04 julio 2014

"Campo de sueños"

 Ilustración de Majali

Si se levanta tranquilo, mece las copas de los árboles formando una sutil sinfonía que penetra en mi interior como un tacto de seda; pero si está furioso es un vendaval que se lleva consigo cualquier atisbo de esperanza, mientras aúlla con voz enfebrecida esta  canción.

Refresca, si es brisa leve, el cansancio del caminante y juega como un niño a enredar la hojarasca que yace bajo mis pies.

A veces travieso, levanta mi falda al vuelo e intenta colarse entre mis bragas. Lascivo, se acerca a mi oído y me susurra "pecados como catedrales". Es un demonio al que adoro.

Amable, acaricia mi pelo, juega a despeinarlo para después volver a peinarlo.
En un instante, escapa veloz hacia los rotores de un aerogenerador que lo está esperando, quizá para encender un faro que ha de guiar cualquier barco, o para alumbrar los hogares de mis vecinos; para llevar la paz al cuarto de un niño que teme a la oscuridad... O para volver a mí, inesperadamente, gimiendo tras el cristal, mientras penetra en mis sueños por las rendijas de la ventana...

9 comentarios:

Sergio DS dijo...

Mucho más laborioso y poético a aquella infantil respuesta sobre qué es el viento y se quedaba en que era el aire en movimiento.
:))))

Sí que es juguetón, sí.
Un abrazo.

raúl fdz pacheco dijo...

precioso. no se si fue antes la ilustración o el relato, pero forman una pareja perfecta. una caricia, en definitiva, como una dulce brisa fresca :)

Ginebra dijo...

Recuerdo que también se decía, "la orejas de tal o cual en movimiento", según a quien se quisiera chinchar, Sergio... ¿Qué es el viento': las orejas de Manuel en movimiento, por ejemplo:)
Éramos así...

Primero fue el texto y luego me puse a buscar una ilustración que encajase y, ¡ya ves, Raúl! en Majali encuentro lo que busco:)

Besos y buen finde y mejor semana:)

ñOCO Le bOLO dijo...


Precioso canto al viento. Me ha encantado. Lo tenemos siempre presente y pocas veces reparamos en que acompaña nuestras vidas.
La ilustración le va como anillo...

· un beso

· CR · & · LMA ·

Gizela dijo...

La ilustración y la canción: Preciosas
Pero leyendo tu texto, solo encuentro un adjetivo: ¡Exquisito!
Y sé que me quedo corta

Felicitaciones niña linda
Besossss

Sara dijo...

Ole ole y ole, me ha encantado Maribel...que cosas más hermosas has dicho sobre el viento, puede estar muy muy contento :)))). Mi abrazotedecisivo y sigue disfrutando del veranín guapa.

Ginebra dijo...

Ñoco, no solemos reparar en la compañía del viento, ni en la de los árboles y el agua... Somos animales bastante cortos de vista (y también de miras) pero esos elementos naturales dan sentido a nuestra propia vida, ¿no crees?.
Besos

Giz, viniendo de una persona que escribe tan bien como tú, es un verdadero halago, la verdad.
Gracias

Sara, bueno, pues para ser franca no me ha respondido si le ha gustado o no, y mira que he aguzado mi oído, pero nada de nada:))))
Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Excelente canto al viento. Sutil algunas veces, demoledor otras; pero siempre presente.

(Me has hecho pensar en lo trascendental de la situación: el mismo viento que se cuela bajo tu falda, mueve los rotores de un aerogenerador. Seguro que es por eso por lo que soy un forofo de la energía eólica!!!)

Bicos con brisa suave

Ginebra dijo...

Chousa, jajajajaja, también yo soy forofa de la energía eólica, pero creo que por otros motivos bien diferentes... Me hizo reír tu comentario:)
Besos