19 junio 2013

"De músicas y de silencios"



Músicos. Fotos de Ginebra

El síndrome del oído musical es una rara enfermedad que afecta a un porcentaje no muy alto de la población mundial y que consiste básicamente en que el enfermo ( en algunos casos completamente sordo) no puede dejar de escuchar música dentro de su cabeza durante las 24 horas que dura el día y, generalmente, siempre el mismo estilo y tema musical.
Pensándolo friamente debe ser horrible esa monotonía; esa especie de "invasión musical" que interrumpe cualquier tarea que requiera un mínimo de concentración o algo más importante aún: tu tiempo de descanso o de sueño.
La buena noticia es que esas alucinaciones musicales parece que pueden atenuarse o incluso desaparecer si se combaten con música, con canciones diferentes a la registrada en el cerebro; algo así como el fuego, que sólo se combate con el fuego...

Los que no están para músicas son los manifestantes turcos. Los indignados que acamparon en la plaza Taksim y en algún parque cercano no sólo han sido desalojados violentamente por la policía turca; sino que las fuerzas antiterroristas del país están vigilando a los civiles identificados en las manisfestaciones y acampadas. Entran en sus domicilios y trabajos. Hay arrestos y cortes de internet. La libertad de expresión en el siglo XXI es una especie de utopía, como tantos otros derechos...
Los manifestantes, lejos de arredrarse, ocupan silenciosamente las plazas y las calles. Ahora se conoce como la manifestación silenciosa.
Erdogan es un dictador. No quiere escuchar a un pueblo joven, inteligente y moderno. Lo que ha elegido el presidente turco es la represión, como ocurrió en otros países tras la primavera árabe. 
En este enlace puedes firmar para que sumemos uno más en contra de la represión policial en Turquía. 



16 comentarios:

Sergio DS dijo...

Bromas aparte y con todo el respeto a aquellos que padecen esa enfermedad, creo que un grado leve del síndrome debo tener.

Respecto al tema de Turquía recuerdo la noticia de los primeros enfrentamientos con sorpresa, lo entendí precisamente al contrario y creí que se trataba de un movimiento pro islamista. Prosperará la iniciativa, estoy seguro, y será un gran avance.

raúl fdz pacheco dijo...

himnos y canciones navideñas, fundamentalmente.... argggh!! yo he escuchado a los turcos cantar "sí se puede" y "no pasarán", en perfecto español, como lemas, del pasado y del presente, de los que uno se siente orgulloso de ser español, la verdad, y pocos cosas tenemos hoy para sentirnos orgullosos en ese sentido!

Ginebra dijo...



Pues sí, El movimiento 15-M sigue vivo aquí y allí. A pesar de los dictadores y de las guerras crueles como la de Siria, la gente, muchos jóvenes que eso es fundamental, se atreven a salir a la calle a pedir Democracia y cambios sociales; justicia y derechos, soberanía popular, etc...Exportamos un movimiento significativo y claro que es para sentirse orgullosos.
Esa es una preciosa Utopía, aunque temo por los turcos, no me fío ni un pelo del hijoputa de Erdogan, así con todas las letras lo digo!.

En cuanto al síndorme del oído musical, es muy curioso. Estoy de acuerdo con Raúl, el tema himnos (horror!!!!) y canciones navideñas (con lo que me chinchan a mí las navidades) deben ser una tortura, la verdad.
Pero es una enfermedad neuronal que tiene cura y el mejor medicamento es, paradójicamente, la músicaaaa, otro tipo de música. Les recomiendo empezar por Eric Clapton, por ejemplo o alguna balada de The Eagles:).

Gracias por venir. Besos y buen día

virgi dijo...

A mí me pasa algo parecido,pero nunca lo he visto como un síndrome.
A Erdogan le haría falta, a ver si oye mejor las protestas.
Es alucinante como se instalan en el poder como si fuera su casa y no hay ni quien los eche ni ellos piensan en irse. Y así vamos.
Como Siria, ¡qué terrible!

Besos, querida Ginebra

Aristos Veyrud dijo...

Ja ja ja habría que averiguar porqué precisamente se da el caso con los himnos y las canciones navideñas, aunque no especifica de qué país ya que las canciones navideñas no son parecidas ni iguales en todos los países.
¿Y Endorgan no es el mismo que está en una liga mundial y cruzada junto al Pentágono, la Otan e Israel para imponer los modelos de democracia en el mundo? Debería empezar entonces por su mismo país y hacerle caso a las recomendaciones ya proferidas por sus democráticos aliados.
Besos!!!

Aristos Veyrud dijo...

Todas las fotos para mi estupendas, destaco la del violinista.
Besos!!!

Erik dijo...

Interesante entrada.

Y sobretodo no deberíamos dejar que nos callen.

Beso

Gizela dijo...

Dios!!!
Acabo de darme cuenta que sufro, un poco, ese síndrome!!!
Al menos la terapia en contra, no es tan difícil
Me he quedado helada!!!! jajajaja!!!!

Besossssss niña linda!

Ginebra dijo...

