28 agosto 2012

La emoción de las cosas

Jarama y Viriato

Cierro los ojos para recordar más intensamente todas las sensaciones que he vivido estos meses de verano, el color ámbar del pasto seco, el olor del campo y el que desprenden los caballos, su calor corporal que se mezcla con el mío después del paseo y el galope por esa estepa inmensa que quiere atrapar las sierras cercanas cuajadas de encinas.
Los Llanos cautivan, enamoran y sorprenden  siempre, pero la sensación aumenta si se divisan y disfrutan a lomos de un caballo en un amanecer estival o al caer el sol.

Un hombre con sombrero

Un hombre con sombrero se cambia las botas de casa por las que guarda en el coche, las que utiliza en las tareas del campo.
Cada mañana saluda al ganado antes de entrar en su finca, le conocen y acuden prestos a su llamada. Es diligente y cariñoso con ellos. Disfruta cada día de la rutina como si fuese el primero. Nunca se queja.
Un hombre con sombrero y pluma: la paciencia. Alguien del que aprender.Un amigo

Terneras muy tiernas

Ya se han acostumbrado a mi presencia y no me rehuyen, aunque apenas les hago caso. Desconfío del toro cuando lo tengo cerca. Me miran cuando camino o cuando monto. Son asustadizas y también curiosas.
¿Qué pensarán cuando trato de inmortalizarlas en este retrato?.


Un gato sin botas. Fotos de Ginebra

El gato se esconde tras la rueda  del viejo tractor, casi agazapado en las sombras. Me mira con atención, le sonrío y le retrato porque, aunque huidizo y desconfiado, es el único felino del corral que se atreve a perseguirme. Creo que le gusta posar.

Cruzo los dedos para seguir teniendo veranos como el que termina, en el que no me ha hecho falta viajar muy lejos para ser feliz. Más bien he comenzado un viaje diferente, creo que puede llamarse así, y he de decir que es uno de los más emocionantes que he emprendido en mi vida.
Un estío en el recuerdo, el verano en el corazón. Como diría el poeta: "sólo recuerdo la emoción de las cosas".

16 comentarios:

Gizela dijo...

Ayyyyy!!!! Niña linda, me has transmitido tu emoción!
Estoy sentada en la cocina, tomando un café, afuera llueve copiosamente, pero con tus fotos y textos, estoy en España, finalizando el verano...y siento la emoción del verano pasado. Puedo oler mis paseos por el campo. Me vuelvo rojo bonito, con los molinos de viento, cortando esos ocasos espectaculares
Me enredo en suspiros recordando los anillos de oro que amarran la siega del pasto...
Estacionarme en cualquier carretera y sentarme sobre el capo del auto y disfrutar hasta que sale el primer lucero al recogerse el ocaso...sin miedo a que me atraquen a punta de pistola Ufff!!!jajaja!!!
Es el primer verano que paso fuera de España, y recuerdo mi libertad de tomar el coche sin rumbo, para empaparme de los paisajes y de los pueblos en el camino...y en estos momentos, con un sorbo de café, juro, que no volveré a perderme ninguno jajajaja!!!!
Hermosas las fotos, hermosa esa emoción que transmites
Y cuando se oxide el aire con el ocre otoño o cuando todo se vuelva blanco y helado, te pasará como a mí, repasando mis fotos en el blog...y volverás a vivir la emoción y a sentirte afortunada, de vivir en un país tan bello y con tanta diversidad geográfica y cultural... y yo, volveré a agradecer a tu país y tu gente, haberme acogido y adoptado como si hubiese nacido allá, con crisis y todo jajajaja!!!!

Besosssss niña linda y bella semana!!!!

Aristos Veyrud dijo...

Maravillosa experiencia de verano expresas en tu escrito.
Por estos parajes siempre hay verano ja ja ja.
Una de las cosas que no valoraba tanto como ahora es esa relación de fuerza, poder físico y belleza contenidos en tanta bondad y armonía con la naturaleza de los animales en el campo.
Cuando hay niños las emociones se multiplican, hay una magia en la comunicación de la inocencia, todavía tengo muy fresco en la memoria a mi hija, cuando pequeña, arrancando yerba y dándola de su mano con toda confianza a un gran equino ja ja ja.
De verdad que en compañía de los animales "ese viaje al corazón" está asegurado y garantizado.
Bella publicación, una verdadera brisa para estos tiempos.
Saludos!!!


raúl fdz pacheco dijo...

terneras muy tiernas, el gato sin botas... los pies de página me gustan tanto como tus fotos! me alegra que hayas pasado un verano inolvidable. te lo mereces.

TSI-NA-PAH dijo...

