30 noviembre 2014

Desenlaces dispares




He aquí dos imágenes relacionadas con el fútbol que se han convertido en noticia durante esta semana que ha terminado. Dos hechos bien distintos con un nexo común. Dos tragedias humanas con desenlaces dispares.

En esta foto, una de las más recurrentes en la portadas de los periódicos,Carmen, una octogenaria, posa con la camiseta del Rayo Vallecano después de ser desahuciada de su casa y realojada en un piso del alquiler cuyas primeras mensualidades pagará el club. Carmen, a pesar de vivir a su edad una experiencia tan dolorosa como injusta, ha sido "recompensada" con el gesto solidario de un club deportivo, de una afición y de un barrio obrero.
Insisto: dentro del drama, queda la esperanza en forma de solidaridad.

Jimmy, un hincha del club Deportivo de A Coruña no ha corrido la misma suerte. Ha fallecido después de sufrir parada cardíaca tras ser herido y arrojado al Manzanares en la reyerta ocurrida esta mañana entre hinchas del Frente Atlético y Riazor Blues, el grupo ultra del Deportivo.
La batalla campal, la extrema violencia de unos tarados, deja una muerte, una veintena de heridos y varios detenidos.
Las personas normales (nos guste o no el fútbol, seamos aficionados o detractores de este deporte) no entendemos la sinrazón que desemboca en esta violencia gratuita. El fútbol es y debe ser otra cosa, y los clubes tienen parte de la responsabilidad por consentir hinchas extremistas en sus estadios.

10 comentarios:

Alí Reyes dijo...

Hay algo extraño en este deporte. Por ejemplo, fíjate en los ingleses. son flemáticos hasta en la guerra, pero cuando se trata de fútbol, se convierten en unos cromañones

Sergio DS dijo...

No simpatizo con el fútbol, eso no es motivo para que sea objetivo por semejante aberración: atacar, insultar, MATAR, a quien sea por unos colores. Me da igual que sea una bandera, una consigna, una religión, o una puta camiseta de un club. Lo siento, me enervo.

Si yo fuera futbolista y representara de alguna manera al equipo me negaría CATEGORICAMENTE a jugar, además de explicar claramente que esas BESTIAS no me representan. Pero allá cada cual.

Chousa da Alcandra dijo...

Pertenezco al grupo de los no futboleros. Me aburre sobremanera la notoriedad que se da a ese deporte "de masas" que nos meten por los poros de la piel.
Nos ahogan con imágenes, entresijos, declaraciones anodinas, dimes y diretes...; mientras ellos se ahogan en millones.
Y los lunes los periódicos solo tienen tres hojas de malas noticias y luego...fútbol.
Mañana tendrán en portada la tragedia de Madrid y luego más de lo mismo.
Las personas. Algunas personas, en medio de la masa dejan de serlo...


Chousa da Alcandra dijo...

...me faltó mi firma:

Bicos!!

raúl fdz pacheco dijo...

es muy lamentable, todos deberían tomar ejemplo del barça y expulsar a los radicales, que no puedan entrar a los estadios, son pandas de cromañones, todavía por evolucionar, lo más gañán del país, lo más peligroso, y desde la mayoría de clubs se les ofrece cobijo, subvenciones, premios, incluso. algo completamente incomprensible.

virgi dijo...

Cara y cruz d lo q nos rodea. Unas veces, solidaridad, la q no tienn nuestros gobernantes.
Otras, el disparate incomprensible d la violencia sin sentido.

ñOCO Le bOLO dijo...


Magnifica entrada. Pones la mirada en el foco.
No participo de esa afición. De hecho, nunca he ido a un partido.
Los dos dramas humanos no están en la misma balanza, y tú no los pones. Carmen es 'víctima' de la solidaridad, algo a reconocerle al Rayo Vallecano, que da ejemplo a instituciones mucho más poderosas.
Jimmy es víctima de si mismo, y de todos los que son como él, los que llevan la violencia hasta el paroxismo. Con todo, la muerte de Jimmy es inútil. Los que son con era él n suelen aprender. Y aún así, debemos lamentar su muerte... que nada aporta.

· Un beso

· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Unos comentarios muy razonados e interesantes, gracias por venir y por expresar vuestra opinión de esta forma.

Como bien sabemos, son dos dramas muy distintos, lo que no cambia es la violencia de unos fanáticos. Eso es un tema educacional primero y luego está el que los clubes, quiero insistir en esto, tomen medidas y en lugar de proteger, decidan expulsar.

Luego está el tema de comenta Chousa: "algunas personas en medio de la masa, dejan de ser personas" y así es, totalmente de acuerdo. Eso ocurre en el fútbol, ha ocurrido en movimientos políticos como el nazismo, sigue ocurriendo con el yihadismo, etc... En la colectividad encuentran los violentos el ente para poder retroalimentarse. Es como una enfermedad psicológica colectiva.

En el caso de Carmen, como algunos habéis comentado, encontramos el drama del desahucio tan común en nuestro decimonónico país.
Se debería controlar el tema de los prestamistas, pero sobre todo, el Estado debería proteger a las víctimas, sobre todo si son ancianos o familias con menores o personas dependientes a su cargo.
Si no es un prestamista, es un Fondo Buitre al que ayuntamientos y otras instituciones públicas han vendido las viviendas sociales... Es que todo es un desastre!!!!

Gabriela dijo...

aqui desde el otro lado del mundo, exactamente igual...
A veces no hay entendimiento para esto, fan o no fan.
Tal cual cromañon....

a volvo dijo...

Ninguno de estos hechos tendría que ser portada :(
ambos son el resultado de un mal gobierno y una pésima educación, en este caso cívica.

tD1b, Ginebra.