vida del canario podrá ser segura, apacible. La del petirrojo, una aventura.
Una pareja de ellos vienen a verme. Has aprendido que cualquier movimiento que haga, con alguna herramienta de jardín en la mano, podrán ser su sustento. Cantan para mi, revuelvo la tierra... para ellos.
También nosotros aprendemos. Yo, a mantener fieles a ese par de petirrojos.

· un beso

CR & LMA
________________________________
·

Möbius el Crononauta dijo...

Vivimos en un contínuo espacio de madejas de hilo.

Besos de aprendiz

Sara dijo...

Te envié ya correo sobre las vacaciones asturianas jajajaja, al email que me diste en su día, ¿te llegó?
Abrazotedecisivo