30 agosto 2017

Algunos chicos


Oporto es una ciudad bellísima del noroeste portugués. En su origen fue asentamiento griego, después romano, suevo, musulmán e incluso perteneció al Reino de León tras su conquista y repoblación en la  Edad Media. Su evolución histórica multicultural, unido a su privilegiada ubicación geográfica como lugar de desembocadura del Duero, la convierten en un centro turístico por excelencia muy similar en cifras a  la capital del país, Lisboa.

Pasear por el estrecho entramado de calles y callejuelas del casco histórico, de plazas y balconadas a orillas del río es un regalo para la vista; pero la ciudad "muere de éxito" debido a la gran afluencia de visitantes que recibe en los meses de primavera y verano.



El río a su paso por el puente de Luís I es el "centro de trabajo" de algunos habitantes humildes de la ciudad y alrededores. Son menores de edad en su mayoría,chicos, que, aprovechando el ir y venir de turistas, se juegan la vida saltando al río por unas monedas, la voluntad que la masa de espectadores quiera brindarles.

No parece importarles la temperatura del agua en los meses de primavera, o las corrientes y remolinos que el caudal produce a su paso por el decimonónico puente de hierro; tampoco el tránsito de los barcos turísticos que surcan el cauce.

Se turnan mientras dura la jornada y esperan pacientes su "segundo de gloria" con un aforo casi completo que los anima desde los miradores y terrazas de la ribera.
La policía no hace nada. Los dos agentes hablan mientras observan a los chicos en sus saltos acrobáticos y sonríen ausentes a una realidad que a otros nos duele. Recuerdo la ciudad y recuerdo a esos chicos que arriesgan tanto por tan poca cosa. Su imagen se solapa en mi cabeza con la de los edificios emblemáticos y bellos, las bodegas, los barcos y el río,los puentes, la gente, las gaviotas, los músicos callejeros o el tranvía y su recuerdo me entristece aunque me sean anónimos sus rostros y sus historias.

En la desembocadura. Fotos de Ginebra

17 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

un placer asear por aqui y detenerme a leerte. Me gusta lo que leo un abrazo desde la humedad cálida de Miami

Eólico dijo...

Para quem ali mora, é uma espécie de ritual de iniciação...

Ginebra dijo...

Un abrazo desde el calor seco de Extremadura, Recomenzar.

Ya en el propio trailer se intuye el nivel socioeconómico de estos saltadores, no creo que sea iniciación a nada que no sea "buscarse la vida para perderla", ya ves qué ironía, Eólico, "buscarla para perderla"

Eólico dijo...

No sé qué -parte externa del aparato genital de la mujer- tendrá que ver el nivel socio-económico con los rituales de iniciación. La fiesta de celebración de los 15 años es un rito de iniciación social inspirado en los bailes de la alta burguesía francesa e inglesa del siglo XIX, y el rito de iniciación de algunos jóvenes españoles de noble cuna en la rapiña y el saqueo institucional comienza, generalmente, casándose con una de las hijas del rey.

“Buscarla para perderla” no es ninguna ironía, es el sino de todo aquél que se empeña en buscar la suerte.

Ginebra dijo...

No he visto la película del trailer que enlazas, pero te aseguro que " la película" que yo vi nada tenía que ver con ritos iniciáticos. Era algo más real y más crudo: lanzarse al río desde una altura considerable por las monedas de los turistas. De ello se deduce que ese riesgo lo corren niños de clases trabajadoras sin recursos, los menores de clases acomodadas tienen otras aficiones.... De la suerte no digo nada, excepto que es caprichosa

Eólico dijo...

#De puente a puente y salto porque me paga la gente.

“… Es casi una tradición que ha pasado de generación en generación (los abuelos de esos niños ya saltaban del puente), y que resulta impresionante y muy atractivo para los turistas. Una de las motivaciones de los chicos al saltar del puente es impresionar a las chicas que están ahí, como un ritual de masculinidad”.

