28 septiembre 2014

Bajo un castaño muerto


El castaño muerto. Foto de Ginebra

Alrededor del castaño muerto vive el silencio, que a veces rompe el vuelo de una cigüeña o el piar de los pájaros que buscan sus ramas desnudas para anidar. El castaño personifica, así, la metáfora de que la Vida, a veces, vence a la muerte. 
Hemos Matado El Amor. 

El perro de Sandra nos ladra cuando atravesamos el sendero de tierra que llega hasta el Árbol. 
No soporta que ningún desconocido se acerque al lugar donde reposa su dueña tumbada en una colchoneta naranja que flota en la piscina. 
A dos Desconocidos Siempre les separan Años Luz

Descansa el cabrero a la sombra yacente de este castaño. A ratos hojea un libro, aunque prefiere Tocar el violín, mientras pacen tranquilas sus cuatro cabras. Nos saluda con la mano cuando nos oye subir la cuesta. Entendemos por su gesto que le gustaría tener un rato de conversación.
Bajo El castaño muerto, hablamos de poesía, del Tiempo, del pueblo; mientras el sol de verano asciende castigador...

Sólo el amor puede salvarnos.




2 comentarios:

Gabriela dijo...

Que calidad tus selecciones, un paisaje tan emotivo!

Alí Reyes dijo...

Leí la nota, pero tengo que volver por el video