16 abril 2015

"Enredos"

Enredada. Foto de Ginebra
Al principio soñaba porque pensaba que era la forma más natural de que los sueños o anhelos se hicieran realidad. Ahora estoy completamente segura de que esto no sucede así, pero le cogí el gusto a "eso de soñar" y se me hace difícil dejar de hacerlo. Más que soñar, lo que hago ahora es imaginar que las cosas podrían ser de otro modo. La Imaginación.

La realidad puede ser una  maraña que trata de asfixiarnos. Cada día vemos la injusticia en las portadas de los periódicos, retratada en imágenes de caras de niños hambrientos y tristes, de cadáveres flotando en el mar, de una guerra que no se termina nunca, de violentos e intransigentes fundamentalismos. Cada día nos topamos con el imbécil de turno que tenemos más cerca: en el trabajo, en la comunidad de vecinos, en la consulta del médico... Tenemos que lidiar con el inepto que nos dirige y que zarandea nuestra existencia con una decisión equivocada y cruel que nos daña y rompe nuestros esquemas. La injusticia.

La vida puede ser tortuosa y difícil un día, y al siguiente mostrar una sonrisa inocente. Es tan bonita, dicen, como sinvergüenza.
Hoy vivo como puedo o como me dejan, pero siempre he soñado como me ha dado la gana. Ni sé  ni quiero hacerlo de otro modo. La libertad.

11 comentarios:

Erik dijo...

No tiene desperdicio la entrada.
Las letras, la música y la foto.

Maravilloso todo.

¡Beso!!

Sergio DS dijo...

Llámame ingenuo, sueño con un mundo libre y justo, claro que hay imbéciles que se empeñan en demostrarme que no lo veré.

Vive y deja vivir, pero que nos dejen.
Un beso.

ñOCO Le bOLO dijo...


Sueña hasta que tu sueño se realice, como dicen Aerosmith. Y hagamos que otras sigan soñando por nosotros, hasta que el mundo no necesite de nuestros sueños.
Mientras, no dejes que esa maraña de foto te coma, te envuelva, te asfixie.
Y la foto me gusta, por supuesto. Hila bien con tu texto.

Un beso

· LMA · & · CR ·

volvo dijo...

Creo que todos empezamos a soñar de la misma forma y nos desencantamos en algún tramo del trayecto. La vida no tiene la culpa porque es como es la responsable es la sociedad que hemos creado y si esto no ha petado ya es porque sigue habiendo soñadores que luchan para no dejarse fagocitar. Me agarro fuertemente al estribillo de la canción de ese vídeo con fotografías fabulosas.
Tremenda entrada que comparto en todas sus líneas.

Te dejo un beso, Ginebra.

Sara dijo...

Como decía Ana Maria Matute
"El mundo hay que fabricárselo uno mismo,
hay que crear peldaños que te suban,
que te saquen del pozo.

Hay que inventar la vida
porque acaba siendo verdad."

Mi abrazotedecisivo guapa y buen fin de semana

Ginebra dijo...

Desde luego que Matute sabía de lo que hablaba cuando decía que el mundo había que fabricárselo uno mismo y crear peldaños que nos suban (Gracias, Sara, por el apunte).

La sabiduría sea, tal vez, la capacidad de no dejarse enredar por las vicisitudes.
¿pero podemos obviar las injusticias? Yo no puedo mirar para otro lado, aunque a veces me gustaría porque sería más feliz, tal vez...

Gracias a tod@s por venir y expresar vuestra opinión, feliz fin de semana.
Besos

La utopía de Irma dijo...

Y para colmo esta semana se me va uno de los grandes utópicos soñadores, pero la libertad está en nuestra cabeza y eso es algo que por mucho que se empeñen NUNCA nos podrán arrebatar.

Besines utópicos, Irma.-

Robrasta dijo...

Tu libertad real comienza allí donde termina el grotesco libertinaje de tus clases dirigentes, o sea, en ningún sitio.
Muy pronto ni siquiera tus sueños gozarán ya de libre albedrío porque las pesadillas que te generará ese estado de grotesco libertinaje abortarán cualquier sueño de libertad.
Vente a Alemania; aquí las dos únicas pesadillas que amenazarán tus sueños son el idioma y la Merkel.
Con la primera te podría ayudar, con la segunda…. ¡Joder, tía! ¡He dicho que te vengas a Alemania, no que pueda hacer milagros…!

Ginebra dijo...

Irma, en nuestra cabeza y en la capacidad que tengamos de crear nuevos espacios propios o íntimos, en los que sólo quepan quienes nosotros dejemos entrar.
Besos

Robrasta, aquí las cosas están, efectivamente, para salir pitando,pero hay que quedarse e insistir en cambiar en la medida de lo posible lo que hay, lo que no nos gusta y lo que está mal hecho.
Te diría ese dicho de que "en todos los sitios cuecen habas", aunque aquí se cuecen habones (sí es que existe esa variedad de la especie).
Me encantaría aprender alemán, gracias por tu ofrecimiento, quizá te coja la palabra:)
Besos

Gizela dijo...

Bonita tu foto : Enredada
Creo que nunca hay que perder la capacidad de soñar
Siento que todas las realidades bonitas, algún día fueron sueños
Y sí...la vida tiene como las monedas, dos caras
A veces nos toca la que resta y otra la que suma...pero lo importante es seguir apostando por vida y sueños

Besosssss Niña linda y bella semana.

Outsider dijo...

Soñar, imaginar que algo podría ir mejor es como construir castillos en el aire. Siempre habrá quien considere que es una labor inútil.

Yo, por mi parte, siempre he creído que los castillos en el aire son como aquellos dibujos de puntos en el papel, sirven de guía para lo que queremos conseguir.