04 noviembre 2013

"Caballo de batalla"



También los gatos errantes buscan compañía, ahora lo sé. Nos esperó paciente, sumiso, avispado e inteligente, como suelen ser estos seres.


Era un felino, pero hubo días en los que, sin proponérselo, sin intuirlo siquiera, porque se dice que los animales no razonan; se convirtió en "nuestro particular caballo de batalla", dado que a  lo que a unos place, a otros desagrada,  fue él motivo de discusión.
Envueltos en la espiral minino sí-minino no, se nos acabó el tiempo y con él la tregua o el acuerdo de: "se queda, pero sólo fuera de casa".

Y, por circunstancias y avatares de la vida, dejó de esperarnos en el mismo sitio y a la misma hora, con esa tranquilidad que se ve que dan los años. Tras su despedida una mañana soleada de domingo, no volvimos a saber de él.

El año del gato. Fotos de Ginebra
La soledad, sin duda, no sólo es cosa de humanos, así pues, nómadas o sedentarios, animales domésticos o callejeros, todos, sin diferencia, necesitamos el abrigo de unos brazos y el calor sincero y cercano de un latido ajeno.

12 comentarios:

Javier Herque dijo...

Me encantan los gatos; ahora es ...desde hace poco tiempo...la primera vez que en casa no hay un gato compartiendo las baldosas y el sofá.

Un amigo veterinario me comentó que son ellos quienes nos adoptan, quienes deciden regalarnos su ronroneo y me sentí algo mejor persona ese día:

alguien , con siete vidas , había decidido compartir una de ellas conmigo.

Beso y miau.

ñOCO Le bOLO dijo...


En cierto modo, de acuerdo. Todos tenemos algo de gato. La libertad es nuestro ideal utópico pero no tenemos reparos en hipotecarla a cambio de unos mimos que mitiguen nuestra soledad existencial.
La última foto lo dice todo.

· un beso

· CR · & · LMA ·


Alí Reyes dijo...

Un ser muy independiente...si supieras que uno de mis trabajos es castrarlos ¡!...Por lo regular hay que hacerlo, y esterilizar a las hembras también. Soy de los que cree que una gata esterilizada es la mejor mascota para una casa.

Gizela dijo...

Totalmente de acuerdo niña linda
La soledad, sus carencias y sus efectos, es igual, para animales o para humanos
Bellas fotos!
Besossssss

raúl fdz pacheco dijo...

todos, sin excepción, lo necesitamos. me encantan tus fotos ¿te lo había dicho ya? :)

La utopía de Irma dijo...

El gato te adopta a tí y comparte su sofá contigo, parece lo mismo pero son muy cucos.

¡¡Adoro su independencia!! y como dice Ñoco un poquito más arriba, todos somos un pelín gatos y gatas.

Abrazote utópico, Irma.-

Sergio DS dijo...

Cualquier noche los gatos, de tu callejón, bailarán a gritos está canción...

;)

(Buenas fotos, "para variar")

Aristos Veyrud dijo...

Espero que ese último párrafo el gato lo haya conseguido en alguna parte.
Las plantas y los animales como no tienen el problema del habla ni de la simbolización, tienen la cualidad de establecer esa corriente genuina de vida con nosotros cuando abrimos los vasos comunicantes, como en esa última foto.
Tengo dos gatos y son los compañeros óptimos para compartir las maravillas del silencio y la tranquilidad. Ya te había dejado el poema de Borges al gato.
Besos Artista!!!

Sara dijo...

Que bonito MariBel, que entrada entrañable, sin ser de mis animales preferidos ( les tengo un poco de repelús) fijate lo que son las cosas, he tenido experiencias curiosas, entrañables con estos seres en dos ocasiones, una de lo que me impactó también la conté en mi blog...no la olvido jamás...desde entonces quiero más a estos gatines.
Las fotos preciosas. Gracias amiga por tus palabras de aliento la seman pasada, estamos intentando volver a la normalidad.
Mi abrazotedecisivo cálido y afectuoso.

Forrest Gump dijo...

Hola guapa de la blogesfera! Siento no pasar a saludar muy amenudo...pero ando liado y con duras penas pblico algo interesante en mis blogs!Pero compruebo con estusiamo que aqui se sigue vendo buenas fotos, paz y sensibilidad...y sbre todo una sensualidad a penas disimulada bajo un manto en blanco y negro!
A+
Tsi-Na-Pah/ Forrest Gump

virgi dijo...

Me encantan los gatos, son tan elegantes, libres y enigmáticos!
En cuanto al afecto, es tan necesario! Seamos gatos, plantas o personas.
Besotes, querida Ginebra

Nómada planetario dijo...

Los gatos buscan la compañía de los humanos como algo inherente a su carácter. Son listos como ellos solos.
Un día que iba en bici me encontré una cría desorientada y maullando en mitad de la carretera, lo cogí y lo introduje entre el maillot y el pecho. Lo llevé un kilómetro hasta un cortijo, donde suponía que estaría su hogar. Lo entregué al hombre del cortijo, me dijo que no era suyo, sino abandonado. Lo solté allí y continué mi ruta con todo el pecho lleno de arañazos.
Besos.