28 febrero 2017

Blanco y Negro

Sombra sobre fondo blanco. Foto de Ginebra

Ahí estaban ellos: entre la luz y las sombras. Agazapados en su secreto, dentro de un útero oscuro, algo vivo que los dos habían creado. De vez en cuando, hasta allí llegaba el sol; había días que incluso podían vislumbrar las tonalidades de un arco iris lejano, aunque la mayoría de las veces se buscaban en ese pantanal oscuro que sólo ellos conocían bien.

Ningún otro ser podía acceder a ese lugar incierto para el que no existían coordenadas ni mapas de localización; ni puertas de entrada ni de salida. Un lugar invisible a ojos de cualquiera; un sitio lleno de pasadizos que ellos serpenteaban incluso con los ojos cerrados, pues conocían cada recoveco como si de la piel del otro se tratase y allí se esperaban el uno al otro, cautivos de un latido subterráneo que los envolvía a ambos.

7 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Nada como la complicidad...
Para ellos, nada mejor que buscar esa zona entre luces y sombras, desde la que observar sin ser observados
Me gusta mucho la foto, captas luz y sombra, en este caso, un otro yo de la lámpara.
No conocía a Johnny Contardo. El tema, por el punteado de guitarra, me suena muy conocido.

un beso

· LMA · & · CR ·

Pitt Tristán dijo...

Para bien y para mal, todo son luces y sombras... con en la fotografía y en la pintura.

Saludos.

Ginebra dijo...

Eso es, Ñoco, "otro yo de la lámpara-farola":). A mí también me gusta esta foto, además recuerdo el momento en que observé ese juego tenue y sublime de las sombras, el sitio, la luz al caer la tarde en un día de primeros de diciembre, coincidió con mi cumpleaños, además... así es que también tiene un valor sentimental, por decirlo de algún modo.

El tema de Johnny Contardo te suena, seguramente, porque está presente en la banda sonora de Grease, una película emblemática de una época, ¿no crees?. Este disco con la banda sonora lo tengo en vinilo y he de decir que lo escucho bastante, porque no tiene desperdicio. Totalmente recomendable.
Besos

Pitt, yo creo que ni para bien ni para mal, simplemente es lo natural, de lo que están formadas las cosas y las personas, incluso. El sentido es encontrar el equilibrio entre ambas realidades.
Saludos

celebes3 dijo...

Entre el blanco y el negro siempre ha habido una gran complicidad. Sístole y diástole del mismo latido.

Chousa da Alcandra dijo...

...y el tiempo que dura su encuentro se acota entre pasión y sensualidad, con vértices de ternura y tangentes de complicidad susurrada.

Bicos de colores

Ginebra dijo...

O No, querido Chousa... A ciencia cierta no sabemos nada... puede ser un producto de la imaginación de quien escribe (y suscribe:)
Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Vivan los besos! Y la imaginación!!!!!