01 febrero 2013

El vaporcito


Pasean por el puerto deportivo  y hablan cogidos del brazo. Admiran los yates que están atracados en el pequeño muelle del puerto, aunque lo que más llama su atención es el pequeño vaporcito blanco, rojo y azul, que pareciera que se ha equivocado de rumbo desde su travesía desde los mares del sur.
Sin duda, es un sitio que destila encanto,lo comentan.Un lugar agradable, se mire hacia donde se mire, aunque ella prefiere posar sus ojos en él, escrutar sus gestos y explorar todos los recónditos sentidos de su mirada gris.
Nunca podrá saber exactamente cuánto le importa a ese hombre de aspecto tranquilo y buenas maneras.
Mientras saborea esos instantes íntimos de deleite en la contemplación del ser que ciñe su cintura, se percata del incesante ir y venir de las gaviotas marinas acostumbradas a devorar los pedazos de pan que los turistas les ofrecen desde las mesas de los numerosos restaurantes que hay allí.

Ensoñaciones
Han intercambiado infinitos puntos de vista  sobre variados temas, hasta acabar hablando de ellos mismos, de su fluir "por los ríos de la vida", esos que, en ocasiones, discurren distantes y a contracorriente.
Pero la conversación concluye en pocos segundos. Ninguno quiere ahondar más de lo necesario en lo evidente. Saben que disponen de poco tiempo hasta que anochezca  y sea la realidad, de nuevo, la que lo impregne todo.
Brindan por el trecho recorrido, él con una coca-cola y la mujer con una cerveza carlsberg, mientras se desean en silencio un deambular en el que no se vislumbre el final.

13 comentarios:

César Sempere dijo...

Bonito paseo marítimo por los muelles de la vida.

Interesante canción.

Un saludo,

Erik dijo...

Extraña sensación

Sergio DS dijo...

De los ríos de la vida recuerdo una frase que leí en una entrevista de El País a Jose Sampedro que quería morir como el río muere en el mar a lo que añadió: y yo ya siento la sal. Me pareció sumamente poético y duro al tiempo.

Aristos Veyrud dijo...

Momentos mágicos que caben en la metáfora de una copa, con sus bordes transparentes mientras su contenido placenteramente se retarda en consumirse para alimentar los amplios horizontes donde son posibles vuelos y deseos.
Relato a tempo de blues entre el mar y el puerto en espera de que la noche cante.
Abrazos Artista!!!

Gizela dijo...

Hermoso paseo existencial!
Y me ha retratado imágenes, de recuerdos muy queridos
No conocía el cantante
Me gustó mucho!!
Bien simpática la canción!!

Besotess y lindo finde!

raúl fdz pacheco dijo...

mejor disfrutar de un paseo, antes de que se cierna la noche con su manto de realidad, sin profundizar ciertos temas, los aspectos distanciadores. me ha encantado la descripción del momento. y bigott, también.

Ginebra dijo...

Me alegra que este paseo haya sido de vuestro agrado. Un paseo cargado de simbolismo para una pareja nada usual, como el vaporctio en un puerto deportivo:) y amenizado por este músico tan original, Bigott.

Gracias por venir. Besos de domingo

Sara dijo...

Momentos sin duda que se graban en nuestras vidas, que adquieren esa importancia de las cosas sencillas pero que disfrutamos a tope, de verdad y se adhieren a nosotros. La segunda fotografia ...conozco el lugar. Necesito esos paseos por el muelle, llevo mucho entre la nieve jejejeje, ahora mismo acabo de llegar de otra ruta por la nieve...y son dos en esta semana...ya necesito el mar. Ha sido un placer pasear por el muelle de la vida.
Mi abrazotedecisivo de transición...una segunda transición...lo sabremos hacer mi querida Maribel???? ainsss la que está cayendo.
Muacks guapa.

virgi dijo...

Momentos mágicos al borde del mar y del amor.
Ni idea del grupo, estás puesta, eh?
Besos, querida Ginebra.

ñOCO Le bOLO dijo...


La realidad está siempre omnipresente. No obstante, hay que aprovechar los pequeños huecos que nos deja.

· un beso

· CR · & · LMA ·


Chousa da Alcandra dijo...

Excelente mezcla mezclar en un beso coca-cola y calsberg. Habría que probarlo.

Bicos dende o país dos mil ríos

Nómada planetario dijo...

Bien descrita la escena y sus protagonistas, ahora bien la alusión a las marcas comerciales sin más no acabo de entenderla. Si quieren publi, que la paguen.
Besos amarrado a la estufa.

Ginebra dijo...

Pues es cierto, esta publicidad gratuita sobra...formaba parte del relato, algo inconsciente, ¡qué le vamos a hacer!.
Besos a tod@s, que tengais buen día.
p.d. coca-cola con cerveza no casa bien, querido Chousa. No lo he probado, pero vamos, es como comer jamón ibérico con cola, en lugar de con un buen vino.
Ël tomaba coca-cola y ella cerveza, yo no he hablado de besos:))