Me alegro que este verano los dioses se fijaron en ti!Para mi llevo dos verano desastrozos, de pena!Ganas que terminen ya y pasen al olvido!
A+

ñOCO Le bOLO dijo...


· Y se desprenden los últimos ecos de un feliz verano. Ahora, se anticipan otros ecos. Enfrentarse a una realidad más dura, en la que comprobarás que la educación 'no es ninguna prioridad'. Solo el esfuerzo personal podrá combatir esa mezquina amenaza que afectará a los menos favorecidos.
Suerte y energía.

· un beso
la Utopia existe en el trabajo del día a dia


CR· & ·LMA
________________________________
·

Ginebra dijo...

Giz, me ha parecido un comentario precioso el tuyo y, créeme, ahora sé que ha valido la pena escribir esto, si mi emoción personal contagia a otra persona, en este caso a ti:).
Disfruté y archivé ese recuerdo, con fotos o sin ellas, ahí está, guardado para siempre.
Espero que me queden muchos veranos y muchos días...
Besos y gracias.


Aristos y es que la naturaleza siempre invita a ser feliz, lástima que muchos no oigan su llamada.
En cuanto a los animales, estoy convencida de que muchos son mejores seres que algunas personas, no defraudan.

Raúl, creo que no soy la única que disfrutó... sé de alguien que se compró una batería electrónica y se convirtió en un niño con zapatos nuevos.


Tsi, me alegra verte por aquí.
A veces, no sé si es tu caso, hay que estar predispuesto para... Lo he entendido estos meses, porque sin hacer casi nada, he conseguido hacer casi todo.
Deseo que cambie tu suerte, pues.

Besos a tod@s. Feliz día!

Ginebra dijo...

Ñoco, entraste a la vez que comentaba:).
Pues sí que nos espera un año difícil en materia educativa, y en otras tantas.
Por eso viene bien haber recargado energías.
Lucharé con todas mis fuerzas por seguir ilusionándome con lo que hago. Tengo la suerte de trabajar con personas a las que atenderé y desoiré, como siempre, las gilipolleces de la administración.

Ñoco, para la administración la educación NUNCA ha sido una prioridad, aunque a los políticos de este país se les haya llenado la boca con lo contrario. Por eso tenemos que actuar con conciencia, porque estamos solos y de nosotros depende que las cosas cambien.
Estoy de acuerdo contigo: la Utopía existe en el trabajo del día a día,en la ilusión y las ganas de hacerlo bien.
Besitos

Sara dijo...

Si guapisisma que podamos vivir veranos similares, el mio ha sido sensacional, hubiese sido mejor no cabe duda si el panorama fuese otro, pero pido por que este verano lo puedan tener muchas, muchas, muchas, muchisimas personas el año que viene, que podamos vivir la emoción de las cosas.
Te dejo mi abrazotedecisivo casi, casi con un pie en el trabajín, estamos apurando nuestros coletazos del verano, cuídate y a seguir en la lucha otoñal.

Gabriela dijo...

que delicia transmites!!
Tu ojo siempre es genial!
Guardar y atesorar para el invierno!
Gracias !!

Ginebra dijo...

Sara, el panorama es desolador,pero la vida sigue y hay que aprovechar esos momentos o días felices que nos brinda, "días de vino y rosas". En mi pueblo dicen: "la luz que va delante es la que alumbra".

Gaby y tu mirada también lo es. Me alegró que te gustase...Pronto tú tendrás tu primavera y nosotros nuestro otoño:)

Besos a ambas, feliz domingo!

Nómada planetario dijo...

Hay viajes que van más allá de los transoceánicos, los que recorremos con los sentimientos. En este caso has logrado uno de cinco estrellas.
Besos mientras la tarde da un respiro a los calores.

virgi dijo...

Querida Ginebra, intuyo cosas muy lindas, más de las que leo. Ojalá sea así y el verano que acaba te haya traído esa paz de los campos, llena de sabiduría.
Te abrazo con fuerza, la que nos hace falta para afrontar lo que viene.

Sergio DS dijo...

Pobre aquel que no sepa disfrutar de las pequeñas cosas, ahí está todo.

Ginebra dijo...

No lo dudes, Nómada, es un viaje de cinco estrellas casi sin moverme de casa, así son las cosas.
Besos a la hora en la que comienza a caer el sol:)

Virgi, ese abrazo que sea recíproco, que cuanto más unidos estemos frente a un puñado de "pésimos capitanes de barco", menos posibilidades de ahogarnos tendremos. Gracias.


Sergio, ahí está todo y todo se contiene en esas pequeñas-grandes cosas.
Beso

RECOMENZAR dijo...

me ha encantado la maravilla blanco y negro de tu blog

Ginebra dijo...

Muchas gracias, Recomenzar.