21 febrero 2013

"La niña de mis ojos"

Andrea, autorretrato.

Érase una vez, el cuento más real que os podéis encontrar: personas con mucho, mucho dinero, "felices" por tenerlo todo, cuando en realidad no tienen nada. Creyentes de poder tener a quienes quieran con sólo un chasquido de dedos, aunque mejor dicho, con sólo un billete más. Deseosos de tener más trajes, más casas, más coches; convirtiéndose en una obsesión. Esas personas que "lo tienen todo", menos amor, sinceridad y demás motivos por los que ya no tienen nada.
Lo más triste es que, saliendo de sus casa, girando a la derecha y mirando debajo de un puente, frío, solitario y húmedo, hay una familia; no de perros, gatos o ratas, No... una familia como la tuya y como la mía: una madre, un padre, una pequeñaja y el hermano mayor.
¿Qué harán ahí, os preguntaréis?, pues bien; esa humilde familia ha sido echada de su casa a la fuerza. De su hogar, dónde esos pequeños crecían, ¿debido a qué? debido a sus deudas, ya que la madre no pudo sacarse los estudios por motivos económicos y el padre acaba de ser despedido del trabajo. Estaban echando a la calle trabajadores y a él le tocó la papeleta negra.
Ahora no saben de qué vivir, más que de tres mantas y la poca comida que encuentran en el contenedor. Es triste, Sí, pero no es sólo eso. Hay más familias, más puentes; más puentes que ya no sirven sólo para transitar, sino para vivir.
Las puertas de los supermercados ya no están sólo para esperar a que pase el coche porque si sales fuera te mojas. Ahora, allí, en esas mismas puertas, hay gente pidiendo comida , gente como tú y como yo, que sufren.
De los contenedores y comidas caducadas se alimentan muchas personas.
Mientras otros lo tienen todo, ellos no tienen nada.
¡Ojalá sólo fuese un cuento. ¡Ojalá!.

Texto: Andrea, 15 años, estudiante de 3º de ESO

Pocas veces en estos cinco años de andadura bloguera he hablado de Andrea, mi hija. Apenas han aparecido fotos de ella en este blog, pero hoy he querido publicar lo que escribió hace un par de días y me mostró.
Escribió este texto a partir de una noticia que llamó su atención, la de una señora gallega, muy anciana, que iba a ser desahuciada de forma inminente.
Esa noticia no es nueva, pero ella sintió una enorme lástima por esa persona y expresó sus sentimientos de esta forma tan bonita.
Me alegró el día, evidentemente. Quería compartirlo con todos por tres motivos fundamentales: porque es mi hija y me enorgullece que sea sensible a las injusticias sociales y tenga recursos para proclamar su indignación y porque es una chica muy joven y los jóvenes son más necesarios que nunca en este país, aunque la tendencia sea que tienen que emigrar porque no encuentran empleo. Los jóvenes son  una parte esencial de la Esperanza Común y tenemos una deuda con ellos, una deuda que, tal y como están las cosas, no creo que podamos llegar a saldar.
Andrea no es una estudiante brillante, nunca lo ha sido. Las mates y el inglés son su esapda de Damocles particular, pero sabe hacer otras cosas tan importantes o más. Creo que  lo esencia radica en  el fondo y  en los valores adquiridos,  lo que denominamos la base o los cimientos de la persona; lo demás, siendo importante, no es imprescindible.

15 comentarios:

Sergio DS dijo...

Son 15 años, suficientes para tener criterio propio y por lo que leo bastante lucidez, lástima que la vida se les muestre tal cual y se inicien el fatal paso de la natural pérdida de inocencia y candidez. Tienen que despegar y deben ir aprendiendo con mirada propia, aunque a veces nos entren -o me entren- ganas de preservarlos de tanta mierda.

Tiene tablas y sensibilidad, con lo poco que la has mostrado ya se intuía.

Sara dijo...

Mi querida amiga, que entrada, tu entrada 10. No sólo por ser la protagonista Andrea, que es preciosa, como se parece a su mami...sino porque ese parecido trasciende lo fisico y pasa a lo íntimo, a lo que nadie ve y Andrea tiene muy buena maestra en su mami, persona luchadora, reivindicativa, sensible, humana...y así es también Andrea, una adolescente que se prepara del mejor modo, con la mejor maestra... para ser una mujercita solidaria y HUMANA.
Me da asco, vergüenza, pánico, indignación todo lo que estamos viendo a diario...precisamente ver como tantos cimientos de las personas quedan bajo un puente al amparo de noches frias, silenciosas, desgarradoras y que nadie haga nada de una puñeterísima vez...de que todo siga igual. Esto es un horror mi querida amiga.
Te envio mi abrazotedecisivo y hoy que envuelva también a Andrea, muéstrale mi más sincera felicitación por su escrito y por su alma.
Muacks amiga, disfruta el fin de semana lo mejor posible.

TSI-NA-PAH dijo...

