22 enero 2014

Bicicletas


Cada día hay más gente que monta en bicicleta, se ve cuando viajas, cuando paseas, cuando montas a caballo por el campo... Al personal, no cabe duda, les gusta la bicicleta, ese medio de transporte con dos ruedas  movido por la fuerza humana como única y exclusiva fuente de energía.
La bicicletas han sido una imagen socorrida y típica (más o menos es lo mismo)de la China de Mao, cosa del pasado, porque ahora es frecuente ver en este país millones de vehículos a motor, enviciando aún más el aire en ciudades como Pekín ,su capital, donde la mayoría de sus habitantes salen a la calle ataviados con mascarillas debido al alto índice de contaminación atmosférica; un problema de salud pública muy preocupante en una potencia industrial totalmente depredadora, tanto en materia laboral, social, política económica y ecológica.

La bicicleta es también uno de los símbolos más conocidos de Amsterdam, allí lo tienen fácil: es una ciudad sin elevaciones, con una importante inversión en vías para ciclistas (¡ ya quisiéramos aquí!) dónde "la gente está educada para ello ",lo que, lógicamente, facilita mucho el uso de este ecológico medio de transporte. No lo sé, pero me imagino que las bicicletas también forman parte importante del paisaje de alguna otra ciudad que ahora mismo se me despista; pero geografías aparte, las bicis son, además de un medio de transporte, una forma de hacer deporte al aire libre, mientas uno se deleita con los paisajes que se tienen a mano.

Montar en bicicleta. Fotos de Ginebra
Si eres algo miedica respecto al tráfico y los trágicos accidentes de ciclistas,como es mi caso, siempre tienes la posibilidad de practicarlo en casa con una estática (yo recomiendo el spinning). Es bastante más aburrido, no lo niego, pero si se adereza con buena música y se coloca frente a una ventana con buenas vistas y dorados atardeceres, se pueden lograr óptimos resultados físicos y mentales.

La música (quizá ésta sea la imagen más famosa de una "carrera de bicicletas";) la literatura, el cine y otras artes, no han escapado al embrujo de estos vehículos sin motor y nos han dejado títulos tan interesantes como El Ladrón de Bicicletas , Las Bicicletas son para el verano o Diez Bicicletas para Treinta Sonámbulos, por citar algunas.


"La bicicleta es un vehículo movido por el deseo, cuyo motor son los sueños. Lo que impulsa la bicicleta son las ganas de montar en bicicleta, y nada más. (Eloy Tizón)".


14 comentarios:

La utopía de Irma dijo...

jejeje y hablando de "becicletas" te recomiendo un cortometraje que hizo un amigo hace unos años, se titula "Las becicletas" espero te guste, ya me contarás.

http://unmundofeliz-irma.blogspot.com.es/2012/01/las-becicletas-cortometraje-del-leones.html

Besines utópicos, Irma.-

raúl fdz pacheco dijo...

uno se deleita con el paisaje que tiene a mano, tienes toda la razón, especialmente en la segunda foto! :)

Sasiam Covanegra dijo...

Soy un activo entusiasta de la bici, práctica recreativa y refrescante que fomenta la fantasía del peatón, ‘levanta’ su moral y autoestima, al mismo tiempo que mejora la salud física del propio ciclista, ventilando su ‘aparato’ locomotriz.

Gizela dijo...

Las fotos ¡ME ENCANTAN!!!
Bella excusa, para certera disertación!
Y tienes razón, a mi me encantaría moverme en Madrid, con bicicleta
Pero me da terror!!
Y aunque es bien importante, la existencia de vías para ciclistas, creo que más importante y primordial, es "la educación"
Demasiados conductores de auto, que conducen, como si nada, ni nadie más existiera..ni semáforos, ni pasos de peatones, ni nada!

Besossssssss

Aristos Veyrud dijo...

Se ve a las claras que la modelo de las fotos sigue al pie de la letra el tema de esta publicación. También agregaría que queda plasmada esa relación íntima, ese habitar del alma en la exploración lúdica de la luz, la sombra y la penumbra hasta que queda convertida en arte.
Puedo dar testimonio de los beneficios físicos y espirituales de la bicicleta que se afirman en esta edición, aunque en estos últimos años he optado por caminar todo lo que más pueda.
La perrita de la canasta en la bicicleta una flor en el ojal de este bonito trabajo.
Besos!!!

ñOCO Le bOLO dijo...


