01 septiembre 2015

Olivos milenarios


El otro día vi un documental sobre los olivos milenarios que pueblan la mancomunidad del Sénia o Territorio de Taula del Sénia, integrado por 22 municipios, en una zona geográfica dónde confluyen tres comunidades autónomas (Valencia, Aragón y Cataluña).
El caso es que estos olivos majestuosos de origen romano tienen una antigüedad de hasta 1700 años y, sorprendentemente, siguen actualmente en producción (¡qué pequeños somos los seres humanos, pensé, comparados con otros seres vivos, y qué grandes nos creemos, en nuestra egocéntrica estupidez!).
Sus formas y su longevidad me maravillaron y suponen, desde mi opinión personal, un motivo de celebración, pero que sigan ofreciéndonos su fruto en forma de aceite de alta calidad ya me parece un milagro.
Parece ser que antes de 2005, cuando estos municipios decidieran organizarse en mancomunidad, no se valoraba la riqueza natural y económica de este árbol, pues algunos fueron sustituidos por otros cultivos o arrancados de su lugar de origen para adornar rotondas o jardines privados. Me imagino que algunos de estos ejemplares morirían irremediablemente.

Pero el caso es que los habitantes de esta zona han tomado conciencia del enorme potencial económico y natural que poseen y han sido capaces de crear una infraestructura  económica sostenible a partir de la aceituna. Los árboles han sido catalogados y protegidos. En torno a ellos se han consolidado industrias agroalimentarias de tipo artesanal cuya seña de identidad es su apuesta por el valor ecológico en la producción; empresas de ocio y actividades al aire libre; negocios de hostelería y restauración, etc... en fin, una larga cadena empresarial que repercute en un crecimiento económico de sus habitantes y en la protección del olivar milenario.

Las actividades económicas no están reñidas con la protección del medio ambiente como parece que nos tienen acostumbrados. Todo lo contrario. La sostenibilidad y el futuro de nuestra especie radica en la protección de la naturaleza y en la simbiosis entre la humanidad y el espacio natural, aunque las grandes empresas hagan justamente lo contrario.

9 comentarios:

La utopía de Irma dijo...

Así es los telediarios y anuncios televisivos nos cuentan la película justo del revés, por cierto no sé si escuchas Radio 3, si no es así altamente recomendable que sintonices los domingo de 10 a 11 El bosque habitado, me suena que un día trataron este tema o lo soñé, ¿quién sabe?

Besines utópicos, Irma.-

Alí Reyes dijo...

¡Me encanta esta entrada!
Por cierto, es una lástima que los olivos del famoso monte donde oró nuestro Señor fuesen talados por los romanos para el famoso sitio de Jerusalem, porque de otra forma, aun lo tuviésemos aquí

Ginebra dijo...

El Bosque Habitado es uno de mis programas de referencia de R3, lo escucho hace años ya😍, creo q te lo comenté cuando escribiste sobre los Palomares de León y tu artículo salió en el programa. Hacen falta màs programas de radio y TV sobre espacios naturales. Más educación medioambiental. Gracias y besos, Irma.

La tala de árboles siempre es una enorme pérdida, querido Alí . Besos

Gizela dijo...

Linda entrada, linda y sabia
No sabia de la historia de estos olivos, pero sí sé y comparto tu opinión: Las actividades económicas no deben estar reñidas con la protección del medio ambiente. Es mas, esa sociedad entre ambas, es cada día mas y más, ejemplo de éxito

Besossssssss

Gabriela dijo...

que bueno q varias comunidades se pusieran de acuerdo y los cuidaran.
ES cierto, la sustentabilidad es mucho mas viable que lo que las macroeconomías predican...
Enriquecedor el dato!
Gracias.

Ginebra dijo...

Pero en este mundo mandan las cifras económicas que están por encima de las personas en primer lugar y también por encima del medio natural... Se necesita un cambio de mentalidad tan grande que a una le entra vértigo sólo de pensar en la imposibilidad de llevarlo a cabo, aunque siempre nos queda la esperanza, sin ella no hay "utopías" y este es un pequeño ejemplo utópico que nos sirve para entender que la realidad puede ser diferente a lo que nos acostumbran.
Gracias Giz y Gaby, besos para ambas.

Sara dijo...

Es mi lema Maribel, y más con esos maravillosos árboles que ya sabes me parecen seres extraordinarios, mágicos y bellos,y muy muy sabios... las poblaciones que son capaces de mostrar al resto que las actividades económicas no están reñidas con el respeto y la protección al medio ambiente merecen un capítulo amplio en las enseñanzas a este planeta nuestro.
Un abrazotedecisivo guapa Extremeña...he vuelto ya de nuestras vacaciones y tiempo de relax total en el que he tenido mi blog y los blogs amigos un tanto en parada estival, y ya me quedo por aquí con asiduidad...he visto que has cambiado algo en los comentarios? no se si en tus entradas más actuales no abres comentarios o que algo hago mal, ya iré observando :):):).Pero quiero comentarte que olé por esas dos entradas de Los refugiados y de nuestros queridos niños del Sahara.
Mi abrazotedecisivo Maribel y que tengas muy buen curso 2015-16. Muackis guapa.

ñOCO Le bOLO dijo...


Regreso tras una larga ausencia.
Buena reflexión, acerca de nuestra pequeñez. Y más pequeños somos a medida de que nuestra información es más grande.
Cualquier cosa que se haga para mantener y preservar el medio siempre será bienvenida. Somos parte de ese medio y se su correcta administración dependerá nuestra supervivencia como especie... ¡y mira que somos depredadores!
¿ya no se pueden dejar comentarios en tus post más recientes?

Un beso

· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Sara, Ñoco, gracias por vuestro comentario. He estado un tanto ausente últimamente, apenas he tenido tiempo para entrar en este blog y en otros blogs amigos, como el tuyo, Sara. Espero que me disculpéis.
Espero que hayáis disfrutado mucho de vuestras vacaciones y larga ausencia, Ñoco, se te echaba de menos:)).

En cuanto a los comentarios ha habido un poco de todo: primero algunos problemas técnicos, en el caso del post del vídeo y en el último he preferido expresar mis sentimientos y cerrar el post a cualquier comentario. Digamos que ha sido una especie de post personal... A partir de ahora cualquier publicación tendrá los comentarios abiertos, como siempre ha sido en este sitio llamado Utopía.
Gracias y bienvenidos!