10 mayo 2018

Siempre el viento


El castaño que quiere alcanzar los jirones de nieve sembrados en el océano del cielo; las nubes que juegan a deshacerse y rehacerse; a formar imágenes sencillas o difíciles de imaginar en el puzzle mental del que observa desde abajo. El viento, que siempre está presente, deshace a capricho las formas etéreas y vaporosas. 
Un pájaro canta en una rama, mientras el tiempo pasa y los recuerdos perduran. Puedo tocar su tristeza...

Fotos de Ginebra

Romeo subió al tejado un día claro para colocar unas tejas que el viento había movido en una noche de tormenta. La gotera persistente tiene los días contados.
Miro a Romeo y él me ve, sonríe y me saluda. Intuyo un guiño, como suele hacer cada vez que nos encontramos. Tiene un nombre literario, voz de locutor, manos de albañil y corazón de poeta. 
Romeo adora las alturas. Sueña con subir hasta la cabina de un aerogenerador, mientras tanto, ensaya con algo más accesible: los tejados del barrio.

8 comentarios:

Ildefonso Robledo dijo...

Buen trabajo este que nos brindas, amiga... Esa bella conjuncion de las imagenes y las palabras
Un abrazo

Alí Reyes dijo...

La descripción de Romeo es toda literaria

Sara dijo...

Pues con ese nombre literario, voz de locutor, manos de albañil y corazón de poeta...¿cómo no le vamos a permitir que se suba a los tejados? preciosa descripción del hombre que sube al tejado...yo muchas veces también quiero que me acune el viento, siempre el viento...tu musica de hoy invita al relax total y a dejarse mecer por el viento.
Un abrazo grande Maribel, preciosa entrada.

Chousa da Alcandra dijo...

Seguiremos observando as nubes que fai e desfai o vento, mentras nos deixamos acariñar polo canto dos paxariños que deteñen o tempo para fixar as lembranzas...
Bicos ledos.

(Permíteme a licenza de escribir aquí en galego neste mas das Letras, que precisamente este ano adicamos á cacereña María Victoria Moreno que se namorou do galego apaixoadamente)

Ginebra dijo...

Licencia permitida, eso es pluralidad y, por tanto, riqueza cultural. El galego es un idioma suave, sonoro, musical y es fácil enamorarse de él. En cuanto a Romeo, decir que sus padres eligieron un nombre muy adecuado para él:). Besos para todos y todas. Feliz tarde-noche

La utopía de Irma dijo...

¡Qué tejados más bonitos hay en tu barrio! y además nada menos que Romeo se encarga de colocar bien las tejas para que las goteras no vayan ganando la batalla al tiempo y la musiquita que has elegido, por favorr, dan ganas de ir a tu barrio para ayudar a retejar, por cierto nunca había tocado una teja y hace unos años me tocó ayudar a retejar nuestro palomar y aun creo que tengo alguna agujeta en las pestañas.

¡Qué post más bonito!

Besines utópicos, Irma.-

ñOCO Le bOLO dijo...

·.
Deliciosa el aria inicial que aporte el punto justo de tristeza a la primera parte del post.
Y de remate, Yusuf Cat Stevens. Genial.
Me encantan las nubes lenticulares, que aquí forma el viento sur (efecto Foehn). Su forma de lenteja es lo primero que distinguimos. Son menos propicias para otros encuentros (pareidolia), a los que todos hemos jugado.
Romeo tiene que alcanzar su sueño. Ojalá.

Un beso Maribel. Un buen post.

La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado
·

virgi dijo...

Una preciosidad. Como todo lo que nos traes, Ginebra, un abrazo.