Como siempre personalidad y belleza en unas lineas!Tu hija es el reflejo de lo que escribes!Paz y hermosura!
A+

raúl fdz pacheco dijo...

pues no será una estudiante brillante, pero tiene una luz que te cagas, por dedirlo así, finamente. como su madre, vamos, y guapísima, también :)

Ginebra dijo...

Pues de verdad que me siento bien habiendo publicado su texto. Ha hecho un blog bastante serio y allí deja por escrito sus anhelos y expresa un poco lo que le pasa por la cabeza.
Debe continuar escribiendo,dibujando y, sobre todo, debe abrir los ojos ante las injusticias y rechazarlas.

Gracias por vuestra atención, hoy más que nunca os lo agradezco, la verdad.

Besos y buen fin de semana:)

Erik dijo...

Lo tienen dificil. Yo tengo una de esa edad y otra mas mayor le lleva diez años. Músico y Maestra. Interina claro. Pero bueno....

No suelo salir mucho, pero esta noche me ire a ver a "Asfalto" a ver si se me pasa un poco la murria.

Beso

Aristos Veyrud dijo...

Mis felicitaciones y todas las bendiciones para la niña de tus ojos por el texto que nos regala sumando denuncia y protesta contra las injusticias que tantas personas están obligadas a padecer en este confuso presente donde la mayoría es una deuda por cobrar.
Emociona querida Ginebra ver tu enlace afectivo con tu descendencia, tus caballos, tus paisajes, tus fotos, tus textos y la visión tan humanista que todo ello destella.
El término "brillante" según mi experiencia es una palabra premio para un modelo pedagógico y de educación que ha privilegiado una mínima parte de la inteligencia basada en el pragmatismo y una única vía de accesar las matemáticas, los idiomas y las ciencias exactas que no tiene en cuenta la práctica desde el gusto y la satisfacción, en resumen es algo que se puede usar para apuntalar el poder que nos tiene justo donde estamos.
Besos querida Artista!!!

Aristos Veyrud dijo...

Amiga Ginebra hace ya bastante dejé mi comentario y no aparece...
Aristos Veyrud

Ginebra dijo...

Olvidé mirar en spam, no sé por qué blogger continúa enviando ahí comentarios, cuando estas personas son asiduas y con su url de sobra conocido.

Yo también creo que el modelo pedagógico deja mucho que desear en cuanto a primar unos contenidos teóricos sobre la actitud y el pensamiento, la creatividad o el mundo emocional del alumnado en general.
Ni estamos preparados, ni se nos da una oportunidad para salirnos de ciertas normas rígidas, burocráticas, de contenidos revisados y siempre politizados.
No tenemos en cuenta que los ciudadanos conscientes y responsables, imaginativos y solidarios debe formarse en la escuela y el modelo didáctico en España deja mucho que desear, como bien dicen los informes internacionales al respecto.
Eso, unido a los recortes y a la práctica común de cambiar la ley educativa (casi siempre para PEOR) cuando cambia el signo político del gobierno, hace del sistema educativo español un disparate...

Pero siempre hay profesionales, personas, que pueden salvar estos obstáculos de una u otra forma. Lo veo en mi centro de trabajo cada día (también veo lo contrario, pero en una minoría de personas)como a los docentes se les encomienda una labor importantísimas y estamos para algo más que para impartir contenidos teóricos (para eso están los libros).

Besos de tarde de manifestaciones por todo el país.

Gabriela dijo...

Ginebra, me emocioné al leerla... saber que ellos ven como nosotros, y anhelan, alimenta la esperanza de brazos en lucha, mientras nos queda la palabra, aquellas personas que no pueden reclamar encuentran en otros SOLIDARIDAD!
Gracias por compartirlo!

ñOCO Le bOLO dijo...


Puedes estar orgullosa de Andrea. En ella, tu Utopía es una realidad. Ojalá la sensibilidad de Andrea fuer contagiosa.
Un mal consuelo es que, esas familias que creen tenerlo todo, en realidad saben que les falta todo, al menos, el alma.

· dos besos (una para Andrea)

· CR · & · LMA ·


abuelacris dijo...

Querida Ginebra: tu hija es en estos momentos un éxito en tu vida, puedes estar contenta ¡felicidades!
Besos, abuela Cris

Chousa da Alcandra dijo...

En el momento en el que les observamos su capacidad de análisis crítico es cuando podemos verificar que la semilla ha germinado. Todo un placer la presentación de Andrea.
Dos bicos esta vez desde Galicia

Möbius el Crononauta dijo...

POr lo que veo es digna hija vuestra, lady Gin. Besos maternales!

Ginebra dijo...

El placer ha sido mío, Chousa. Es cierto, cuando vemos que no son impasibles a las injusticias, a pesar de ser adolescentes, es cuando se nos pone una sonrisa de "oreja a oreja" y pensamos eso de quien siembra, recoge... Es algo que en mi trabajo pienso a menudo, por suerte...

Möbius, gracias!

Besos