09 marzo 2017

Hoy no voy a trabajar


Me he levantado más tarde que de costumbre, porque hoy no voy a trabajar. Estoy en huelga por la defensa de la educación pública. No llevo la cuenta de las convocatorias de huelgas generales de educación que hemos tenido en los últimos años, pero digo con firmeza que me alegra haberme sumado a todas las huelgas hasta ahora, y lo que me queda, de no aprobarse pronto un pacto general por la educación en el congreso, pacto que el gobierno en minoría no tiene interés alguno en firmar, ya que viene dando largas para agotar los plazos legales y dejar la actual ley los cuatro años de legislatura, eso está claro. La finalidad del paro es, en resumidas cuentas,  proteger la educación de la privatización y la manipulación ideológica y educativa que una ley, la LOMCE, viene haciendo.

Frenar los recortes en educación (hay que recordar que los mayores recortes en presupuestos en  los últimos cinco años se han producido en sanidad y educación pública) y apostar por un sistema educativo coherente, pactado entre todos aquellos que pensamos que la educación es la base del éxito de cualquier nación,es una necesidad y, desde mi punto de vista, una obligación de todos/as los ciudadanos/as de este país.

4 comentarios:

ñOCO Le bOLO dijo...


Me solidarizo con todos vosotros plenamente, más que plenamente.
En tanto la educación no sea un derecho público de verdad, de auténtica calidad, al servicio de los ciudadanos, donde los alumnos sean, y cada uno según sus posibilidades, los auténticos sujetos activos del proceso que les afecta, y los profesores la parte primordial del engranaje, dotándolos de todos los medios, la formación, y el reconocimiento social que se merecen, mientras todo eso no se consiga, siempre estaré es este bando. Obviamente, entiendo educación pública, siendo la iniciativa privada simplemente subsidiaria y sometida a los mismo controles, necesarios en ambos casos, que la educación pública.
Y por rematar, una educación orientada hacia el ejercicio de la ciudadanía que no de los intereses del tejido productivo, una educación que aleje de las aulas el dogmatismo y creencias particulares, dejando el hecho religioso como algo a contemplar dentro de las ciencias sociales, solo eso.
Por todo eso, y más, me solidarizo con todos vosotros, lo que es lo mismo que solidarizarse con la ciudadanía.

un beso

· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

No podría haberlo resumido mejor, Ñoco. Dices lo esencial que hay que saber de por qué hoy tenemos una jornada de huelga general en educación.
Jornada que no todos los profesores y profesoras han secundado, No porque no estén de acuerdo con las razones del paro, sino porque este colectivo nunca ha estado verdaderamente unido, más bien es individualista y a mí modo de ver bastante pesetero (lo del descuento del salario viene siendo uno de los motivos principales por los que no secundan la huelga). Lo sé porque en las salas de profesores todos y todas se quejan del aumento de la carga lectiva, de la pérdida de derechos laborales y salariales, de los recortes, de la falta de profesores, de las bajas que no se cubren porque la administración racanea y quiere ahorrar a costa de la educación, de la ley educativa cambiante, etc...) Quejase se quejan, pero secundar huelgas ya es harina de otro costal... No somos el colectivo de los estibadores portuarios, vaya!!!!

A toda esa gente que ejerce libremente el derecho de no ir ni a esta ni a ninguna huelga (como ejerzo yo el mío de ir a todas) les diré que sin pelea y pulso No hay cambios; que las cosas se consiguen con cierto sacrificio y que el salario de un día es bastante poco sacrificio si se tiene en cuenta que la enseñanza pública está perdiendo calidad a pasos agigantados en todos los niveles educativos y que , quizá sus hijos si puedan estudiar, pero hay otros muchos alumnos y alumnas de familias golpeadas por el desempleo que No pueden hacerlo.

Si el gobierno ha quitado las reválidas, por ejemplo, es porque hemos luchado por ello en las calles y si conseguimos que se derogue la LOMCE y se cree una ley educativa estable y razonable será porque no hayamos dejado de salir a la calle y hemos cerrado los colegios...

EN fin, no pierdo la esperanza, pero soy muy crítica con el colectivo del que formo parte.
Gracias por tu comentario y por tu apoyo, querido amigo.
Besos

Gabriela dijo...

Apoyo total desde aqui !
Son tiempos de lucha activa!

Ginebra dijo...

Gracias, Gaby. Efectivamente son tiempos de pelear para no seguir perdiendo derechos fundamentales a pasos agigantados, en todas las partes del Planeta.
Besos