16 julio 2015

Tiempo de verano






Mi verano. Fotos de Ginebra

El verano no es mi estación preferida, pero es el período que más días de descanso tengo y, por ende, cuando dispongo de tiempo para coger mi cámara de fotos más a menudo. Aquí y allá, sin necesidad de moverme en exceso, tengo un poco de las cosas sencillas que admiro y que me fortalecen interiormente.
En este tiempo de ocio se puede viajar sin necesidad de hacer muchos kilómetros (incluso ninguno) y reflejar a golpe de clic esos paisajes que tenemos tan cerca.

Mohamed-Fadel está con nosotros desde hace una semana. Viene para quedarse dos meses aproximadamente. Lo que parecía imposible por motivos administrativos y económicos, se ha hecho realidad y, aunque es un poco pronto, he de decir que es un niño de diez años encantador y con una gran capacidad de adaptación. En ese sentido es, sencillamente, admirable. Espero que su llegada nos cambie un poco la vida y que nuestra presencia deje un bonito recuerdo en él cuando se marche.