15 marzo 2018

De gigantes y molinos

Gigantes y molinos. Foto de Ginebra

Desafiando el tamaño del gigante, el hidalgo dio un salto con ayuda de una pértiga y se impulsó hacia el ramaje  queriendo alcanzar las nubes.
Confiado e ingenuo, que no ingenioso, perdió el equilibrio y aterrizó de boca el el lodazal, yendo a caer encima de una cerda recién parida...

La lechona, que gozaba tumbada después de comer maíz, le apartó con un gruñido seco al que siguió un soberano mordisco muy cerca de la entrepierna.
El pobre caballero herido quedó medio aturdido, pero satisfecho de sus nobles obras que no tenían otro fin que aliviar a los desventurados, los débiles, a quienes el Creador había puesto en su camino.

Y así siguió el de la Mancha, combatiendo sin tregua contra gigantes o molinos, según el día y el ánimo; contra truhanes y usureros, conquistando ínsulas y, deshaciendo entuertos.

8 comentarios:

Alí Reyes dijo...

De verdad que Cervantes es grande

La utopía de Irma dijo...

Tenemos problemas para encontrar el sitio, dice el listillo de google al pinchar sobre "el ánimo", eso es que el hidalgo ya está de fin de semana y no tiene mucho ánimo.

Qué foto más bonita llevo un ratillo mirándola no te creas.

Besines utópicos, Irma.-

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Bien traído ese texto. Me hace pensar en la necesidad de que una legión de Quijotes nos ayuden a 'desfacer' tanto entuerto como nos rodea. Y no sé si una legión sería suficiente, siendo solo unos 4200 hombres pudiendo llegar a unos 6000. ¿nos llegarían?
El ángulo de la foto es estupendo. Le haría falta algo de luz en la cara.

Un beso Maribel

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado

Ginebra dijo...

Lo es, lo es, Alí; aunque en este caso el texto sea un homenaje a él.

Irma, problema solucionado, gracias por comentarlo, si vuelves por aquí, tal vez puedas escuchar el tema.
Besos

Ñoco, por ahí van los tiros: una legión de Quijotes. Es cierto, pero la luz natural era esa y la cara permanecía sombreada, al no editar mis fotos, el resultado es ese: el natural:).
Besos

Ildefonso Robledo dijo...

Bien captado, amiga... Realmente Don Quijote está ahí, para protegernos, sin duda...
Un saludo

Gabriela dijo...

extraordinaria foto! Y coincido con Ñoco en la urgencia de Quijotes. Una legión!!
Y pienso en lo que nos salvan las letras.
Y estos espacios que nos tienen sostenidos en la red.
Abrazos

Sara dijo...

Foto superoriginal ,y tu entrada es como la vida misma, combatiendo sin tregua contra gigantes o molinos, según el día y el ánimo...qué gran verdad Maribel, así combatimos todos, hoy y siempre...era listo el hidalgo, un poco loco, pero listo jijijiji.
Chapó por tu originalidad para decir tanto y tan preciso. Qué gusto ver tantas entradas tuyas y ahora si...poder disfrutarlas a tope, he tenido temporada intensa de mil cosas y es un gustazo poder volver y disfrutar de tus cosas.
Mi abrazo enorme

Ginebra dijo...

Agradezco tus visitas siempre, Sara. Ahora a descansar de unas merecidas vacaciones, guapa. Besos