Bueno, algo amante de la bicicleta si que soy, aunque la tenga algo abandonada.
El viaje que con más agrado recuerdo es a ¡Cáceres!, desde cerca de frómista hasta Mirando do Douro, Arribes del Duero... y tu hermosa ciudad.

· un beso

· CR · & · LMA ·

Sara dijo...

Porqué será que casi todas las vidas están tan unidas a aquellas experiencias en bicicletas? jajajaja, yo tengo cada aventura, madre mia, que buenos recuerdos Maribel, gracias, se han agolpado todos de repente...que bonitos...y tu reportaje una maravilla auténtica.
Mi abrazotedecisivo que no va en bici eh!!!!.

virgi dijo...

Ya me podían haber sacado unas fotos tan artísticas cuando paseaba yo en bici, en aquella juventud tersa y luminosa.
Un abrazo, artista, Ginebra, guapa.

Erik dijo...

Recuerdo aquellos domingos recién casados, que nos íbamos con la bicicleta por la mañana temprano y el termo del chocolate hasta unos conchas junto a una curva de la carretera que va de Plasencia a Guadalupe y una vez allí desayunábamos. Entre otras cosas.

La estática no me gusta mucho... La foto, Sí.

Beso

Ginebra dijo...

Casi todo el mundo tiene una anécdota que contar sobre la bicicleta; un recuerdo entrañable como una ruta concreta o un termo de chocolate... Todos nos hemos deleitado con este vehículo, por eso me gustó tanto la frase de Eloy Tizón.

Yo recuerdo con mucho cariño cuándo y quién me enseñó a montar en bicicleta. Fue un vecino de mi barrio en el pueblo, Bienvenido se llama. Era el único niño que tenía una bici. Los demás, unos diez (entonces éramos una chiquillería, ahora ese barrio está desierto, como suele ocurrir en los pueblos) y nos turnábamos haciendo cola esperando con nervios y alegría que nos tocara montarnos para que él nos enseñara a guardar el equilibrio y a pedalear mirando al frente. Hubo caídas, risas y,sobre todo, recuerdo una solidaridad entre todos, chicos y mayores, encantadora y emocionante vista ahora desde la distancia del tiempo.
No había discusiones, todos aprendimos, sin excepción, y a todos nos gustaba. Con toda la generosidad y paciencia del mundo, el amigo Bienve, que así le llamábamos para abreviar, nos dejaba por turnos la bici para hacer "incursiones cada vez más prolongadas debido a la práctica" por otros barrios del pueblo, una vez hubimos aprendido a montar más o menos bien.
Algunos afortunados llegaron a tener una bici propia, mi hermano y yo no estuvimos en ese grupo de escogidos:))) pero nos prestaban las suyas y así nos apañábamos; así pasaban los días felices de la infancia en los que nos adaptábamos a las carencias de forma natural, asumiendo las cosas.
Llegó un día en que una prima que vivía en Madrid nos dejó una GAC verde que no utilizaba y fue el mejor regalo que he tenido nunca. Sólo nos la prestó durante dos años, pero fue un pasote aquello.Estaba deseando salir de la escuela para coger la bici antes de que me la quitara mi hermano, jajajajaja.

Llegó la adolescencia y ya no me interesaron tanto las bicis, para cuando pude comprarme la mía propia, había perdido todo interés por la dos ruedas y comencé a tenerlo por animales de "cuatro cascos:)" y en eso estoy en estos momentos...

Gracias, besos y buen fin de semana.

Javier Herque dijo...

Recuerdo aquella bici que me compró mi padre en el Rastro , dos tallas mayor que mi nariz; recuerdo las ruedecillas de "aprendizaje" y el timbre; recuerdo poner en la rueda de atrás un trozo de cartón pillado con un par de pinzas de la ropa para que diera en los radios de la rueda y sonara "como una moto".

Ahora , motero con miles de Km a la espalda , no olvido mi bici "Orbea" y a mi padre llevándome cogido del sillín.

Muchos besos.

Chousa da Alcandra dijo...

Mi primera bicicleta fue una BH naranja. Me encantó aprender a montar en ella a B., la niña con los ojos más bonitos que había mirado hasta entonces...

Tienes un trípode con muy buena pinta. Creo que voy a poner tus fotos en mi próxima sesión con la elíptica!

Bicos ciclicos

Chousa da Alcandra dijo...

* Rectifico. Aprendió B.; yo la ayudé con mi mano en el sillín, muy cerca de su ...punto de equilibrio!

La utopía de Irma dijo...

A ver ahora si salen "las becicletas", ya me dirás.

LasBecicletas

Besines utópicos, Irma.-