Al tratarse de chicos de los barrios pobres de la ribera, es posible que usted solo haya visto motivos pecuniarios en esos saltos. (Los turistas acaudalados creen que todo lo que sucede a su alrededor tiene como fin el sacarles el dinero). Yo pensaba que detrás de esas preciosas fotos rebulliría un espíritu documentalista y no el de un vulgar turista que solo ve las cosas a través de sus gafas de sol.

PD. "Buscarla para perderla" no es una ironía, es un acertijo. Solución: la Gießkanne.

Ginebra dijo...

"Yo pensaba que detrás de esas preciosas fotos rebulliría un espíritu documentalista y no el de un vulgar turista que solo ve las cosas a través de sus gafas de sol".

Usted no me conoce, no sabe quien soy en realidad, como tampoco sabe cuáles son mis sentimientos ni mi sensibilidad respecto de lo que me rodea. No tiene ningún derecho a juzgarme, así es que le pido que no lo haga.



Eólico dijo...

No se soliviante usted de esa manera, desconocida Ginebra, no era mi intención tirarla a usted desde lo alto de ese puente. A juzgar, lo que se dice a juzgar, tiene derecho todo el mundo, otra cosa es que se haga o no con ecuanimidad.

Usted tampoco me conoce, si así fuera, sabría que mi áspero e insolente modo de locutar es solo un caparazón defensivo tras el cual se esconde un corazón dulce y tierno como tocinillo de cielo con un poquito de canela espolvoreada por encima.

Y yo que pensaba que el hecho de haber calificado sus fotografías como “preciosas”, le habría hecho sentir una sensación de humedad en la entrepierna…

Ahora que ya nos conocemos un poquito más, ¿no le parece que usted también debería disculparse por el furibundo contraataque?

Siempre a sus pies.

Siempre que los tenga limpios y sin callosidades.

Psiko dijo...

Mas allá de la tensión en los comentarios entre la autora y Eólico, me quedo con un fragmento tomado de uno de los enlaces del visitante:

"" Ese puente tiene dos alturas y los niños juegan a saltar desde la altura de abajo, mientras que de la altura de arriba hay mucha gente que se suicida. Cuando viví allí, había aumentado mucho el número de suicidios por la crisis, y precisamente esos niños que están abajo jugando son muchas veces los que ven a la gente caer. En el corto, por ejemplo, se refleja una historia de una persona que se intentó suicidar, pero llevaba una gabardina y por eso no murió. Eso es central en el cortometraje, y esa es una historia real que me contó una de las niñas del casting. Me impresionó mucho ver que esos niños están acostumbrados a convivir con eso, que comparten espacio con esa realidad.""
.
Por cierto, recuerdo un ingeniero que trabajaba en parques eólicos y que publicaba con otro nombre...no sé si tendrá algo que ver...pero me lo recordó...hay algo en su estilo, y en la forma de enlazar que me resulta familiar... a tí no?

Eólico dijo...

No sé si es bueno o malo que te recuerden por tu “estilo”, en todo caso sí es grato que te recuerden de alguna manera. Yo también creo recordar a ‘Psiko’, no por su “estilo”, sino por intercambiar comentarios con él, en nuestros inicios en Blogger mediada la pasada década. Y si no recuerdo mal, creo que también era compañero sentimental de la editora del blog “Tribulaciones de una misma” y colega del gremio eólico ¿me equivoco? Saludos desde la góndola.

Y a usted, iracunda Ginebra, ¿le ha remitido un poco el furor? ¿Para cuándo las pertinentes disculpas? Las heridas cerradas en falso se pueden infectar y las que quedan abiertas se llenan de moscas. Por lo que a mí respecta, le propongo un trato: yo no la juzgo más si usted me indica, del 1 al 10, el grado de humedad que sintió cuando le dije que sus fotos eran preciosas, que por otra parte, lo son.

Suyo sigo

Psiko dijo...

