29 junio 2015

Peldaños

Desde la escalera. Foto de Ginebra
Apoyada en la barandilla de la escalera, la mujer observa en silencio el bullicio matinal en el piso de abajo.Nadie se ha percatado de su presencia y eso la convierte en una observadora privilegiada, en una curiosa impenitente que puede recrearse en los detalles más corrientes que suelen pasar desapercibidos para cualquiera.
Mira y fotografía en su retina y en su cerebro instantes cotidianos: el tintineo de las cortinas cuando alguien entra del jardín, el sonido ronco de un programa de televisión al que nadie hace caso, el ruido metálico de una lata de refresco o el incesante chivato en el que se ha convertido el aparato móvil de su hija adolescente.

Otea instantes de la vida de los suyos desde su torre enrejada, mientras repasa mentalmente los últimos acontecimientos de su propia vida. Permanece inmóvil durante un buen rato, en una quietud majestuosa, hasta que el clic de una cámara de fotos le saca de su ensimismamiento y comprende que no ha estado sola durante todo ese tiempo; que alguien vigilaba su actitud desde el último peldaño de la escalera.

Comprende ahora que nunca estuvo sola, y ese pensamiento le confiere a su rostro otra expresión distinta, algo que la humaniza, y tal vez entonces decida bajar y mezclarse con lo cotidiano, diluirse en los detalles hogareños y fluir como agua mansa que busca su propio mar.

6 comentarios:

Psiko dijo...

Esto es precioso!!

Saudades Ricardo dijo...

La vida fluye y nos arrastra a la vorágine de lo cotidiano, la fotografía nos hace observador y fedatario de la misma.

Un abrazo.

Ginebra dijo...

Lo que es verdaderamente precioso es la visita de viejos amigos, Psiko, gracias:).

Y mientras fluya la vida hacia la vorágine de lo cotidiano, estamos salvados, Ricardo.

Un saludo

herti musthofa dijo...

Manfaat Daun Sirsak Untuk Tumor Otak
Tal vez no todos los días es un buen día. Pero siempre hay algo bueno en cada día.

Amapola Azzul dijo...

Me gusta la idea de fuir como agua mensa, Besos.

Sergio DS dijo...

Solo está quien quiere, o quien puede.

Bonita casa.
Un beso.