Pues así es, como comenta Virgi, se instalan en el poder como si fuese su casa y parece que tienen patente de corso para hacer y deshacer a su antojo... ¡increíble este siglo XIX, ahhh noooo, que estamos en el XXI, qué cosas!!!!!...
Pues unos no están para músicas y a otros sordos que no escuchan les haría falta un síndrome musical en el que sólo escuchasen "A Belén Pastores", las 24 horas del día, pues padecen sordera permanente en lo que a cosas importantes y transcendentales atañe.

Erdogan está en las Ligas Mundiales, como dice Aristos, lo mismo que Putin estuvo en el pasado G-8 diciendo que había que parar la guerra en SIria, ¡será cabrón el tipo y está vendiendo al presidente sirio todo tipo de armamento y sacando tajada de la muerte de miles de civiles!!!!
Me enervan las relaciones internacionales,son tan hipócritas y falsas, me recuerdan de alguna forma a las relaciones que se establecen en los centros de trabajo.

Erik apunta que no deberíamos dejar que nos callen y secundo totalmente su propuesta.

Giz, ¿y qué canciones escuchas en tu cabeza? Siguiendo el nombre de tu blog me lo puedo imaginar:)))

Besos a tod@s, buenas tardes.

Nómada planetario dijo...

A Erdogan se la ha visto el plumero. Hace poco tiempo ciertos mandatarios tenían mucho interés en que Turquía entrase en la CEE. Con estos dictadores ni hablar.
Felicitaciones a quienes resisten en Turquía.
Besos.

Ginebra dijo...

Amnistía Internacional necesita 9000 firmas más contra la represión policial en Turquía. Animo a toda aquella persona que pase por esta casa a firmar en el enlace de este post.

En Brasil el movimiento indignado sigue resistiendo. Las manifestaciones se han radicalizado y con fecha de ayer se contabilizaban dos muertos y numerosos heridos. La policía carga contra los manifestantes multitudinarios que piden menos gasto público en eventos deportivos como el fútbol e inversión pública en SANIDAD Y EDUCACIÓN.
En cualquier parte del Planeta la gente parece estar despertando de su letargo. Reclamamos cosas justas y dignas y me parece importantísimo que estos movimientos resistan. Les deseo suerte y mucha prudencia porque, como vemos, se juegan la vida en según qué casos.
Lo tienen mucho más difícil que en otros países con democracias maduras, como la nuestra (aunque bien mirado quizá no se pueda utilizar el nombre Democracia o, al menos, no es una Democracia real).

Nada más que comentar, sólo insistir en la necesidad de recoger las firmas necesarias.

Buen fin de semana

Javier Herque dijo...

¿Un porcentaje no muy alto?

No se que prevalencia tiene esta enfermedad pero afecta a un número creciente de salvapatrias, leguleyos, tontócratas, quiebrabancos, fmi-repartidores, paramisbolsilleros, y otra flora y fauna que nunca se encuentra en peligro de extinción.

Lo triste de todo esto es que con los recortes sanitarios ( y más en el ámbito rural) la atención y medios merma la calidad de los servicios que llegan a los pacientes ( ¿quien pariria esa palabra?) dejando en ridículo la pomposa definición de "Salud Pública".

Beso

Gabriela dijo...

sumar... la verdad que la Utopia esta a la orden, y solo eso.
NO se puede creer cuanto mejor podríamos estar con una cuantas decisiones acertadas! Nadie tiene el Valor Político que estas requieren... Enajenados de poder, no miden nada.

(No conocía el síndrome este!!!)

me voy enriquecida como siempre!
Besos y firmas!

Aristos Veyrud dijo...

Había dejado este enlace en otro blog y creo pertinente dejarlo aquí
Corrupción en España

Ginebra dijo...

Gracias por el enlace, Aristos;creo que ha encajado aquí perfectamente. Es aterrador el panorama, aterradores los datos y una vergüenza lo que ocurre en este país de pedorreta y pandereta que es España.
No hay pan para tanto chorizo, como dicen las pancartas de muchos indignados y es que estamos hasta los c.... de tanto mangante ladrón.
No creo que nos merezcamos esta clase política y empresarial, la verdad. No sé qué hemos hecho mal, qué no hemos hecho bien o qué no hemos hecho, francamente... Y se me ocurre que, tal vez, deberíamos haber sacado toda esta mierda que ha estado sumergida mucho antes.
Ahora es el momento de cambiar las leyes para exigir transparencia y buenas prácticas políticas, pero me temo que todos ellos, sean de una ideología u otra, tienen todo muy bien atado para poder seguir robando dinero público.
Un saludo

Ginebra dijo...

Parece como si nos hubiesen oído la conversación y a estas horas, por fin!!!!, el chorizo Bárcenas está en Soto del Real, en la cárcel. Justo dónde debe estar y dónde debía haber estado hacía meses.
Es una buenísima noticia, en mi opinión y ¡mira por dónde, hoy España me parece un poco más sensata y menos pedorreta y pandereta, como dije...
Ahora debería tirar de la manta y mandar a juicio a muchos altos cargos que están untados hasta las cejas de corrupción.
Estaremos atentos al desarrollo de los acontecimientos. Este tipo pasará su primera noche en prisión y me pregunto qué sentido tiene ser un ladrón y acabar así, aunque sea por poco tiempo... qué perdida de dignidad!