Un placer saber de tí de nuevo, es grato encontrar a uien perdiste la pista :).
Soy el mismo que recuerdas, pero nunca tuve nada que ver con " Tribulaciones de una misma", ahí yerras de blogger :) y después de tantos años y una crisis cruenta mi actividad discurre por otros ríos :)
Un Abrazo

Sara dijo...

Puffff, impresionante tu entrada hoy Maribel,una realidad (y es que la ficción siempre es superada por la realidad)muy cruda. Tiene que dar un repelús impresionante, ser testigo de esos momentos.
Me tengo que `poner al día con los blogs amigos, que este verano desconecté del todo,pero del todo.
Mi abrazotedecisivo, y nos vemos este otoño en León,no lo olvides.

Eólico dijo...

Pues ya ves, Psiko, no siempre es bueno acordarse de alguien. En tu caso ha resultado fatal. Siento mucho haber destapado tu amoroso affaire con la 'atribulada bloguera', me imagino que tu mujer habrá leído el comentario y te ha puesto de patitas en la calle, sin darte tiempo a recoger ni una miserable manta con la que poder afrontar las muchas noches de intemperie que te guardan. Y como la empresa eólica en la que trabajabas era de tus suegros, supongo que también te habrán echado a la calle de manera fulminante. No me extraña que digas que ahora “tu actividad discurre por otros ríos”. De verdad que lo siento, pero la culpa de todo ha sido de la editora de este blog (ahora tendrá que disculparse por partida doble) por facilitar y publicar el intercambio de correspondencia privada entre sus lectores poniendo, como en este caso, en grave peligro sus relaciones de pareja. Espero, Psiko, que te sirva de lección: si eres adúltero no te acuerdes de nadie, y menos en un blog que también pueda leer tu mujer.

Un abrazo y mucha felicidad allá por donde quiera que discurra ahora tu vida y tu actividad.

Y usted, ‘indiscreta e indisculpada’ Ginebra, ¿no piensa dar fe de vida? ¿No tendrá usted por ahí un cojín, una almohadilla o un sillón reclinatorio?, ya empieza a dolerme el espinazo de estar tanto tiempo postrado a sus cenicientos pies (entiéndase ‘delicados pies de Cenicienta’ y no llenos de mugre y ceniza:):).

Mejor dejamos lo el sillón reclinatorio que se me viene cada ‘posturita’ a la mente…

La utopía de Irma dijo...

Lástima que siempre haya gente que tras unas fotos preciosas y una triste realidad la traten de enmascarar, Ginebra has hecho bien en decir tal cual es la realidad, tus fotos como siempre son fotones con un fondo muy pero que muy especial.

Por cierto si pones este domingo El bosque habitado oirás a nuestra perrina Duda cantando el cumpleaños feliz y alguna que otra utopía más.

Besinesss utópicos, Irma.-

Psiko dijo...

Eólico XD Nada de eso, el problema es que la atribulada bloguera, por lo último que supe estaba felizmente casada y no sé si su marido lee éste blog :))
Tu memoria flaquea un poco y la confundes con mi gran amiga y queridísima Diana de "Paseando por terra". Seguro que ahora se aclara tu "transgresora" e imaginativa memoria :)
Un abrazo y mis mejores deseos.

A la dueña del blog agradecerle que me haya permitido el breve reencuentro con uno de mis blogger mas admirados

Gabriela dijo...

Bella yo agradezco tu siempre enriquecido ojo, la profundidad que siempre captas con tu cámara y las historias de la gente que habita tan diversamente la Tierra.
Abrazo!

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Como los "raqueros" de Santander, que son ya de tiempos pasados.
https://piensaenunlugar.wordpress.com/2016/09/04/la-triste-historia-de-los-raqueros-de-santander/

Que maravilla Oporto. Siempre me ha encantado. Hasta una vez comencé un Camino de Santiago desde esa ciudad.

Un beso Maribel
Y mis mejores deseos para ti y los tuyos.

· LMA · & · CR ·