14 junio 2017

"Menos mal que nos queda Portugal"


Había cambiado su ruta diaria para llegar al trabajo. En lugar del autobús, se decidió por el tranvía número 1, que la dejaba muy cerca de la oficina central; la misma que cada mañana limpiaba y abrillantaba antes de la llegada de los ejecutivos y demás "personal gris", trabajadores del banco.

Los nuevos carteles publicitarios habían llamado su atención, sobre todo el que estaba situado junto a la parada.Publicitaba a un joven hercúleo ataviado con una camiseta ajustada y unos calzoncillos.
Considerando que "el hombre de sus sueños" tenía un enorme parecido al modelo de la fotografía, no había dudado de que el azar estaba tejiendo un potente hechizo para que lo onírico, por fin, se materializase en algo concreto y real...

"Momentos Decisivos". Fotos de Ginebra

Los músicos aprovechaban la espera del tren para tomarse un bocadillo  antes de la actuación. Siempre iban con prisas, con la urgencia de aquellos que, en su juventud, tienen grandes expectativas respecto del futuro. 

4 comentarios:

Chousa da Alcandra dijo...

La chica que abrillantaba espacios para ser ocupados por ejecutivos bancarios grises soñaba con un hercúleo joven.
A saber si uno de los músicos resulta ser un bancario gris, que en sus ratos libres (no se si le dejarán ratos libres los quebradores de sueños de altas direcciones, expertos en quebrar bancos) disfruta haciendo música para chicas soñadoras...

Bicos desde el andén

Ginebra dijo...

Jajajajjaja, es un comentario a la altura del comentarista. ¡Bravo, Chousa!.
Todo es posible, así es que podemos pensar en ese "músico-ejecutivo" que no es tan gris como aparenta y que compone melodías para soñadoras como la pasajera del tranvía número 1.
Muchos besos

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Nuestro país hermano llegó antes, a desembarazarse de la dictadura... y llega ahora antes, a unos razonables pactos que aparten del poder a los herederos de aquella dictadura. Debemos alegrarnos por ellos.... y llorar por nosotros.
La foto es excelente. Y esos músicos nos llevan a una preciosa melodía. Con ella me quedo.

un beso

· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Ñoco. Y me alegro por ellos, porque es un pueblo hospitalario en el que siempre me siento como en casa. Más que llorar por nosotros, lo que tenemos que hacer es pelear por seguir el ejemplo portugués, a ver si el conjunto de votantes del PP se desprenden de esa venda que parece tienen pegada en los ojos, porque por más que reflexiono no soy capaz de entender el motivo de su victoria electoral cuando se han dedicado a saquear las arcas públicas, a mentir, a nombrar jueces y fiscales afines a sus malas prácticas, a imponer una ley mordaza que tiene más de represora que de seguridad ciudadana, así como a aumentar la precariedad laboral y el desempleo con la famosa Reforma Laboral.
Pero paradojas de la vida: aquí los tenemos todavía.
Besos