27 octubre 2016

"Salir por patas"

En la dehesa. Foto de Paco Berrocal

Me gusta mucho esta fotografía que me hizo mi amigo Paco. En ese preciso instante en el que él disparó, estábamos en su finca, justo un poco antes de irnos a dar un largo paseo. Monto a Godín mientras él acaba de ensillar a su caballo. Me alejo hasta la charca, para volver en unos minutos.

Me gusta esta instantánea no sólo por el hecho de que pueda tener algún retrato con mi caballo (es bastante complicado autorretratarse mientras se monta, aunque supongo que no será imposible) sino por el hecho de "estar yéndome, alejándome" de todo, de todos. Pareciera que voy a escapar de los escollos que me rodean, esos que nos rodean a cada uno de nosotros y de nosotras, incluso en la más cómoda cotidianidad. Eso me imagino cuando miro la foto en esos días en los que todo nos cansa y nos agota porque hemos dejado de creer o peor aún, hemos dejado de esperar. 

Perder la fe en las cosas es un hecho terrible, al menos a mí me lo parece. Perder la fe en las personas también lo es; pero la ausencia de fe puede disimularse con los recuerdos gratos de vivencias y momentos que nos reportaron un trozo de felicidad y con las buenas noticias que pueden llegar inesperadamente, incluso en esos momentos de agnosticismo que los humanos solemos tener.La nostalgia, no me cabe duda, puede ser una emoción positiva.

"Salir por patas" es un acto necesario, yo creo que viene a redimirnos cuando nos sentimos vacíos. La huida puede ser un último acto de fe.

9 comentarios:

volvo dijo...

Estas palabras tuyas me vienen al pelo porque así de bien expresadas "mis sensaciones" sería incapaz de decirlo. Hasta enrevesada me ha salido la frase! Cuánto alivio siento, cuando me encuentro "por ahí/aquí" con un texto que galopa, alocado, en mi cabeza. ¿En la charca, no estaba yo?
Un placer leerte querida, como siempre.

Te dejo un beso, Ginebra.

ñOCO Le bOLO dijo...


La huida puede ser un acto de fe en el futuro, cuando ya el presente tiene poco que ofrecer pero... ¿huir hacia dónde?
Me gusta mucho la foto, especialmente por el hecho de haberla hecho 'contra aire', dejando a la espalda el contenido del espacio vacío, el que, en este caso, no tiene información significativa.
Tú y el caballo, Godin y tú... fantásticos.

Un beso

· LMA · & · CR ·

Sara dijo...

Ains mi querida Maribel, cómo te entiendo, yo ya he salido por patas, yo esa fase ya la pasé, y es terrible, muy terrible, pero me ha compensado, porque soy humana y estaba agotada, no podía ya más con ese cansancio mental, del alma...no podía soportarlo ni un minuto más...creo que hice un acto de supervivencia...no se si volveré algún día por patas...pero hoy...hoy estoy desaparecida por patas.
Mi abrazotedecisivo y disfruta del puente

Ginebra dijo...

Y un placer tu vuelta, Volvo:)), Besos

Llevé mi cámara ese día y le dije a mi amigo que nos fotografiara, lo hace muy bien, ¿no crees?.
No importa hacia dónde, importa el hecho de la huida en sí mismo, creo yo, Ñoco.
Besos

Sara, pues me alegra de que a pesar de estar "desaparecida por patas", como dices, te acuerdes de visitarnos. La sensibilidad es un escalón hacia el sufrimiento, querida amiga.
Besos

Alí Reyes dijo...

Foto encantadora, sin duda, evocador paisaje, hermosa bestia, bella amazonas.
-----
¿Paco es familia del gran artista y escultor Miguel Berrocal?

virgi dijo...

Huir es necesario en más ocasiones de las que nuestro aparente honor nos recomienda. Pero así somos y así nos sucede. En cualquier caso, a lomos de un hermoso caballo debe ser un gran placer.
Besitos

Ginebra dijo...

No, Alí, no es familia de ese escultor, es casualidad que se apelliden igual.
Virgi, estoy de acuerdo, la huida es una necesidad casi siempre. Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Es un privilegio disponer de un buen compañero de huída. Ya veo que tu lo tienes y que además disfrutais con la lentitud de la huída; puesto que Godin tiene tres pies en contacto con el suelo...

Bicos al paso

Aristos Veyrud dijo...

Un repliegue hacia misma querida Ginebra, tu misma lo has dicho cuando expresas ese apartarse del "mundo de los otros" como legítima autodefensa. Un indicar que no se ha claudicado y que nuestra pureza no se entrega ni se derrota.
Besos Artista!!!