25 febrero 2016

"Sólo diferente"





Glenn Gameson-Burrows es el padre de Aneira, una niña autista de dos años. A Glenn le gusta la fotografía y yo creo que se le da genial a juzgar por los retratos de su hija y de otros niños que sufren la misma patología que su pequeña.

Decidió hacer esta serie para mostrar a la gente que el autismo no siempre es visible y sensibilizar a la sociedad de la necesidad de comprender el comportamiento de estas personas (adultos o niños) que no siempre encaja con lo convencionalmente aceptado.

Si hay un niño que chilla en el supermercado no siempre es un malcriado. Un padre estresado no es un mal padre. Un niño que pone las cosas en fila, esconde objetos, come de una forma extraña o hace ruidos raros no es que sea maleducado o grosero, sólo diferente".

13 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Mi palabra es que las fotos son realmente buenas, muy buenas. Has elegido bien.
Tú último párrafo lo dice todo, muy claro. Podría figurar en cualquier 'catecismo laico?, de educación para la ciudadanía. Solo reflexionando sobre tus palabras podrías ver el mundo desde otro punto de mira, con otro prisma.
Yo solía, y suelo, apuntar: somos diferentes, somos iguales. Nuestra inteligencia debiera hacernos ver que efectivamente somos iguales, lo otro es la envoltura.

Un beso.
Me encantan tus puntos de vista.

· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Me temo, ÑOco, que la Educación para la ciudadanía ha pasado a mejor vida, otra fechoría "pepera" a sumar en el tema educativo. La LOMCE que, por cierto, Pedro Sánchez pensaba derogar (al menos eso decía en su campaña electoral.Se ve que tras el pacto con el partido "marca blanca del PP", ya sólo revisará) se cargó de un plumazo esa interesante asignatura, como se cargó también la filosofía y la ética en los planes de estudio minimizando los horarios de éstas y relegándolas a una mera asignatura optativa... El caso es no pensar y no ser críticos, así el nivel de aborregamiento es mayor y, por ende, el control también... La manipulación de la educación es el primer requisito para lo que viene después...

En fin, que a mí también me encantaron las fotos de este señor y el mensaje que quiere proyectar. Mi único contacto con el autismo fue un alumno, Daniel, le daba ética en 4º curso de ESO y era un magnífico pensador, en tanto que sus puntos de vista siempre eran diferentes y enriquecedores. Su cabeza almacenaba una enorme cantidad de datos históricos. Le encantaba el arte, la historia y la literatura, como a mí, así es que él disfrutaba enumerándome hechos y hablándome de libros y autores y yo disfrutaba de un alumno que era más o menos una enciclopedia ilustrada:).
Besos

Libellus dijo...

Entender el autismo y su compleja diversidad es, salvo para un autista, tarea casi imposible. Lo digo desde una experiencia educativa cercana. Desgraciadamente, la mayoría de los entornos educativos tienen precisamente todo aquello que mayor aversión les causa a los autistas.

Ginebra dijo...

Los entornos educativos no están diseñados para las diferencias. De eso precisamente me quejo y me temo, Libellus, que va de mal en peor. No pude visualizar tu enlace, pero lo ojearé. Saludos

Amapola Azzul dijo...

Està muy bien.
Hay que concienciar a la sociedad. Besos.

Sara dijo...

Cuánto mi querida Maribel, cuánto tenemos que hermanarnos con "lo diferente" y sobre todo con "los diferentes", es la asignatura pendiente de la humanidad.
Te mando mi abrazotedecisivo.

Erik dijo...

Me gustan esas fotos dicen mucho.

Es ese un mundo tan grande y con tantos rincones...

Ginebra dijo...

Amapola, y habría que concienciarse con tantas cosas más...

La diferencia como un síntoma de enriquecimiento cultural y de humanidad, Sara. Como dice Erik, es un mundo grande con muchos rincones (quedó bonita la frase, Erik).

Besos y gracias por dejaros caer por aquí:) Feliz domingo

La utopía de Irma dijo...

Somos un país de quejarnos mucho en los bares pero seguimos escondiendo la cabeza, pensando eso de... "mientras a mí no me toque". En fin me da miedo y rabia pensar que estamos rodeados de nuestra propia deshumanización y lo peor del caso es que hasta no lo vemos mal del todo.

La indiferencia no nos hace diferentes.

Besines utópicos, Irma.-

volvo dijo...

Lo "diferente" siempre ha sido mirado de reojo aquí y en "Pénjamo". Parece como si todo lo que no es "lineal" o "normal" o se sale de lo "corriente" asustase, sea lo que sea. En Francia, hace cincuenta años, ya existía la asignatura de Educación ciudadana; aquí se adoptó muy tarde y duró tan poco tiempo que ni siquiera llegó para una generación... ¡Qué desastre!

Te dejo un beso.

Ginebra dijo...

Pues sí, Irma, tú lo has definido muy bien: la indiferencia no nos hace diferentes, nos hace injustos e insolidarios, individualistas e insensibles, por tanto nos deshumaniza y así, perdemos parte de nuestra esencia como seres racionales y sociales que deben regirse por normas o patrones de comportamientos cívicos para lograr una sociedad y un Estado que persiga el Bien común; y ese tipo de cosas se logran con la educación, sin duda: desde casa y en la escuela, en todos los ámbitos y en todo el proceso de socialización de las personas.

Como comenta Volvo, en Francia nos llevan ventaja en ese aspecto y no podemos negar que, a pesar de las "taras" propias de todas las sociedades y naciones, su mentalidad es más progresista en muchos sentidos.

Besos para ambas

virgi dijo...

Qué buenas las fotos.
Y qué interesante y amorosa la idea de ese padre.

Alí Reyes dijo...

Esa última reflexión de que un niño que llora o un padre estresado, no es porque sea malcriado ni tampoco porque sea un mal padre...Esto es valiosísimo