13 enero 2018

De soledades

Horizontes. Foto de Ginebra

Y asomada a la otra loma del pequeño cerro estaba ella, solitaria, hermosa, visible desde cualquier punto del camino, desafiando los vientos y hermanándose con las nubes.
La bellota germinó en esa tierra áspera y de ella creció una encina que cobija a mi caballo cuando aprieta el estío, y que le resguarda en los rigores  de "Fridario".

El pastor de ovejas ha quedado detrás del plano principal, los ladridos del border collie también. La mujer que monta a caballo se para en seco y agarra la cámara que lleva al cuello,la sujeta con sus manos, se detiene a unos metros del árbol solitario, respira como suele ser su costumbre y dispara.

Una encina  "en el tiempo", como un chiquillo descarriado o una oveja que se despeña en el abismo.

8 comentarios:

La utopía de Irma dijo...

Te veo y te siento al otro lado del objetivo, sabes tu foto y tu historia me recuerda un poco a la película de El olivo, no sé si la has visto, si no es así es altamente recomendable, anoche la echaron en tve1.

Por cierto he visto tu comentario, si no encuentras el libro de Carro de Combate: Consumir es un acto político, dímelo porque creo que podría conseguir otro ejemplar, es que se encuentran muy mal.

Besines utópicos, Irma.-

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Por esta vez y por casi todas, agradecerte que elijas la música que me gusta. De Deep Purple me encanta su contundencia.
Ese hala que tiene la encina denota su 'santidad', será que me encanta, me encantan esas encinas en las dehesas salmantinas y extremeñas.
A la foto no le falta nada. A su composición perfecta no la aportarían nada ni el pastor, ni el perro, ni las ovejas.

Un abrazo,beso Maribel
· LMA · & · CR ·

Ginebra dijo...

Irma, precisamente vi EL Olivo, que no la había visto en el cine y me encantó. Sencilla y directa. El Olivo milenario y el viejo que pierde la vida cuando le arrancan lo que le rodeó siempre: sus raíces. Icíar Bollaín tiene sensibilidad.
Oye, pues gracias por la recomendación del libro y también por prestarte a encontrármelo. Voy a mirar en la librería dónde compro siempre y en otras, ya te diré.
Un enorme beso.

Gracias, Ñoco. Mira, esta encina aún es pequeña, pero paseo por dehesas que contienen ejemplares centenarios y es un placer montar por esos espacios. Es lo más divertido que hago en toda la semana.
Este tema de Deep Purple está entre mis preferidos, ya lo he puesto por aquí alguna vez más. Cuando escribía este post sonaba en mi salón, lo había pinchado en vinilo y me dije: pues nada, lo pongo aquí también, que en principio por las encinas no pasa el tiempo:))) lo que sí pasa por ellas es la seca, la enfermedad que las devora poco a poco y para la cuál aún no se ha encontrado remedio.
Besos

Sara dijo...

Ver esa encina solitaria, imaginarte a ti al trote, escuchar este tema que hoy nos enlazas...ha sido como vivir el momento contigo, tienes el don de trasladarme a cada sitio que describes, bien con palabras, con imágenes o con música...cómo me está pidiendo el alma abrazarme a esa encina solitaria...
Mi abrazotedecisivo Maribel.

Aristos Veyrud dijo...

Es la porfía de la vida en solitario o en grupo, renaciendo en todo lo que le rodea, pastor, oveja, perro, caballo, fotógrafa...lectores de la publicación. Es la batalla constante de la belleza y de la alegría.
Besos Artista!!!

Ginebra dijo...

A esa encina le gustaría que la abrazases, Sara. Hablando de trasladarnos, lo mismo haces tú con tus rutas por la montaña, que lo vuestro es un "no parar".
Besos

Y que no nos falten estas cosas: el rebaño, el pastor, la encina, el vuelo del buitre, el caballo... esas imágenes que nos conmueven y que son regalos diarios, como la puesta de sol entre las ramas de los chopos desnudos. Disfrutar de estas cosas.
Besos

Chousa da Alcandra dijo...

Son los puntos de referencia, la acotación de distancias, albergan, alimentan, dan protección, oxigenan...y nos maravillan!
(No es casualidad que en galego "arbol" sea femenino...)

Bicos de raíz (nada de andar por las ramas!)

José Luis dijo...

Saludos desde el otro lado del horizonte de otro niño en el tiempo ...